Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 10 D E MAYO D E 1932. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 17. Una alevosa eternidad L o más graves en el estrago es que nazca irreparable. Según el Estatuto y e l dictamen- ¡y el dictamen! -no podrá modificarse el nuevo régimen sin la previa anuencia del pueblo catalán, ¡Monstruoso sadismo antijurídico! Sintiéndose caduco y en l a agonía, el Parlamento aspira a procrear una criatura inmortal, armada, por lo visto, de mitológica perfección. Sería grotesco, si no fuese inmoral. Todo en el Estatuto debe quedar a las resultas de lo que mañana, pasado mañana, o en el siglo X X I acuerde l a soberanía nacional. O existe o no existe España. S i se niega, sea con arrogancia y a todo evento. S i se afirma, hágase sin desdoro ni menoscabo de sus inmanentes prerrogativas de señorío. Revolución con hipoteca? Se había ponderado líricamente la pureza virginal de l a revolución de 1931. Nació libre de cargas financieras, según su mismo cantor. ¡SÍ, s í! Habrá que ver cómo se paga l a letra girada clandestinamente en San Sebastián, porque si prosperase el engendro estatutario, amen de los morales de imposible valoración, España sufriría daños materiales en su economía por millares de millones de pesetas, y así l a revolución pacífica de abril costaría, por lo menos, a cuarenta y dos provincias, tanto como l a guerra del 70 a Francia. ¡A h o r a es oportuna l a comparación! Conclusión Cataluña sólo tiene derecho a recibir los recursos que, siéndole, precisos para sus fines, no lo sean al Estado para l a realización de los que éste conserva. E l traspaso de medios ha de hacerse sin detrimento de la soberanía estatal, n i de l a igualdad fiscal entre todos los españoles. L a cuantía de aquéllos debe graduarse anualmente en función de las necesidades del Estado y de l a Generalidad sin fijación de cupos n i señalamiento irrevocable de normas. E l Estado debe desprenderse, no de impuestos, sino de rendimientos; y puede delegar l a cobranza, pero no l a administración de los que conserve. P o r último, si el Estado cediese sus principales contribuciones directas, el Arancel exigiría inmediatamente enmienda y l a moneda escaparía al control del Poder, central. Está e s l a opinión de un modesto diputado expatriado, que ansia la descentralización de funciones estatales, no políticas; pero vota resueltamente contra, l a desmembración de la madre Patria. -José Calvo Soíelo. París 9 de mayo de 1932. r En P a l e n c i a c e l e b r a n tina asamblea de tilla las Cas- importante representaciones Palencia 9, 4 tarde. Ayer se celebró en el teatro Principal l a asamblea regional convocada por el Ayuntamiento de Palencia para cambiar impresiones sobre el debate del E s tatuto catalán. A las once y veinte comenzó el acto, viéndose totalmente ocupadas todas las localidades del coliseo. E n el escenario se hallaban las representaciones oficiales. Presidía el alcalde, D Pablo Pinacho, a quien acompañaban los alcaldes de Burgos, de Santander, de Salamanca, de Zamora, el presidente de l a Diputación de Zamora, el de Segovia, los representantes del Ayuntamiento de Soria. También estaban en l a presidencia los diputados a Cortes por Burgos señores M a r tínez de Velasco, García Lozano, y asistían los señores Duárez, Uñarte y de León, y los diputados por Palencia, D Abilio Calderón, D Ricardo Cortés, D César Gusano y don I Segunda. E l texto del dictamen ele lá comisión Parlamentaria, cuyoi contenido ¡S a l u d M a c b e t h! T ú serás r e y plantea un problema fundamental para la (Shakespeare; unidad y la soberanía de España ante las Estas palabras del inmortal- dramaturgo Cortes Constituyentes, elegidas con anteinglés bastaron a la gran novelista española rioridad al planteamiento concreto de dicho condesa de Pardo Basan para escribir una problema, no debe ser discutido, sino cuande stts mejores obras: do. en la forma que los término. constitucionales hagan factible y el pueblo español se haya pronunciado con plena advertencia del trascendental derecho que ahora se venSobre esta producción lian pasado treinta tila. años, sin restar méritos ni calidades al arte Tercera. U n a vez sometido a discusión que la eximia autora de tantas joyas literarias acertó a, poner en páginas henchidas de el dictamen de la comisión Parlamentaria no debe ser aprobado sin aquellas enmieninterés dramático, de aguda observación psidas que condensen el mínimo necesario para cológica y de emoción intensa. calvar la unidad y la soberanía nacional y La autbjción de ún Trono, sugerida y estimulada con móviles diversos, lucha con el como a continuación se detallan. Cuarta. E l voto para agregar nuevos amor. Y al final del combate, cuando se acer- ca la hora triunfal... El lector se rinde ante territorios a Cataluña será realizado en todo la magia de la imaginación creadora de la 1 caso bajo el control del Poder central v recondesa de Pardo Basan, que no fué sólo querirá para determinar l a ag regación el quorum favorable de los dos tercios de elecuna gran escritora, sino una maestra en el tores