Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NATACIÓN A L H A B L A C O N E L CAMPEÓN MUNDIAL D E NATACIÓN, J O H N N Y W E I S M U L L E R yiaje. -Podría titularse este retazo prosaico con una sola p a l a b r a s í n t e s i s del último viaje a P a r í s Sprint. Todo ha sido en este traspapelar de montañas, ferrocarriles, automóviles, edificios g i gantescos- -otros grandiosamente chatos- un constante y sobresaltado sprint, que llevaba prendido siempre, en su ultima zancada, una nueva sugerencia. Getafe y revoluciones de hélice. Ritmo y parábola, ofrecidos por l a tierra al espacio. Planos que corta l a ventanilla- -mi ventanilla- -del aparato. Alfombra nueva de aeródromo. Coche de turismo hasta el Hotel París. ¡París! ¡París! ¡París! Encuentro. -En una esquina de l a plaza de la Opera, un antiguo amigo, todo l o antiguo que me permite mi jeunesse. Jeunesse, n est ce pas, mon ami? U n periodista sportivo de Francia ¡i ¡A U o n! f Y un apretón de manos. A l lado del concierto de la Opera, y entre el concierto de los Olaxons, la charla al segundo, charla en sprint como el viaje, espero á un taxis, pero el taxi no llega. Llegan hasta mí las sugestiones de l a charla nada más. Hablamos de Weismuller. Siempre he sido un admirador tíe Jhon y m i cámarada francés l o sabe. -El otro día una exhibición magnífica en Tourelles. j- ¡L o que daría por haberla visto! i -tSí. Después, unas palabras de Jhonny ante el micrófono del Mqvietone. a- ¿Sobre... Natación. -Con el albornoz sobre los hombros, goteando todavía, recién salido d e l a piscina. Con una sonrisa sobre ú- surmenage. Y hablaba Weismuller. -C ó m o puede flotar el cuerpo s i n defecto. Control de l a respiración. Demostración pulmonar. Respiración ñasal- con expiración bucal. H a y que saber regular la respiración dentro del agua. E l ritmo es m á s fuerte que en l a tierra. Habitualmente el diagrama respiratorio trabaja de manera automática. Pero en el agua es otra cosa: l a situación resulta anormal. E s preciso un esfuerzo dé voluntad que consiga regularizar en una tensión de nervios superior el ritmo respiratorio. (Nociones, ideas elementales, detalles sueltos de una gran concepción de s u deporte. Weismuller, volcaba, en unos minutos ideas y más ideas, notas para cualquier carnet de piscina. -N o se pueden derrochar respiraciones. Son muy preciosas al nadar. H a y que expulsarlas con un cuentagotas que no falle nunca. Control del esfuerzo. -Weismuller, además de u n atleta, es un matemático del sport. Adiós. -Mi camarada es tan admirador de Weismuller como yo. Recuerda, punto por punto, su actitud ante el Movktone. Todos los fanáticos tienen buena memoria cuando se trata de sus ídolos. Se han aprendido de memoria los colores de sus calcetines, la manera de andar, el estilo en llevar la corbata, l a marca de los cigarrillos. L o que es en mí simple admiración se convierte en el caniarada francés en idolatría. Jphnny es para él todo el sport. N o va muy descaminado. S i la natación es uno de los deportes m á s completos y m á s saludables, si la piscina tiene ya en sí una cosa de. alegría y optimismo, si él uniforme del nadador habla de purezas olímpicas, y Jhonny es el- as del crawl y la espalda, el fanatismo se justifica y se ensancha. -Adiós, caniarada. Estos minutos me han servido para unas cuartillas. L a s lanzaré al llegar a Madrid. -Oh, no. ¡Non diel! Je ne sais rien... Y me hacía así con la mano... Film. -Weismuller habló ante el micrófono y en el Noticiario reparte ya por las salas de cinema de todo el orbe civilizado sus enseñanzas y su estilo. N o será l a última vez que el espectador vea a Weismuller en el film internacional. A h í viene Tarzan. L a odisea de Tarzan la ha plasmado Weismuller. Jhonay es lo m á s parecido- -humanamente- -al matahí de Tabú. U n atleta perfecto. Joven, alto, bien musculado, ágil, con facciones fuerte s, pómulos salientes. Weismuller y el indígena polinesico se darán ahora la mano eñ lá pantalla del mundo. Se ha torcido el timón. Weismuller enseña a nadar a las girls de la pantalla. Malo. Malo... (Y a está el avión en Getafe. Vuelve conmigo... Y con unas cuartillas de Weismuller, ¡p e r d ó n! Que un viaje es un viaje con todas las consecuencias del niareo. Y el sprint esta vez. D a gracias al sprint, lector) -L. Méndez Domínguez. jugada, logrando un ensayo, transformada por Sancho. Sigue jugando muy bien M o rayta, que lanza un puntapié a seguir muy oportuno. Termina el tiempo con seis los franceses por cinco los españoles. A l empezar el segundo, el dominio de los azules es continuo, consiguiendo otros dos ensayos, uno de ellos transformado. Se retira lesionado