Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO 1I ÍÜSTRAD C AÑO 1 G E o ¡l c üt! Á v 6 MERO DIARIO ILUSTRADO. A Ñ l q E JiL M O CLl Á M; 0 10 C T S N U M E R O FUNDADO E L ii ¡D E fUNtO D E 1905 ¡P O R D T O R J t J A T O ILIUCA D E T E N A EL 1 A Í d l i Ó B I N i Ó VJOLlíljíTAD. Y RAZÓN- P O R E L D E C O R O I T o no creo que seaiáj ¿e p a- I N E N Í E ¡I. r a t i s í a s porque no hay razo: V i! D E L A C 3 UDAD i: S i u; na ¡reacción íde juventud ¡fuese n q c é s a r i a c i r l a ¡política, ¡hay ¡produzca bñ í a v o r deí jacobinismo! P l y M a r g á ü creía que l a voluntad del- -i p e S O ¡f, hombre se íuAda cn ¡la razón. ¡Debiera; fun sectario. I: í ¡i ¡i p ¡darse; no se ¡funda. P o r esc ¡basaba las ¡i O I J i en Le Jouma- l des ¡Soiji- palabras de un crítico de teatros, de nacionalidades en la voluntad, ¡lo que- estalos njiás autorizados y- cultos. N ¿i ¡ipa ¡qui ría bien si ésta se ajustase a la ¡razón. (Desiéramos censura- previa ¡para las obras ¡tea ¡i S i lajijfatiga coliidiada, inevitable en quien biera ajustarse; no se- ajusta. N o Se ajusta trates: y j ¿i h a s s e iiosi- oei rrÍríaj, eti noínbre jljeyá sobré sí. ¡el fjfcsp lé tantas pieoeupiacio ¡porque hay fazones que nublan l a razón. deiíuna í ls a. pudibuncleiz ¡io de ¡iun ¡á ¡iqtran ¡iíes y db tan ¡graf eá ¡des; ¡lonsabilidadcs, deja ¡En el pleito ce las; nacionalidades: entra la áig éncia iflcblógica inadnnsible, ¡que- se ¡disa! l iSji Ajzañá jelvagári íicjccsario ¡para l a mecutieran, U- pñioi i, p o r l o s encargados de ditbliónl dcsiiijLei c ada ¡es probable que ¡pase, ¡p r i n g u e de ids aranceles y de ¡los eríipleados. ¡Quien iza la bandera, nombra el í u n coiiceder ¿1- ipermi- So pará lla ¡representación, ai idlasícon ¡sú cp; ijcieíicia, ratos miiy jjnjarlas; tendencias o l a- nxbríipdad ¡de ¡un ¡libro go; TJai hoihibre ¡de ¡sil ¡probidad espiritual i cionano. M a d r i d designaba los emple ¡ados dramático. Péfo l a ¡crj- dftl del ¡esjíEctáculo, ¡no! pUejflé! admitirrlósj ¡elogios de sus ajdüla- j y Barcelona fijaba ¡el arancel. A h o r a quiere Barcelona ei arancel y los empleados. su ¡posibilidad ¡de ser público, eso. ¡d e b i e r a ¡jdo lrqs yM Jos aplausos! de una íhaybríaj que i ¡S i l a voluntad humana fuera Coniforme ñieiliiisc y! pesarse por JS. Dirección gene- ¡iio! e en ¡él ¡sino. ¡el fiador de su bienestar, ra tic Seguridad, p o í conducto dt. perso- ¡como l u ipecjida de sus éxitos de ¡go- ¡a- la razón Serviría para funüamentib del ¡derecho. Serían entonces verdaderas l a d o c- -i a sé ¡nsata- 4 -i íio hace 1 alta: más habibernante. ¡Es, ¡pues, ¡natural, que ¡el Sr. A a ¡trina- de los derechos del hombife yi la ¡de la íu. da a vciii teatro, que, ¡libre ¡de t b d á paña ¡padezca i los vjivos accesos dé contifarie- ¡autodeterminación ¡c c los pueblos. ¡Cc- hjo la ción p interés, pudiera- jiíievehírse: á tiemdatl qu e xperiméiitfi ¿1 ¡médico ja la cátieza ¡voluntad de Ibs hombres es i mpiura, hay que po contra; -el optimismo exagerado! de cier- dejujii enferlnb qüp ¡ni reacciona favorable ¡busdar. cn otra parte el fundamentó del dctos- directores de escena y l c o n t r á la! confianmente ja: i ¡iihguno dé sus métodos terapéuti- ¡recho. N o hay derecho sin función dice za excesiva! ¡que- en las aguantaderas de los cos. ¡Su cas es áM iríais desesperante: T o- pDuguit. Debiera decir. que no ¡hay! derecho espectadores: tienen ciertói empresarios. E s davía el ¡niécjico