Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 3 DE MAYO DE 1932. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 41. Del hecho se dio conocimiento al Juzgado de guardia, que dispuso el ingreso en la cárcel de Miguel Ríos, dada la gravedad de las lesiones sufridas por Prieto. Dos hombres gravemente heridos en riña E n una taberna de la barriada de Amate se encontraban el domingo unos hombres discutiendo, cuando uno de ellos medió con el fin de apaciguar los ánimos, cosa que no pudo lograr, antes bien, resultó herido de importancia en la colisión que se produjo. Los heridos fueron: Román Serrano Barrios, de treinta y siete años, que habita en la calle 12, número 11, de l a barriada, resultó con una herida i n cisa en la región glútea izquierda, penetrante en la cavidad. Pronóstico grave. Este lesionado, después de ser asistido en la casa de socorro del Prado de San Sebastián, pasó al Hospital. Valentín Gordillo Pastor, natural de Z a fra, de treinta y cinco años, que, al mediar en la discusión, resultó con una. herida por arma blanca en el abdomen, penetrante en la cavidad, y con salidas de las asas intestinales. Pronóstico grave. Este herido pasó al Equipo Quirúrgico, donde fué operado por los doctores Pera y Díaz Tenorio, auxiliados por los alumnos, internos Vélez Santander y Pujol. Después de operado el herido quedó instalado en el Equipo. D e l suceso del falso curandero D Juan Valenzuela Mostazo, practicante en Medicina y Cirujía, nos ruega que aclaremos que n i él, n i su hermano Pedro, de igual profesión, tienen nada que ver con el sujeto detenido por timo como falso curandero, también apellidado Valenzuela. INFORMACIONES Y NOTICIAS TAURINAS E n M a d r i d L a triste y amarga sonrisa de Rayito. T o r o s en Bilbao. E n otras plazas. Novilladas. EN MADRID reses jugadas en tercero y último puestos, y con el estoque estuvo muy bien. Despenó su primer enemigo de media estocada; el quinto de la fiesta, que fué el que se partió el cuerno de una estocada, sin dar un solo pase, lo que se le aplaudió en justicia, y el sexto, con el que realizó una faena valiente y artística, de un estoconazo superior. Se concedió al diestro la oreja y se le sacó del circo en hombros. U n éxito. De todos modos en el público quedaba únicamente el recuerdo de la triste y amarga sonrisa de R a y i t o -E P. Parte facultativo, -Durante la lidia del segundo toro ingresó en la enfermería el diestro Manuel del Pozo (Rayito) con una he. rida por asta de toro, en Ja cara interna, tercio superior, del muslo derecho, de diez centímetros de extensión, que alcanza el peroné, y otra ascendente, envainada, en los músculos abductores del muslo. Lesión de oronóstico grave. EN BILBAO L a triste y amarga sonrisa de R a yito En Ja provincia Arrollado y muerto por el tren E l jefe de la estación férrea de Cantillana comunica al gobernador civil que en el paso a nivel 542- 500, el tren expreso descendente de Madrid arrolló y destrozó a un hombre, cuyo cadáver no ha sido identificado. N o t i c i a s cliversas Relojes. Mayor surtido, mitad valor, garantizados. Félix Pozo. Q Donnell, 4, y V e lázquez, 13, Sevilla. Compra. Cambio. Venta. Félix Pozo. P Donnell, 4, y, Velázquez, 13. Sevilla. Mantones bordados. Liquido. Félix Pozo. Alhajas mitad valor, garantizadas, gran surtido. Félix Pozo, P Donnell, 4, y Velázquez, 13, Sevilla. E l Colegio Oficial de Matronas de la Provincia de Sevilla celebrará sesión ordinaria de Junta general, en segunda citación, esta tardey a las siete, en su domicilio social. H o y a las seis, tendrá lugar la quinta coriferencia a cargo del doctor Cañadas Bueno. L a Compañía de Maderas (Madrid, A r gumosa, 14; teléfono 74653, almacenes, y 72840, oficinas) Santander, Bilbao, Gijón; San Juan de Nieva, Aviles, Pasajes, A l i cante, Huelva, Murcia. Regalos prácticos. V e d Plata Meneses. Plaza Canalejas, 4, M a d r i d Sierpes, 8, SeviSa. Elegantes mo delos en sostenes, fajas v corsés. L Baylín. Serrano, 4 teléfono 51404. E l valiente espada sevillano Manuel del Pozo (Rayito) estará dolorosamente convencido de que la ingratitud y la desconsidera cióri son plantas que florecen de continuo a lo largo del camino de la desgracia. De nada sirvió al excelente artista su labor del año pasado, la tarde del 12 de julio, lidiando en la plaza madrileña reses de Pallares, con las que logró un éxito tan grande que salió del coso en hombros, ya que no volvió a figurar en ningún cartel de esta capital, dándose además el hecho inconcebible de que al confeccionarse el presente abono, en el que no faltó el nombre de ninguna medianía, se dejase el suyo fuera de combate. S i n embargo, en la barata