Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 19 DE ABRIL D E 1932; N U M E R O S U E L T O 10 C E N T S DIARIO DO. S 3 M O ILUSTRAVI G E OCTAVO AÑO N U M E R O 9. 2 3 REDACCIÓN: PRADO D E SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES g. ANUNCIOS, MUÑOZ OLIVE, CERCANA A TETXJAK, SEVILLA EL ESTATUTO Y. E L CATA- LÁN MUTISMO D E LOS PARTIDOS E l Sr. Maciá se ha negado a recibir a los periodistas que pretendían interrogarle a propósito de la reunión habida por los parlamentarios catalánes para tratar devlos debates sobre el Estatuto. N o tenía que declinada el S r Maciá, o temió decir demasiado. De todas suertes, puede; rescindirse de ese surtidor informativo, porque hay suficientes rendijas para gue se trasluzca e l resultado del cónclave, en el cual ha sido. imposible, por el momento al menos, alcanzar una coincidencia bastante sólida para que pueda resistir a los incidentes de la controversia. L a aspiración del S r Maciá podría representarse por una envoltura impermeable q, ue cubriese intransigentemente su Estatuto np elque ha tomado hechura, en el dictamen sino aquel otro cuya profusa complejidad llevó a él a la aprobación del plebiscito teatral, mediante un voto incondicional y monosilábico. ¿Cuántos y quiénes son los parlamentarios de Cataluña, que comparten ese exclusivismo? Desde luego, los menos, puesto que los más- -esto no es un secreto- -admiten el dictamen de la Comisión parlamentaria como base para contender. P o r ese lado, pues, el Sr. Maciá quedaria desautorizado si persistiera, públicamente al menos, en sü contumacia, por mucho que procurase atizar bajo cuerda l a fogarata de los separatistas exaltados y por muchos micrófonos con que aumentase el estrépito infecundo de semejante fobia. Pero no hay que hacerse tampoco grandes ilusiones en cuanto a los otros elementos que, en relación comparativa con el grupo Maciá, aparecen como, m á s templados. E n definitiva, t r á t a s e simplemente de un aspecto formal. Puramente de superficie y de semblante. L a entraña viene a ser la misma. Porque al cabo se suman unos- y otros en el empeño de dotar a la región de atributos, potencias, facultades. y signos de soberanía, que la convierten en Estado. Y por supuesto, coinciden en la exigencia de las tributaciones, el Notariado, la Justicia, la Enseñanza. Las normas legislativas para los pleitos de. patrono y obrero han de ser el eje de forcejeo. M á s en el problema capital de las contribuciones, es que ni se quiere admitir la necesidad de forcejear. De. ahí la importancia que ha de señalarse a la conferencia del señor Carncr con el avi. A decir verdad, no encontramos una explicación que nos satisfaga en cuanto esa conferencia que han cuidado de subrayar la Prensa y les corresponsales adictos a. la Generalitat. Sin duda, el ministro de H a cienda, factor calificado en la elaboración del anteproyecto, tendrá formado un criterio El fiscal de la República y el diE n este pleito del. Estatuto catalán obserrector de Seguridad, en Buenavamos una línea de conducta oficial, que creemos completamente equivocada. N o pavista rece sino que se considera que el silencio, el Madrid 18, 6 tarde. H o y se celebró C o n sigilo, el ir como de puntillas, ha de facisejo en el palacio de Buenavista, comenzando a las once y media y terminando a las litar un desenlace aceptable. A las estridendos y media de la tarde. cias, provocaciones y desplantes continuos E l motivo de haberse celebrado hoy en l u del Sr. Maciá durante estos meses no se ha gar de m a ñ a n a es el de tener que ausentaropuesto ni una repulsa, ni una respuesta. Se se esta noche d é M a d r i d el Sr. Zulueta, que, supone, erróneamente, que apartando los como es sabido, marcha a Ginebra para asistir a las sesiones de la Conferencia del Desojos y cerrando los oídos no hay chispazos, no hay gritos. O que dejando abierta l a val- arme, y permanecerá fuera de M a d r i d ocho o diez días. vula- irá bajando la tensión, de la caldera Durante el Consejo entró en el palacio de ruidosa; cuando acontece, y está bien a l