Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r i o es el de la esquerra. Después de atronarnos los oídos con las capacidades autonómicas de la Generalidad, la esquerra pretende que Soria, y Badajoz, y Zamora, y Álava le paguen su organización autonómica. S i n duda recordando la desdichadísima gestión de la Mancomunidad teme quedar a la intemperie a las primeras de cambio, y- -l o que ya sería doloroso- -dejar a Cataluña entrampada para años y años. P a r a evitarlo, la esquerra pide a. la H a cienda española que le ceda más ingresos de los que necesitaría para hacer frente a los servicios que el principio autonómico pondría en sus manos. Por ahora no vale la pena- de discutir si esc exceso representa tantos o cuantos millones o si llega o no llega al 40 por i c o de su importe, como alguien calcula; basta con que el exceso exista indiscutiblemente. Y que existe, lo reconoce la misma esquerra en el siguiente párrafo del informe de sus representantes: P o r lo tanto- -se lee en la columna primera de su página quinta- deducidos de los ingresos del primer grupo (los que el E s tado cedería a Cataluña) las bajas que se hacen por pagos a partícipes... dejan un promedio líquido anual ele 119.406.155,10 pesetas. Entre estos ingresos líquidos y los gastos que se traspasan a la Generalidad queda, pues, una diferencia en favor de aquéllos, que se promedia en 27.316.821,94 pesetas. Confesada paladinamente, y aun cifrada, la existencia del exceso en favor de los ingresos. -en un 22 por i c o nada menos de su importe- qué deberá pensarse de su correspondencia con la realidad! Y a tenemos a Periquito hecho fraile. Perdón si he herido los sentimientos laicistas de las gentes de la esquerra. Y a la tenemos convertida en máquina aspirante de esos 27.316.821,94 pesetas, que en su beneficio tributarán los españoles todos del resto de España, desde Vizcaya hasta Málaga, desde Badajoz hasta Valencia. ¿Y cómo justifican los hombres de la esquerra la atribución de ese exceso a la Generalidad? D e pronto los gigantes se vuelven pigmeos; la autodeterminación se esfuma como pesadilla de calenturiento; la conciencia de la personalidad se pierde. Se coge una bandeja y se pasa provincia por provincia. ¡Veintisiete millones trescientas dieciséis m i l ochocientas veintiuna pesetas con noventa y cuatro céntimos para organizar autonómicamente el gobierno de la Generalidad! P o r que una vez esa cantidad en manos de la esquerra la da aplicación en un dos por tres. Oigámosla entre gozosos e indignados: L a s consideraciones expuestas en el apartado anterior han inducido a los firmantes a una interpretación numérica, que, aun siendo deficiente, es la única que puede fundarse en una realidad. Se ha tomado, por una parte, el grupo de consignaciones del presupuesto de Estado, con las que se atiende a servicios que irradian su acción a Cataluña, sin causar gastos en ella. Ascienden en su totalidad a 51.044.436 pesetas, y siendo ¡a población de Cataluña el 11 por 100 de la población tota! de España, se ha tomado el 11 por 100 de aquel. a suma, y obtenido así una participación de 5.771. Ü 04 pesetas, que deben concederse a la Generalidad para que llene por su parle rl vacío que en su Hacienda habría de producir el no poder contar con una participación proporcionada en aquéllos que podríamos llamar gastos generales de los ser- vicios que se le traspasan. Existen, por otra parte, consignaciones que transitoriamente no se aplican en Cataluña. en la proporción requerida por el censo de población, y que se refieren a servicios que el Estatuto traspasa a la Generalidad. P a r a que todas estas consignaciones se aplicasen en un 11 por I Q O a Cataluña, debería añadirse a lo que actual- mente se dedica a ellas, al territorio del E s tatuto, la suma de 21.543. S 87 pesetas. Y como, sumadas ambas cifras, ¡oh, casualidad! dan sensiblemente por resultado el exceso de los ingresos cedidos sobre los gastos traspasados, la esquerra codicia su importe... ese importe del que no se conoce más que el mínimo señalado. E s decir, que la esquerra pretende una participación en los gastos generales del E s tado, y una valuación de los que representan los servicios, 110 por la necesidad de éstos, sino por la cuantía de población. Y al pretenderlo no intenta siquiera probar que el Estatuto, una vez concedido, rebajará en la proporción de la población los gastos generales del Estado; ni que los servicios dependan proporciouahnente de la población; ni que los que se transfieren a la Generalidad estén peor dotados que los análogos de las demás provincias de España; ni asegura que dentro de Cataluña la- base de población será criterio para la distribución de los servicios. L e sugestiona la cifra del exceso para quedarse simplemente con él. L e atrae, no la vida autárquica, con sus mayores esfuerzos y más amplios horizontes de bienestar, sino un seguro de superávit en una administración que tiene su precedente en la Mancomunidad. E n otras palabras: no busca el fuero, tino el huevo. N o la expansión de la personalidad catalana, sino el negosío, con la prosodia con que el ilustre Benavente puso el vocablo en labios del empresario de su inmortal La fuerza bruta. VÍCTOR PRADERA H as: a sus m e n a s di Quaker moldeado ¡Un delicioso postre para servir hoy en su mesa! (Jhc. Pág. 26) VARIADOS y económicos Ahora es sencillísimo adicionando Q U A K E R a todas las comidas D O M P A usted l a monotonía de los menús caseros y haga que éstos sean variados y económicos... E l librito de recetas Q u a k e r le evita la incómoda tarea de pensar qué h a de p o ner cada día para que sus comidas resulten apetitosas, v a riadas y s i n m u c h o gasto. C o n el empleo de Q u a k e r- -a d i c i o n a d o a las sopas, pescados, carnes, etc. las c o n d i c i o nes nutritivas de cualquiera de estos platos a u m e n t a n Rico en c a r b o h i d r a t o s y proteínas, Q u a k e r esta r e c o n o c i d o p o r las eminencias médicas c o m o u n a l i m e n t o de gran valor y fuerza. E l empleo de Q u a k e r se extiende cada vez más, entre las familias que conocen sus c o n diciones nutritivas y lo fácil de su digestión. Pruebe h o y m i s m o c o m p r e u n paquete y mándenos el c u pón adjunto para que le e n v i e mos gratis el librito de recetas culinarias Q u a k e r c o n t e n i e n d o 39 deliciosas maneras de preparar este magnífico alimentó. Q u a k e r se vende únicamente en ca as c o m o esta Apartado 847 Sírvase libro enviarme -Madrid gratis el nuevo Quaker. de exquisitas recetas Nombre Dirección Población ASIR