Masoni, y al poco Simón, que son substituidos por Palacios y Soler. Y a faltando poco para terminar hay una reacción española, que crea varias- situaciones de verdadero peligro, estando a punto de marcar en dos de ellas Palacios y Morayta, quie- nes son bien placados a pocos metros de la meta, lo que evita los ensayos. Últimamente logra un ensayo en magnífica, jugada Juanes, terminando el encuentro. E l mejor hombre francés fué el medio Deemlee, que contribuyó muy directamente al triunfo; el tres cuartos ala derecha, muy bueno también. Profundizó mucho los ataques, y cambiando con el. pie con gran facilidad. L a s terceras líneas muy buena. De los españoles el mejor Roquelause, u n medio de apertura de gran clase; de los delanteros, Morayta y Deu, y de los tres cuartos, Vázquez, que defendió muy bien. El que estuvo muy deficiente e inseguro fué el zaguero. Falló bastantes balones y no se empleó placando. Arbitró muy bien el catalán Baltasar. Los equipos tuvieron lá siguiente alineación Selección francesa. -Delanteros: Milloí (taloneador) Purgues, Duvoe, Pingón, Gausens, Cirad, G é r m a medios: Melee, B o r f i l de apertura, P r á x e d e tres cuartos, Laurniere, Etievant, Pantier, M a s zaguero, Po- Uier. Selección española: Deu, L a r r a ñ a g a G a n cedo, Farsera, M o r a y t a Masoni, Jaime, Pmgdeval (delanteros) Ros (medio da melés) y Roquelause (medio de apertura) Vázquez, Juanes, Simón, San Miguel (trescuartos) Sancho (zaguero) RUGBY Selección francesa (Comité M a rruecos) 14; selección española, 8 Madrid 17, i madrugada. U n a concurrencia tan extraordinaria como no hubiéramos sospechado asistió ayer al Stadium a presenciar el encuentro entre las selecciones francesa y española. E l deporte ya entrando a pasos agigantados en la afición y ya el público sigue Con creciente interés el desarrollo de los partidos, interpreta las jugadas y v a conociendo a la perfección el juego. Y ayer bien claro quedo esto, viendo a la grai masa del público aplaudiendo cuantas buenas jugadas- se realizaban y mostrando cierta reserva en los momentos de decaimiento del juego. L a tribuna de honor fué ocupada por el presidente de la República, el presidente del Consejo de ministros, el S r Sánchez Guerra v l o s ministros de Hacienda e Instrucción Pública y el embajador de Francia. Presentáronse los equipos en el campó, que fueron acogidos con grandes aplausos, y previo el cambio de ramos de flores dio- comienzo el juego, que durante un. buen rato estuvo indeciso, en cuanto a dominio, con alguna superioridad en los delanteros rojos (españoles) que pasa a poco a los contrarios. Más eficaz es el juego de los tres cuartos franceses, lanzándose al ataque a toda velocidad; de los españoles destaca el medio de apertura, Roquelause, que inicia ataques preciosos, llegando él solo hasta muy creca de la mera contraria, malográndose el avance por no ser seguido por sus tres cuartos y por ello sin tener a. su lado a quien hacer el pase. E l tres cuartos izquierda francés realiza un gran avance, salvando a la defensa roja, que termina con n n ensayo. Y al poco rato vuelve a repetir la jugada completa, con el consiguiente fallo de nuestpa defensa, a pesar de una valentísima intervención de V á z quez, que cruzó, para intentar evitarlo, el campo. Morayta realiza una brillantísima FÚTBOL El encuentro amistoso entre el d e Bilbao, y el MaAthletic drid F C Madrid 17. E l p a r t i d o de esta tarde es hoy el mejor que. puede organizarse en la Península. Las lesiones y las bajas que afectan casi por igual a uno y otro equipo equilibran m á s si cabe las fuerzas; porque lo que sería desventaja athlética está compensada por l a inclusión de Cilaurren en la línea de medios. No hay que temer que el tono amistoso de. 1 a lucha reste interés y emoción a l a pe- lea. Los rivales llevan debajo de las camisetas entusiasmos suficientes para buscar en el encuentro decisivo de hoy el título delegítimo vencedor de l a L i g a que es, en realidad, el premio que, van. a disputarse; y el público, que sabe- perfectamente a qué atenerse, respecto á los bríos y á l a calidad del fútbol bilbaíno, aplaudirá sin reservas al Athletic, que es. el conjunto que- -con el Madrid- -se disputa la supremacía futbolísica nacional. Veamos hoy para quién es. Los equipos se alinearán seguramente del siguiente, modo: Athletic: Blasco; Castellanos, Urquizu; Cilaurren, Muguerza, P e t r e ñ a s Laf uente, Iraragorri, Bata, Chirri. y Gorostiza. M a d r i d Z a m o r a Ciríaco, QumcocesJ Gurruchaga, Prats, L e ó n Eugenio, Regueiro. Olivares, H i l a r i o y. Olaso. E l encuentro sera probablemente arbitra do por Canga- Arguelles.