corrida del domingo apareció Rayito en unión de Carnicerito de Méjico, con reses de Bernaldo de Quirós. Y el sevillano salió esa tarde por la cornada, convencido de que sólo un éxito, por grande Seis toros del conde de la C o r t e que fuese, no había de servirle para nada. Ortega, C o r r o c h a n o y E l E s t u Mostró su afán de llamar la atención del público en el bicho que abrió plaza, en el diante que realizó un quite artístico y valiente que Bilbaq 2, 3 tarde. Escasamente con mese ovacionó. Pisó la arena el segundo toro, grande y gordo, y con mucha leña, y Rayito dia entrada, como preveíamos, a consecuen lo lanceó imponentemente, entre olés, bra- cia de muchas cosas lamentables que han redundado más lamentablemente todavía en vos y palmas sin cuento. Por faroles hizo el perjuicio de los Asilos de Bilbao, se celebró primer quite y al dar el tercer lance, brutalayer, domingo la primera corrida de la Hamente apretado, fué prendido y derribado, mada Feria chiquita. Se vieron tres toros pasando a la enfermería entre una ovación bravísimos, suaves, de preciosa lámina. Se clamorosa y entusiasta, que el muchacho aplaudió una faena inteligente, por adecúa, agradeció sonriendo, triste y amargamente, desde los brazos de las asistencias. H a to- da, de Ortega, a un corniveleto peligroso del conde de la Corte, el. cuarto, con eí que mado una cornada grave, que era, sin duda, tuvo el de Borox que hacerse a fuerza de lo que buscaba, y mientras dure la curación lidia rabiosa sobre las piernas, que tanto de la misma sentirá aletear en su pecho la gusta a los verdaderos aficionados. Se vio a esperanza de otra corrida en Madrid. Quién Corrochano tirar del segundo con la izquiersabe si logrará su empeño! Y o me permito da, por naturales, sin engaño y con ganas reiterarle que en el camino de la desgracia de agradar. Se saboreó unos lances suavísisólo florecen las plantas de la ingratitud y mos del Estudiante, que causó una excelente de la desconsideración, aunque deseo que impresión en Bilbao, acaso simplemente por halle una flor, la del triunfo, pero. que no esa manera de bajar la mano con el toreo sea una amapola, como la que encontró el de capa que el público le descubrió, y se domingo, tan roja, tan roja, que parecía aplaudieron con calor y prolongadamente empapada en la sangre que el torero sentía dos pares colosales, puestos por Orteguita escapar de su cuerpo cuando entre vítores al primer toro de Corrochano. y palmas lo llevaban a la enfermería, mienY sin embargo, el conjunto del espectácutras en sus labios se dibujada una triste y lo fué gris. E l público abría, la boca y nosamarga sonrisa... otros le acompañamos en el bostezó. Buena entrada hubo en la plaza, aunque E l primero, negro y muy bonito, perdió ño se llenó. De Bernaldo de Quirós se coel. cuerno por la cepa al derrotar en un burrrieron cinco toros grandes, gordos y de poSadero persiguiendo a Cástulo. M u y bravo der. E l que cerró plaza fué el más chico de el bicho, dio ocasión de lucimiento a Corrotodos, pero bravísimo y suave. E n quinto chano en. unas chicuelinas alegres que le pro puesto salió un bicho de Pacomio Marín, pino. Se le aplaudió en el arrastre, lo misque se retiró al corral por estar reparado mo que al segundo. de la vista. Se le sustituyó con otro de la Ortega inició la faena sobre. la derecha, misma divisa, que. fué también devuelto, l i con pases bajos, de pecho y altos, y iuego diándose al fin un tercero del ganadero c i cambió a la izquierda, toreando por alto e tado, chico y bravo, que se partió un cuerintentando el natural. A l matar creó una no por la cepa al tirar un derrote sobre el nueva suerte, o nos la descubrió a nosotros, estribo de la barrera. que la desconocíamos. Después de- cobrar Manolo Martínez, que sufrió un fuerte media estocada y dispuesto a entrar de nuevo se perfiló, tiró el estoque, y llegándose al varetazo, despachó tres toros con voluntad, bicho con la mano, empujó el pomo de la destacando su facilidad al manejar el acero. clavada, convirtiendo en una estocada la Su primer enemigo murió de media estomedia anterior. Se le aplaudió mucho. Luego cada en lo alto; el bicho que cogió a Rayito, se eternizó al descabellar y el público guarde tres pinchazos y una estocada habilidodo silencio. sa, y el cuarto de la tarde, dé media estocada y una entera, delauterilla. A l cuarto, el más descarado de cuernos, También Carnicerito de Méjico salió a la fue al que hizo la faena que recordamos sin plaza lleno de deseos de agradar. Banderilleó necesidad de notas. L o mató de una estocavoluntariosamente y con su arte peculiar las da caída y también se le aplaudió,
 // Cambio Nodo4-Sevilla