a Buenavista e í fiscal- general de la República vista, todo lo contrario. y el director general de Seguridad. E l p r i mero, según manifestó el Sr. Albornoz a l a E n ese método de mutismo participan, por salida del Consejo, fué a entregarle algunos igual, todos los partidos de la situación. E n expedientes que. había pedido el propio semítines, en artículos y en comentarios, se sañor Albornoz, y el Sr. Menéndez fué al m i le del paso con frases hechas, con locuciones nisterio de la Guerra para asuntos particulares. que el abuso ha desgastado en pocos meses. Como aquella de l a comprensión Nadie Nota oficiosa quiere soltar prenda y venimos al caso, tan E l ministro de Agricultura facilitó a la consabido, de concertar una transacción. sin salida del Consejo l a siguiente nota ofila prudencia de anticiparnos a fijar el límiciosa: te del gasto, bajo la formulilla de no reñiPresidencia. Decreto reorganizando los remos en el precio que permite luego cruservicios de Estadística. Guerra. Varios expedientes y decretos de cificarnos en la factura. personal. L a decantada disciplina de la mayoría parJusticia. Decretos de personal lamentaria, cuyo mecanismo exagerado reInstrucción Pública. Decreto creando el Instituto Nacional de Segunda Enseñanza en prochan severamente periódicos y hombres Orihuela, de conformidad con el dictamen do la situación, han puesto una barrera endel Consejo de Instrucción Pública. tre los dirigentes y las masas de los parti Expediente para que la Facultad de M e d i dos. N o sólo a cuantos vivimos fuera y iejos cina de Valencia realice obras de ampliación de éstos, pero también a sus propios correen la sala de operaciones y otro resolviendo afirmativamente el expediente de adquisición ligionarios se les prohibe conocer o pregunde- algunos objetos de arte. tar. Es posible que también a los Comités. Marina. Expediente de concesión de l a A las masas, repetimos, inapelablemente. N i medalla de Sufrimientos por l a Patria al en asambleas, ni en mítines, ni en Juntas, ni cabo de Aeronáutica Elíseo Matos. en momento alguno de contacto democrático Decreto concediendo la gran cruz del M é rito Naval, con distintivo blanco, al contralse ha dicho todavía concretamente sobre las mirante de- la. M a r i n a francesa comandante bases del dictamen, qué dirá y qué votará de la p uiera división ligera, M r Jean cada. grupo de la mayoría o de los afectos; Francois Darían. a la mayoría. N o excluímos de la omisión a -Decreto concediendo, el pase a la situalos radicales, porque también el Sr. L é r r o u x ción de reserva, con el empleo de contralmiacogiéndose a la imprecisión y la vaguedad, rante honorario, al capitán de navio D R a apela al efugio con tropos y lirismos. Y a món, Sánchez Ferragut. Expediente de petición a las Cortes por estas horas- -tal. es la conclusión- cuando, el contramaestre de Aeronáutica D Salvaapenas faltan dos semanas para que las C o r- dor Bosch. tes oficialmente sepan lo que los catalanistas Notas de ampliación piden- -íbamos, a escribir exigen- -y decidan lo que se puede otorgar, no sabemos, no. sabe N o se creará la Escuela Libre de OdonEspaña, no sabe nadie, cuál será el pensatología miento y el designio de los partidos domiLeyó el ministro de Instrucción Pública nantes. Nos parece redundancia añadir que a sus compañeros el informe emitido por el ni los del Gobierno. Consejo de Lnstrucción Pública respecto a l a categórico en ese asunto. Y se nos ocurre preguntar si no fuera m á s lógico, supuesto que esa opinión hubiera de anticiparse a la publicidad del Parlamento, que l a conociésemos en M a d r i d antes que en Barcelona. E n Barcelona, por lo menos, en l a esfera directiva de la política catalanista, se sabe a estas horas esc criterio, que en recta presunción es el del Gobierno, mientras que lo ignoran todavía los partidos políticos, l a Prensa, la opinión de toda. España. E L C O N S E I O D E M I N 1 STROS D E A Y E R Tuvo carácter administrativo y ratificó las orientaciones que el señor Zulueta seguirá en Ginebra
 // Cambio Nodo4-Sevilla