del territorio en cuestión. Con estas arte de novelar. A B C ha adquirido el derecho de repro- ¡condiciones y las demás que prescribe el artículo 4 del dictamen podrá separarse ducción de esta novela- -qiis puede considerarse nueva para el público, de hoy- y de la de Cataluña cualquier territorio. (Dictamen, cual no existen ejemplares en librerías, por; artículo 4. Quinta. N o habrá más que una sola ciuestar agotadas las ediciones que antaño se dadanía, que es la española, con l a que se Jlí puede ostentar l a vecindad en caso pertinente. (Dictamen, artículo 8. Sexta. E n toda aquella esfera de activiaparecerá muy en breve en A B C, en el ludad en la que compete al Estado legislar y gar en que acostwnbramos a dar las novelas. a l a Generalidad ejecutar deberá determinarse expresamente y caso por caso. a quién corresponda satisfacer los gastos, de cada actividad y servicios y a todo lío se extenMatías Péñalva, y el presidente de la Casa derá el control estatal nacional que en el arde los Gatos, de Madrid, D Mariano Moneo. tículo 9. del dictamen se pretende limitar E n la mesa presidencial, entre los represencon la ejecución de las leyes sociales. (Dictantes de los periódicos de l a región y de tamen, artículo 9. Madrid, un representante de El fiiliizñg, de Séptima. Él otorgamiento de títulos proBarcelona. fesionales queda siempre reservado al EstaAsistieron representaciones de las Cámaras do, teniendo por tanto que quedar a salvo Agrícola y de la Propiedad urbana de toda con el artículo. 5 Q de l a Constitución el 49 la región, comisión del Bloque A g r a r i o de del mismo. (Dictamen, artículo 10. Valladolid, numerosos alcaldes y concejales Octava. L a administración de justicia, de l a provincia de Palencia, diputados profunción la más esencial del Estado, no puede vinciales de León, Zamora, Santander, A v i en modo alguno descentralizarse. S i a estose la, Soria, Segovia, Burgos y Salamanca. E i llegare será sobre la base de que la competenAyuntamiento de Valladolid no. envió reprecia en casación quede determinada- por el sentación alguna. origen de los preceptos- leyes a los que ha de Comenzó el. acto leyendo unas cuartillas el aplicarse y de que en instancias previas se alcalde de Palencia, para hacer tres afirmafunde el principio del doble fuero, siendo ciones Primero, que el acto que se estaba improrrogable la jurisdicción nacional. (Diccelebrando figuraba por encima de toda ideotamen, artículo 11, apartado c) artículos logía política y de partidismo de toda clase; 12 y 16. segundo, que esta asamblea no va contra l a Novena. L a ordenación del ejercicio de región hermana, que es Cataluña, orgullo de la fe pública y el nombramiento de los regisEspaña, por su laboriosidad. y por su cultutradores d i a propiedad y de los notarios r a tercera, declara solemnemente que no se en territorio catalán son funciones exclusiva contra el Gobierno y menos contra su vas del Estado nacional, que exigirá a quieforma. nes desempeñen estos cargos en territorio catalán el conocimiento de l a lengua catalaSeguidamente se leyeron las adhesiones, na. (Dictamen, artículo 11, apartado d) que suman varios centenares. Entre éstas Décima. L a Policía y el sostenimiento figuran las de Unamuno, Miguel Maura, del orden interior de l a nación, española y Jo; é Ortega v Gassét, Alba, Casa de Espapor tanto en, Cataluña, están bajo, la salvaña de Barcelona, de diversos Colegios de guardia; suprema d: -l Estado nacional, que Abogados, corporaciones industriales; comersin requerirlo l a Generalidad y por propia ciales y agrícolas cíe. Cataluña, Aragón, A n iniciativa- puede, intervenir en ¡tales- funciodalucía, Baleares, Canarias y otras provinnes cuantas veces estime conveniente para cias. garantía del ciudadano y del propio Estado. Seguidamente, el secretario de l a A g r u (Dictamen, artículo 11, apartado i) pación de Estudios e Iniciativa; de l a provincia, encargada de formular la ponencia Undécima. L a inviolabilidad de los dtque había de ser discutida en l a asamblea, putados del Parlamento catalán no tendrá leyó las conclusiones escritas, que son las efecto con. referencia a actos realizados por siguientes: aquéllos dentro del territorio catalán. y en Primera. E l voto particular presentado consecuencia no lleguen más allá de los límites del misino. (Dictamen, artículo 13. por los diputados catalanes, como, reproduc. Décimoségürtdá. L a financiación de la ción en su mayor y más- fundamentalísima autonomía catalana deberá inspirarse única parte en el texto del Estatuto elaborado cón y exclusivamente en los siguiente princianterioridad a l a discusión de l a Constitupios ción vigente y sin haber esperado a encajarse dentro de los preceptos fundamentales 1, sostenimiento del. imperio fiscal. inalieen su enunciado primario y en todo y en nable del Estado nacional a base de su decada una de sus partes, es inadmisible como recho imprescriptiblea imponer y cobrar por base de discusión. 1 sí mismo tributos sobre todas las manife EL SALUDO DE LAS BRUJAS EL SALUDO DE LAS BRUJAS EL SALUDO DE LAS BRUJAS l
 // Cambio Nodo4-Sevilla