Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA DE PARÍS (Dibujos de Carlos S. de Tejada. ¡ATENCIÓN, HE AQUÍ LA MODA! E N casa de- Moíyneux todo es gracia, ligereza, feminidad. Sus trajes sastre tienen un aire negligente, a pesar de su corte clásico. el tallé queda en su sitio, y la línea es más seductora, por respetar las proporciones naturales. Las faldas de día son una pizca más cortas que las de la última colección, y todas muy amplias, sin ceñirse a las caderas, aunque las dibujan bajo la tela. Una bonita serie de vestidos dé lana tienen túnicas o sweaters de tela igual a la de la falda y a la del gabán tres cuartos; un detalle de lencería, de piqué; un adorno de metal y un cinturón muy moderno bastan para dar chic y distinción a esos conjuntos. L a falda tiene cortes originales, Meses y pliegues, ocultando la parte superior bajo la blusa larga, que suele ser recta o abierta por ambos costados. U n detalle interesante ofrecen siempre los abrigos tres cuartos; carecen de pieles y triunfa la sencillez en. toda. la línea. Es bonita la idea de poner en un conjunto verde enea i e del mismo color, en forma de chorrera y al borde de la falda. Muy personales son los trajes de noche; más cortos delante que detrás y abiertos de modo que al andar se ve el fondo, de idéntica tela a la del. vestido, pero un poquito más corto que aquél. Cuando tienen cola, en general son puntiagudas; los escotes, moderados delante, son algunas veces totalmente altos por la espalda, descubriendo nada más que los hombros. E l encaje, casi siempre fino, combinado con muselina de seda; el raso rosa TRAJE D E MAÑANA, D E LANA BEIG E CHALECO V E R D E PÁLIDO; B O TONES D E ACERO. E C H A R P E D E LEOPARDO, ENTRANDO E N LOS BOLSILLOS. (MODELO MIRANDE)
 // Cambio Nodo4-Sevilla