Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO ILUSTRAVi GE- DIARIO DO. ILUSTRAVI G E- DO. AÑO SO C T S AÑO SIMOCTAVO NUMERO S 1 MOCTAVO 10 C T S NUMERO F U N D A D O E L i D E JUNIO D E 1905 P O R D. T O R C U A T O L U C A D E T E N A EL ESTATUTO D E LA ESQUERRA Tercera bomba ciudadanos de nuestro hispano hogar. E l testimonio es del propio Sr. Carner, ministro de Hacienda de la República española, con la doble autoridad hoy, que le da el ser Jiombre de la esquerra y autor del Estatuto. pesetas cedidos a la Generalidad por ingresos líquidos de contribuciones e impuestos, se computan, la rústica y la urbana por los valores calculados para 1932. Pero da la casualidad de que en- Cataluña no se ha formado el Catastro; que hay enormes exten sio nés de terreno que van a experimentar muy pronto el cambio de secano a regadío, mediante obras hidráulicas hechas en aquella región con dinero facilitado por todos los E n los ciento treinta y tres millones de ENSEÑANZAS D E LA REVOLUCIÓN M a t i c e s individuales durante una época revolucionaria A cada cual en su esfera y en su situación, una época revolucionaria aparece preñada de dificultades y preocupaciones. N o son precisamente los períodos de transición los que se caracterizan por sus virtudes de tra- to social, yá que el equilibrio de acción, la serenidad de juicio y hasta los buenos modales desaparecen de la circulación, dejando, en cambio, él camino expedito a otras virtudes más fundamentales en el hombre. P o r lo tanto, la autenticidad de cada individuo es la que se impone con fuerza irresistible, y así vemos a cada personaje retratado ante nuestros ojos con rasgos de aguafuerte, formando grupos, cuya composición parece la de una comparsa pirandeliana, en la que sobresale con tal fuerza la personalidad individual que, a veces, da ganas de reír y otras de llorar la exagera ción de los matices personales. Y así vemos también que, sin perjuicio de que se desnude en público una persona que creíamos ser completamente distinta a la que verdaderamente es, proporcionándonos de este modo una desilusión o una satisfacción, según el caso, en general lo que vemos es la persona tal y como es, con una autenticidad exagerada. Y resulta de este modo que el que en tiempos normales era tonto, se convierte en imbécil; el independiente, en imprudente; el prudente, en cobarde; el orgulloso se hace insoportable; el bueno se hace santo: el leal, si es grande, se convierte en héroe, y si es pequeño, en criatura servil, y el que es sencillamente patriota, en un ciudadano de valor moral. ¡Valor m o r a l! Esta sí que es. la virtud sobresaliente en épocas de confusión de ideas y reorganización de fuerzas, y qué pocos casos son los que se pueden contar! Porque el valor moral no consiste en. una sola virtud, sino que implica muchas v i r tudes condensadas en u n a valentía en el proceder, serenidad en el juicio, justicia para con los amigos y enemigos, indiferencia para con los. demás y la buena educación para con todos. Implica, además, una de las virtudes más difíciles de conservar o adquirir en una época, pasional. E l cultivo de la independencia personal, de la opinión y la iniciativa propias, o sea la concentración de fuerzas personales en un momento en que la i n mensa mayoría de las gentes se complace en desinteresarse de su propia, personalidad para juzgar y criticar los actos e intenciones de los demás. Estas pequeñas consideraciones pueden ser aplicables a toda época de transición, sólo que en España (nuestra España, tan personal en todas sus manifestaciones, ya sean normales o anormales las circunstancias) existen, además de las clasificaciones de individuos comunes a toda: la Llumanidad, la de los dos grupos que. forman su composición total; muy pequeño el uno, muy grande el otro: son los útiles y los inúti- españoles; que los registros fiscales están en período de comprobación y revisión, y que existen zonas de ensanche acogidas a la ley especial. ¿Qué supone todo esto para la iSéneralidad, como expansión fulminante de los ingresos que se le ceden en un futuro muy próximo? Los datos que el ministro de Hacienda acaba de remitir a las Cortes, a petición de D. A b i l i o Calderón, nos van a dar contestación colmada. N o es dable predeterminar- -se lee en ellos- -cuál será el aumento de la contribución territorial en Cataluña que llevará consigo. el. Catastro. Con valor meramente indiciado se puede indicar que el ciento treinta y tres millones de pesetas. A promedió de -alza; obtenida ven- los términos su: vez, láde gastos de los servicios que, a catastrales, -en