i ¡ptidlte! atribuir Su iimpo justo sin füríción encaminada al ¡biéiji coyerdaderamente. lameiitaíjl e el caso- dé a l al ¡agotamiento ¡defensivo del: organis ¡mún. Santo T o t n á s h a b í a l i j a d o pa; ra ¡sicmgunos teatros madrileños enh priinayera, mo que p reíeude salVar. A E s p a ñ a le ¡que ¡pre da razón ¡del bien común como fúnda ¡cuando algunas, temporadas oficiales nof puedan ¡gracias ja ¡Dios, ¡ei i ¡ér ias sufibicutesi para ¡mento deb derecho. ¡deii llegar al fin, y los dueños ¡o ajfreridataprepOjier- se! l i o que ¡ocjirre es qjie ¡el- Señor Ázaña, ¡pise 4. la ¡bátégoría de estadista que i L o que- legitima l a soberanía de- -ufi ¡pue- fiós los ceden á cualquiera, con tal dte seguir bobr ndo la renta. E l deseo dt no ¡perjijé l i a n adjudicado- prematuramente aquellos ¡blo es una misión ¡universal- que soló por ¡ella ¡pueda realizarse. Nada gana el rh ¡undo derá dinero vence en estos negóciaíitcs ¡toda ¡íefe; sus amigos que ¡confunden e ¡l tesón con tra hrquietüd- más noble y no piensan! para ¡íá ¡jlucidez, nd logra íeajiimar esas ¡energías con que Irlanda tenga- su Estado Eibre. Ganó inmensamente con que España ¡pudie- hada- en ¡el! disgusto de su clientela ¡habí: ¡y ¡sincrbriizarjlas ¡de ntodo que ¡recobren el rispo de ia ¡Salud: úorrhal. N o vamos ¡a rc- ira- promulgar ¡Sus leyes de Indias. E n ¡ellas tual, ni eh él descrédito 1 ¡de sü sala, init mu ¡gasear al ¡presidente- del Consejo jlas dos cua- ¡se expresaba -ei significado d é los Bescucho ¡menos i en el perjuicio hechol- al arte, ¡Kc! a íles qíte: ló ¡cva htaíi ¡a cien ¡codos ¡sobre brimientos, de la unidad física del- mundo, f -ue para: ellos no fué ¡nunca tal, sinb un de la unidad inoral del género humatlb, taí Hu! i partitíajriós: ¡la integridad ¡de carácter ytodits vivepdi, como un ¡negocio ¡dé taberi: ji lía. limpieza; de I intenciones. ¡L o que ¡daría como. fué definida úór el G. oncilio. deliren- ¡fia oj lechería en la cual ¡se puede, sib gran ¡iel ¡iSr. ¡Azañaj po ¡r devolver la paz interior to, para hacer posifple la ¡Historia universal, des escrúpulos, agregarle ¡un po coidje óxido ¡que ¡sin esa unidad moral se vería r e l e í d a ¡hídrico al jugo lácteo y al zumo de la vid. a ¡su ¡p a í s! 1 ero. desgi aciadamente, ¡no acier ¡como pretende Spengler, a utia pluralidad Así, en primavera ciertos teatros de Madrid, ta c jm eljprbcedimipn o. ¿Atraetse ¡a la bur- ¡de historias Sueltas. bntre aquéllos poco afortunados que ¡110 alcanigiubsiía ¡culta, ¡que lía sido hasta: el presente L a gloria tíe mi- país vascongado- es que zaron al término de su temporada ¡oficial, se la i ¡musculatura política; fie nuestro ¡país? Es sus grandes hombres; lo mismo- San Ignaabren al que lleve primero iin mes adelantado ¡un; ¿ocp ¡tarde. E l jefe Gobierno Jo ha cio que San Francisco Javier. Francisco de l alquiler, ¡sin parar mientes en la ¡calidad, je I hídrido, ¡ho sólo en jsu Creencias, lesión dis- V i t o r i a que Elcano, Juan de Garay, Legazdel espectáculo que se anuncia. Llegan cora- ¿itlpáble cuando el; gobernante ¡obra d i t n pi o Traía, vivieron y murieron para la ¡obra pañías improvisadas, reunidas sin ¡ningún ¡píiijsps del fanatismo, ¡sino en s is ¡intereses, ecuiiiéiiica de España. ¿Y fué nunca: más fcritclrio artístico, carentes de toda! tíiscipüdaño dé ¡más difícp ¡érímienda. I Porque, en grande Barcelona que cuando los Reye. s C a ha, y, lo que es peor, acaudilladas ¡por un stimíi, 1 