Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Fl asesinato de un guardia nocturno en Vitoria ha provocado allí una reacción contra los elementos sindicalistas. Dicho guardia- -Fidel Pereá Pére de veintiocho años- -fué muerto cuando ayudaba a unos com- bañeros suyos a llevar al Gobierno civil a un detenido con motivo de los alborotos. He aquí (x) el lugar donde cayó muerto de un balazo. Vitoria ha acordado, costear el entierro y los funerales del sereno asesinado y- conceder- a la viuda trnl pesetas y el sueldo integro, ex- tensivo a la hija hasta que tome estado, (Fotos Cejermo. los gangs o bandas que tienen dividido el Y entre los italianos de los gangs hay mupaís y se tienen repartido, sobre todo, Nuechísimo calabrés, napolitano, siciliano; es va Y o r k A l Capone es el pontífice máxidecir, meridional. mo de esas organizaciones, y, sin embarE n estos tiempos de depresión económica go, he oído decir a un americano que A l el negocio mejor de los Estados Unidos es Capone era un testaferro de alguien, perfecel contrabando de alcohol; no solamente contamente desconocido, pero muy poderoso, trabando de alcohol llegado de fuera, sino que estaba a la cabeza de todas esas orgael alcohol fabricado en los Estados Unidos, nizaciones tenebrosas. pues desde la prohibición se fabrica aquí alcohol y vinos de todas clases en gran -can. Los gongs, con sus jefes, se reparten los tidad. distritos para proveerlos de alcohol, y nadie de un gang contrario puede atreverse a P o r eso, los gangs son los dueños de trabajar en otro distrito que no sea el este país Tienen aterrorizados a todos. suyo. Sin embargo, la fiebre del dinero lleva Cuando la Policía pone la mano sobre un a individuos de un gang a irrumpir los disgángster, ya se sabe que el agente que contritos de otros gongs. Y ésa es la causa prinsiga arrestarlo ha firmado con aquel acto cipal de los crimen- es que, como una cadena, su sentencia de muerte. Poco tiempo desse realizan constantemente. pués aparece cadáver. Hay en toda esa v i d a u n humorismo tráY ahora vamos a explicar la última muergico, siniestro. P o r ejemplo, cuando ¡un te d- e; un gángster. H a ocurrido hoy; esta miembro de un 7 a 7 sorprende a otro de otro mañana. Los periódicos, explican los deta. gang en su distrito, le dice, con un humolles del crimen. rismo feroz: Vincen- t Coll era un hombre de veintitrés- -N o vengas por aquí; creo que estos aiaños. Estaba al frente de un gang. Aprendió res no te van a sentar bien. el manejo de los gangs con la banda de Ar- Y el aludido responde: thur Flegenheimer, conocido por Dutch- -Pues mira ¡qué casualidad! M i médi- Se independizó y comenzó a traco me ha recomendado precisamente este bajar por su cuenta. Pronto adquirió noclima. toriedad y dinero. S u gang se desarrolló en- T c ha recomendado también el ploel ambiente de sangre que los gangs, han de mo? -le pregunta fatídicamente el gángsdesarrollarse para imponerse. Murieron vater. rias personas. L a Policía le arrestó. N o -S í pero no para mí. sino para mis amipudo probársele su crimen. Se le puso en gos. Por eso siempre llevo, a prevención, libertad. Se casó. P o r un lado la Policía y por algunas libras de él. otro la banda de Scludís le persiguieron. Hubo Y la tragedia surge. Uno de los dos mata muertes de miembros de las dos bandas. P o r al otro. Entonces los del gang del muerto último, comprendiendo Schulta que su antisentencian a muerte al matador. Pocos días guo discípulo era un rival temible, puso después se mata al matador. Y así sucesiprecio a su vida. Y ofreció por él 50.000 vamente. Es la maffia famosa de Italia. Y dólares. Hace pocos días, en una casa donprobablemente viene de Italia el origen. E n de se supuso que estaba escondido Coll, se. tre los gángster ¡hay m- uqhislmos- italianos. mataron a tres personas por equivocación Y esta mañana estaba Coll, solo, telefoneando en una droguería de la calle West, 23, y un automóvil se detuvo junto a la puerta. De él bajaron tres hombres; dos se quedaron en la puerta, de guardia E l otro entró en la droguería con un revólver- ametralladora en la mano. Había en la droguería algunas personas. E l hombre de la ametralladora exclamó, con gran serenidad: -Keep cool nozv... (Es decir: A h o r a tranquilos. Y se dirigió a la cabina telefónica, donde Coll estaba telefoneando Allí, con l a mayor serenidad, disparó diez tiros de su ametralladora, y cuando vio que Coll se desplomaba, muerto, salió tranquilamente Ge la droguería; montó en el automóvil que le esperaba y se alejó. U n policía le siguió hasta una encrucijada de calles, por la que el automóvil del gángster desapareció. Y nada más. L a esposa de Coll fué avisada telefónicamente de que a su marido le habían matado eu la droguería de la calle 23. Allá fué llorando. L a Policía trabaja para esclarecer el hecho. Pero el hecho no necesita aclaración. Está bien claro. Los de la banda de para ganarse los co ooo dólares- ofrecidos por la vida de Coll, lo han matado. Pero, ¿quién... Eso no se sabrá. N o podrá probarse nunca. Y éste, como todos los crímenes de los gángster, quedara impune; porque los gángster operan sabiendo que nadie se atreverá a denunciarlos porque quien los denun cia firma, con la denuncia, su sentencia de muerte Y ahora ya saben ustedes lo que significa la primera frase de esta crónica. ¡H a n matado a Vinc- ent C o l l! ADELARDO F E R N A N D E Z ARIAS-
 // Cambio Nodo4-Sevilla