Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
blanco, tirando a crudo; se abrocha con un botón dorado, tiene grandes bolsillos y, en la espalda, numerosas tiras, colocadas verttcaíaiente. E! encaje de Irlanda, ese pobre abandonado, lo emplea ahora la Casa B r u yére; con él se adorna un vestido azul rnarino, en forma de cuello irregular los guantes del mismo tienen un volante fruncido, que cae sobre la muñeca. Las mangas son diferentes aquí; las hay largas, medio- cortas y cortas. Algunos abrigos ostentan una novedad, consistente en un trozo de tela pegado a la bocamanga; parece una pelerina en la parte superior, que se convierte, en manga en. l a inferior. L o s r. in turones se ven de diversos anchos; de tonos, todos los azules, el marrón, cáñamo y blanco. E n t r e los modelos; de noche anoto Polo. de muselina de seda muy armada, con lunares blancos sobre fondo marino, cuya graciosa amplitud recuerda al traje de estilo, sin serlo realmente. Evanlail, maravillosa creación, de crespón muy doble, pesado y de asombrosa caída, recto por delante, mientras que por detrás se engalana con i n finitos volantes plegados. L o s abrigos cortos de noche suelen ser de lames metálicos. Terminaré este estudio con Tandresse, bonito vestido de raso rutilante rosa pálido, cuya banda de terciopelo esmeralda rodea el talle, se anuda detrás, haciendo enorme lazo de caídas hasta el suelo. Así será el verano de Bruyére. N a d a más estival que la colección de Pássy 10- 17, que llama al sol. dé un extremo al otro. H e aquí sus trajes de baño y de playa, de tonos juveniles: uno es de lana verde brillante, animado con el color ladrillo del capuchón más bonito que ustedes pueden i m a g i n a r otro, género pyjama, tiene un corte de pantalón original, con dos bandas postizas, cortadas en tela estampada, blanca y violeta. Después se presenta un encantador abrigo en lana gruesa, blanca, de corte asombroso, con líneas irregulares, conjunto de un solo color o de tonos opuestos; un vestido precioso de tela ligera, con d i bujo escocés, se distancia y vuelve a encontrarse. U n abrigo de mangas raras, hechas con bandas colocadas unas sobre otras; una serie de vestiditos, que tienen en la parte alta y en el canesú calados bastante anchos; la presentación de bufandas merece que se bable de ellas: se ven muy chiquitas, anudadas al cuello bajo una oreja, hechas a punto con lanas de diferentes colores; luego las que parecen u n gran collar sobre el vestido, o bien pasan a través de un verdadero laberinto de ojales; en fin, otras rodean la garganta y desaparecen bajo el c i n turón de una chaqueta de armiño de verano. L a s telas empleadas son un encanto de buen gusto y de novedad, tanto las lisas como las estampadas con dibujos grandes y menudos. L o s vestidos de noche tienen una línea sí ductora; los más notables son de georgette neg o, muy sobrios, fáciles. de llevar... Después vienen los de tules obscuros y los de rasos brillantes, blanco, negro y malva rosado. L o s abrigos de noche, cortos o largos, son, en general, de tejidos metálicos, gran novedad de la estación. N o terminaré sin subrayar que a esta colección de Passy 10- 17 se agregan collares de piedras y metales, cuya extraña belleza une a! estilo africano el modernismo más refinado. TERESA CLEMENCEA Ü TELA ESTAMPADA CON A D O R N O S ROJOS. M O D E LO PASSY IO- 17
 // Cambio Nodo4-Sevilla