S h Afia 2 á, j ¡desvinculando al x a tólicos recibieron- a ¡Colón en ella o cuando autor inédito, novel ¡empedernido. que tqÍic ¡isn ¡Eo del ¡Estado, j 11 b ha conseguido in- construyó las naves de Lepanto? Y ieí pueen sus ratos de ocio- -el diablo cuándo no i cbniJLini ¡ea ¡rnbs de: Dio ¡j: blo español de la Exposición última, ¿qué tiene que hacer mata moscas con el ¡rabo- ¡E S ¡Azaña, falto ¡de la ponderación nedecía a los visitantes sino que la ¡unidad g a r r a p a t e é ¡las cuartiljas ¡de una monstruocbsariaü íje ¡dejó seducir por las izquierdas, de España había enriquecido a Barc ¡elona? sidad informe, urdida oiitraducida que luecbíi! méliosprccio al paludo de j Otras iíuerE s p a ñ a iío ¡soporta sino a duras penas la go da lugar a que l a reseña del espectáculo z á i jiacionalcs, quciun Hombre de shs p ¡rincicarga de sus empleados públicos. Y eso que pueda confundirse con l a seccióm de sucep í ó S i y cle st equipo; intelectual piído atraerse el régimen unitario es el más barato. ¿Cómo sos, U n ¡teatro no es, ri ¡o puede Ser como spi ironiper i con e l ¡socialismo, cuya v i i g i n i resistirá mañana el- cosie de seis o siete buun apeadero donde echen a los que io tudáil ¡política se había! ya comprometido un rocracias distintas: la del Estado central y vieron billete para el viaje! n i es ¡tampoco i pobo eh sus interesados coqueteos c b n la las de los estatutarios? Alguien ha de pacomo un quiosco de urgencia; doi úe entre I iefjadura. Se va a ¡producir en ¡todo el país garlas. ¿P o d r á pagarlas nuestro pueblo? cualquiera a satisfacerse ¡la sed b a decir lina j reacción sentimental contra el Estatu- i N o basta con que se proclamen lbs deuna tontería por teléfono, r to i cjatalán ¡y. contra la r e g i ó n! que lo reirechos de la; voluntad. Place falta que Dios v ¡i idicaj y si el Sr. A z a ñ a cae! en el error dé a los pueblos las condiciones objetivas E n cualquier época del año estará ¡mal; de! hacer; suya esa causa, su nombre va a para tener Estado; pero lo está mucho máá en primavera, que quedar clavado de: un garfio en la historia Las voluntades de los hombres tienen que es cuando afluyen los forasteros y ios turisn ¡acibnal. ¿Qué va la hacer e l presidente del frustrarse a: la larga cuando se alzan contas, y este ¡hecho triste, ¡y vergonzoso ¡debe Cdnsejó, desasistido dc ¡los elenícntos sociatra la razón del mundo. Pero de momento evitarse, como sea, no por amor del arte ¡Ifs indiferentes a: la cuestión del régimen, todo puede ocurrir. Estamos los españoles -que, en él teatro caben muchos géneros q ¡ub ¡le hubieran sostenido, a ser su conctucangustiados y abatidos. N o sabemos dónde de espectáculo, si hacen bien, que ¡rio. son t nhás ¡téniplada con: la fe de los cató icos volver los ojo; Pidamos al cielo que surja de una gran pureza artística- sinoj por y, ¡más éouilTitiva coh ¡los intereses de la de algún siíio ¡a voz que nos anime y ponrespeto al público, que paga, ¡y en atención, ¡b ¡urguesía? Y? argumento del jacobinismo es ga cn pie. Aunque sea después de los dos sobre todo, al decoro de la ¡ciudad. tbijafaiente ¡inoperante cn ese duro trance siglos- traidores que venimos sufriendo. Ispeas; ilrótíabüidádes- de! que! SO ¡i. (Pi y Margall, en, el Ateneo Barcelonés. j i y ¡I j j ¡Quede aquí l a r e s e ñ a dé la ¡obra. Cá. si ¡i) odría i r en f a ecctón de su 1 1 J -MA UELÍ 13 UEN 0 E. uiiKo D E M A E Z T U FEUPEISASSONE
 // Cambio Nodo4-Sevilla