Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E trian o iníeniachVnat, cuya cnóri ¿c d i v i l a vii Jts quita cí sucSo. Vero al lanzar csic número cíe Je Sais Par o S- que hace par con aquel otro extraordinario y reveedor dedicado iiace poco a i l a dulce Rusia ele los -su Dirección no lía pretendido estar al servicio de la República cerne ciertos sumisos intelectuales de por acá, sino al servicio de la verdad, para informar al mundo de lo que aquí ocurre. Y o me figuro que sus colaboradores, entre los cuales se hallan Fierre Gaxotte, el admirable y nuevo historiador de La revolución francesa- -esa. obra definitiva- Rene Richard. sagaz conocedor de España, y hasta- nuestro ¡oven compatriota Alejandro Grijaiba, que dedica un interesante articulo al despertar de las derechas se sonreirán ante la incliguació. ir de- ios superhombres jacobinos españoles. Pueden, además, recerdar a- é s t o s hasta -hace un año, so pretexto de combatir ja Monarquía, desacreditaban a España en el extranjero, fomentando la leyenda negra para sus fines perturbadores. Y sin ir tan- lejos, ¿n o es reciente el lamentable ejemplo de un embajador de la KetntBIlca española calificando públicamente a ciertos Reyes de -nuestra historia- con. abyectos adjetivos? E n vano se buscará un caso pafecido entre los diplomáticos extranjeros más demócratas y avanzados porque ante: todosuelen tener- patriotismo y sentido del decoro- nacional. Pero no es- tuina del Je- Snis Partout que el balance de la República española, al. cabo de un año, le sea tan poco favorable. Son los acontecimientos y las estadísticas ¡es que hablan por si solos. E l mapa geográfico d e E s p a ñ a señalando- las ciudades, víctimas de la agitación social, es revelador. Je Snis Partout ha sac 1 sus ciatos, cha por día, de los mismos periódicos españoles: cuatro miL, huelgas, doscientos muertos en motines y revueltas y mil heridos. N o está mal! E s también ele un interés enorme la parte consagrada a las relaciones ele la iglesia y de la República. De los brillantes resultados de esa gestión no hace falta hablar; porque de cilo se encarga el triunfante laicismo masónico. K a c e después unos comentarios humorísticos sobre los petulantes intelectuales de l a República a quienes divide en tres categ o r í a s los desencantados los agriados y los descontentos Y confiesa Je Sais Partout quede inspiran pocas simpatías estos superhombres. Procedentes casi todos ele la cultura y las aulas alemanas, las cuales parecen haberles inculcado el sello de la rígida pedantería germánica. Diríase, por estas muestras, que España ha dejado de ser latina, y casi hasta española, desde que turbias influencias- revolucionarias la han convertido en una nueva zona internacional- de absurdas utopías sociales. Quisiera comentar el agudo artículo dedicado a E s p a ñ a y las Repúblicas hispanoamericanas. Sólo Méjico- -dice- -por su orientación marxisía, parece sentir ahora mayor cordialidad hacia la madre patria. Las otras naciones del mundo miran con asombro los arriesgados derroteros por ios cuales se ha lanzado ésta al cabo de una. larga y gloriosa- tradición. L o triste, además, es la poca admiración que refleja el semanario al hablar de nuestras flamantes Cortes Constituyentes, hoy tan distanciadas del país en general. L a misma Constitución española le parece letra muerta. ¿P e r o cómo vamos a sorprendernos de ello, si tras ele la Constitución existe esa ley de Defensa ele la República, que anula por completo las supuestas conquistas de la libertad? Y sin embargo, justo es reconocer que- la ley de Defensa, es un ejemplo luminoso de nuestra psicología nacional. Porque aquí es muy corriente lo de una de cal y otra de arena lo de h e t í r la ley, hecha la trampa ALVARO ALCALÁ GALÍANC F rv El criminal Gorg uloff fué inmediatamente detenido, y la ira de todos las que ill ¿reflejada en ese estado que ofrece cuando- se le presenciaron lleva a la Comisaría. Foto Vidal. c n m m l u d f (p a r e c c 9
 // Cambio Nodo4-Sevilla