relación con el importe de propuesta. también de la misma Comisión la riqueza amillarada, H A S I D O D E L 108 P O R parlamentaria de las Cortes Constituyentes 100. Nada. más; ya se ve, aun con toda de. la República (insisto: no de los repreclase de reservas, adonde irán a parar los sentantes en ella de la esquerra) han de ser i7.84 Ó. 53 S pesetas que por aquel concepto traspasados a- la Generalidad, importa sese computan- hoy en los ingresos cedidos. senta y tres millones de pesetas. L a cuenta E l ministro de Hacienda- -siguen diciende la vieja no pr. e- e ser más fácil. Restando do los datos- -carece de elementos para hacer de los dentef treinta- y seis millones de peseeste cálculo: (el de aumento de ingresos por tas- de ingresos cedidos los sesenta y tres cambio de secano a regadío de una gran exmitiones de pesetas en que se calculan los gastos de los servicios que se traspasan, tensión de, terreno) que acaso pueda hacer ebde Agricultura... E L A U M E N T O D E L A C O N U n escalón más en la agria subida. E l exceso de ingresos, sobre los gastos de los servicios traspasados por el Estado- a la. Generalidad, que por confesión de sus representantes en la Comisión parlamentaria era ya de 27.3.16.821,94 pesetas en su origren, y que por obra de la última, con ribetes y apariencias, de. cercén, alcanzó la cifra de pesetas 43.376.821,94, experimenta un nuevo empujón hacia arriba, merced a los últimos datos más precisos que han sido facilitados por el ministerio de Hacienda ¡regentado por el autor mismo del Estatuto catalán! y una consolidación oficial por el voto particular del presidente de la Comisión, del que se puede decir, algo más de lo que Serra dijo de Camprodón. L a esquerra no puede recusar ninguno de esos datos. E s un hombre que con ella- comulga quien los facilita. Pues bien. la cifra de los ingresos cedidos a la Generalidad por- el Estado español, -según propuesta del dictamen de- la Comisión parlamentaria de las Cortes Constituyentes de la República (no ya de los representantes de la esquerra en dicha Comisión) asciende, en números redondos, a SEGÚN POR DATOS Q U E IIANY SIDO SUMINISTRADO BE HACIENDA DEL ESTA- EL ¿E. CARNER, Y MINISTRO MIEMBRO TRIBUCIÓN POR LUEGO, ESTE CONCEPTO SERIA, DESDE DE LA REPÚBLICA A, SU VEZ DE LA TUTO, queda un excedente, a favor de la Generalidad- -espléndido regalo que la Comisión parlamentaria quiere hacerle á costa de toda España- -D E S E T E N T A M I L L O N E S D E PESETAS ANUALES. ASÍ: ESQUERRA PRINCIPAL AUTOR ¿Eli... qué tal la hormiguita de la esquerra f) E s de prever- -consignan a continuación los. datos oficiales del ministerio de Hacienda, regentado por el Sr. C a r n e r- -U N M U Y CONSIDERABLE. CONSIDERABLE POR ESTE AUMENTO EN LA RECAUDACIÓN pesetas anuales, cifra que España tendrá que aprenderse- de memoria y meditar de continuo sobre ella; porque si hasta este momento, a juicio de la pedantería catalanista, carecía de comprensión, la- luz del dolor se la va a proporcionar inmediatamente. ¿No contiene más esta bomba... L o que hasta ahora aparece es lo de menos. Esos fra el lector por tres veces, al menos corno se acostumbra con ciertas jaculatorias en momentos de angustia) que año tras año se irán regalando a los hombres comprensivos, que no buscaban en la autonomía más que el ejercicio de derechos históricos, y que para obtenerlo estaban dispuestos a cualquier sacrificio, tienen un estrambote, que puede dejar chiquito el regalo que hasta ahora tocamos, palpamos, y, i ay! no podemos retener. Tampoco acudo para afirmarlo al testimonio del moro Muza, o al de a l gún sefardita de los que nascieron en vil nio, y es posible que nos desalojen a los setenta millones de pesetas (repita la ci- setenta millones de (la contribución urbana) como consecuencia de los trabajos de comprobación y revisión de los registrosfiscales que A C T U A L M E N T E S E P R A C T I C A N (Vaya sumando el lector y repitiendo jaculatorias. Se fija el importe de esta contribución (la de las zonas de ensanche) en 19.088.393 pesetas- -se lee, por último, en los. datos- Si; aumento S E P U E D E C O N S I D E R A R T A M B I É N C O M O C I E R T O Y la contribución y el aumento, no computados en ios ingresos cedidos, pasarán a la Generalidad en cnanto CONCEPTO cese de aplicarse la ley especial. ¿He exagerado al decir que en esta bomba lo menos impórtente es la cifra de sc. tenta. millones hoy el regalo que la Comisión parlamentaria de las Cortes Constituyentes de la República española propone que se haga, a laGeneralidad? VICTOS PRADERA de pesetas en que se valúa