Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pero tiene otro aspecto este hecho de la propiedad rústica en manos de las grandes casas españolas. P o r esplendidez atávica, por cariño a los servidores que de generación en generación se suceden en las tierras, por ese desprecio tan hispano y tan señor a los muchos pocos en dinero, el noble español es el amo ideal para el colono. A u n a través del administrador burgués o plebeyo, que a espaldas del dueño afila ias uñas de su codicia en beneficio propio. Guantas rentas perdonadas, cuántas cobradas tarde y mal, cuántos favores de todas clases a los aparceros y sus familias, tiene en su haber la nobleza española! ¿Qué significa al lado de todo eso algún egoísmo suicida o alguna avaricia cruel, que suelen ser. los hechos que se pregonan, callando los otros? Y a sabemos que ninguna clase social es perfecta, ni la de arriba, ni la de en medio, n i la de abajo. Y vamos con la huida cobarde al extranjero. Los nobles que emigraron al venir el cambio de régimen son los menos. Apenas un g por loo del Anuario de la nobleza. Esta es la verdad. Pero esa minoría estabaen su perfecto derecho al hacer lo que hizo. ¿E s que no puede un español de ideales enteramente opuestos a los que triunfaron tener siquiera el consuelo de perder de vista, aunque sólo sea temporalmente, un espectáculo que lastima sus m á s íntimos senti, tnientos... ¿D e j a r á por ello de querer a España, a su E s p a ñ a? Puede un hijo adorar en su madre, y, sin embargo, separarse de ella si l a madre hace algo que a él le hiere, aunque a sus hermanos les parezca de perlas. Q u é es lo que querían los que despotrican contra esos e m i g r a d o s? ¿Que se hubieran quedado con tal de n j perder ellos clientes para la t r á g a l a? E s mucha candidez, y nadie se lo hubiera agradecido. Sobre que no todos tienen la necesaria vocación para el sacrificio. N o parece sino que no ha habido republicanos platónicos que se han desterrado voluntariamente de E s p a ñ a durante la Monarquía, sin dejar de querer por ello a su Patria, y sin que a nadie se le haya ocurrido anatematizarles porque hayan fincado en el extranjero. N o hay por qué citar nombres que están en la memoria de todos. No. N o es cierto que la nobleza española haya huido de E s p a ñ a por venganza, pava hacer daño a E s p a ñ a y al pueblo. L a que ha emigrado lo ha hecho bien a, su pesar, y movida por motivos m á s dignos y m á s respetables. E s inútil que se pretenda hacer aparecer a la nobleza como enemiga del pueblo, porque el pueblo sabe que no es verdad. L a característica de la aristocracia española ha sido siempre la sencillez, la familiaridad y el cariño para con los humildes. Para con los humildes y los desgraciados. Que lo digan si no todas esas familias miserables que viven en los barrios extremos, y que han visto tantas veces llegarse a ellas, llevándolas toda clase de consuelos, a damas y caballeros de la m á s noble estirpe. Y los que se han ido de E s paña no lo han hecho para no seguir haciendo el bien, sino cue han tenido que dejar de hacerlo, bien a su pesar, porque se han ido, que no e s l o mismo. Precisamente la nobleza española está m á s cerca del pueblo que de la clase media. Porque en ésta pulula el orgulloso y el advenedizo, y en aquél, no. E l grande de E s paña que no da la mano a su sastre o a su zapatero, que van camino de burgueses pudientes, se la estrecha con toda efusión al guarda de su finca o al colono de su tierra. E s un detalle, pero un detalle español. Y podrán venir revoluciones y cataclismos sociales y políticos. Pero, por m á s que se multipliquen, j a m á s podrán hacer que el que ha nacido señor en el palacio o en l a aldea deje de serlo, n i tendrán fuerza para ennoblecer al que se engendró plebeyo, aunque a veces, por casualidad, lleve, mal llevado, un título de rastilla. HONOSIO MAURA EL DOCTOR MANUEL Y NOGUERAS, -El ilustre doctor D. Víctor Manuel y Nogueras, que ha sido destituido de sus cargos de inspector general médico de la Crus Roja y director de San fosé y Santa Adela, hospital central de la benéfica Institución, COGIDA DEL DIESTRO PALMENO -Amor ós, Pepito Bienvenida y Palmeno hdiarou ayer en la plana de Madrid ganado de Veragua. Al pasar de muleta a su primer toro, Palmeno sufrió una aparatosa cogida. El animal, después de herirle en una pierna, lo lanzó a regular distancia. (Foto Pórtela.