Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 14 DE M A Y O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAG. 23. En este caso sería necesaria una reforma constitucional, esto es: la convocatoria de unas Cortes constituyentes. (Nuevos rumores. Deduce que la oposición hecha por el señor Sánchez Román no es contra el Estatuto, sino contra las formas suyas, que pueden ser corregibles. Cree que el Sr. Sánchez Román dará ocasión a nuevas intervenciones de la Comisión, en el curso de los debates. (Aplausos de los diputados catalanes y algunos socialistas. (El ministro de Hacienda sube a la tribuna y lee un proyecto de ley. decir hallarse en ninguna parte Volvamos a mi propuesta de irnos conllevando. Los nacionalismos no e resuelven con una ley, ni con ciento, ni con un Estatuto. Los nacionalismos se resuelven con un Estado próspero que los reabsorben. En cambio aparecen en los Estados en decadencia. Lo importante es autorizar a todos los pueblos españoles para realizar esta empresa que tenemos delante: la de hacer un gran Estado español. Debía haber un supuesto común entre todos los grupos republicanos: eLde un afán constructivo. Se nos presenta un espléndido quehacer, una gran nación; hacerla bien. E n esto se unen las alegrías del proyectar y la serenidad del hacer. Por eso pensé en una- República alegre, emprendedora y ágil. Ágil no quiere decir apresurada; es el que corre y no se atropelia. Trabajemos con decoro y con exactitud, viendo lo que desea el país. Termina diciendo que no parezca petulancia si exclama: Señores: Reflexionad sobre lo que os he dicho y no olvidéis que yo os lo he dicho. (Aplausos generales, con excepción de los grupos regionales. chez Guerra dijo hace treinta años que cuando se cierran los caminos a la esperanza se abren a la desesperación. Los catalanes- -añade- -no aspiramos a las verdades absolutas, pero sí a que mientras quede en nosotros un hálito de vida luchemos por poderlas descubrir. Cataluña reclama una autonomía, no para desentenderse de los demás, sino para servir al resto de los españoles. Teme que sus palabras carezcan de eficacia (la Cámara ha quedado poco animada) por su escasa limitación, sobre todo después de las grandilocuentes pronunciadas por el Sr. Ortega Gasset. En este drama de la historia- -dice- -todos somos, actores. Se trata de una gran empresa espiritual y para acometerla os brindamos el caudal que poseemos. Pensad en la responsabilidad de todos y en que a todos la historia los ha de juzgar. (Aplausos de los catalanes. El Sr. B E L L O de la Comisión, sube a la tribuna, y habla ante el micrófono. (El discurso se oye con perfecta comodidad y muy claramente. Manifiesta que de los discursos pronunciados hasta ahora el que más interesa a la recoger es el del Discurso del señor Campalans, Comisiónpues el Sr. Ortega señor Sánchez Román, Gasset apenas catalán socialista ha rechazado un punto del dictamen. H a El Sr. C A M P A L A N S comienza su dis- ido- -dice- -contra el Estatuto o, lo que es curso diciendo que no se considera tan in- lo mismo, contra la idea y el propósito de sensato que crea que puede contender en resolver el problema. Se opone a la idea expuesta por el señor nada con el maestro Ortega y Gasset. Cuando se oye a éste hablar de las cuestiones Sánchez Román de qué el Estatuto no debe eternas, que son base de la filosofía, nadie ser. un pacto entre el Estado y la Genepuede seguirle; pero cuando abandona el ralidad. alto pedestal en que todos le hemos coloAludiendo a la posibilidad de modificación cado- -dice- -y utiliza el hiperbóreo aero- del Estatuto, dice que en el artículo 37, a plano niquelado que le regaló el Sr. Maura, que aludió el Sr. Sánchez Román, está maren este caso es cuando yo- -afirma el ora- cada la posibilidad de la iniciativa de las dor- -no me atrevo a seguirle. Cortes y del Parlamento catalán, de tal suerHace constar que las intervenciones dé te, que si éste decreta una modificación y los socialistas catalanes han sido cortas y las Cortes no la admiten, no sería posible llecontadas, porque siempre entendemos que gar a ella; y tampoco si las Cortes desean lo mejor, para atajar el mal del viejo parla- modificar. aquella ley y. el Parlamento catalán mentarismo, era suprimir toda palabra se negara. (Rumores. ociosa. Queremos- -dice- -la adaptación del Estatuto, a la Constitución. Que no se hable más del tot o res que se atribuye a Cataluña, pero que es de todos los pueblos mediterráneos, y no sólo propio de España, infl! in) sino en realidad de todos los pueblos primarios. El pueblo catalán ha demostrado que sabe tener conciencia de la responsabilidad colectiva e histórica. Cree que no se puede discutir a base de Geometría, de lo cual S Á B A D O 14, SEGUNDA CHARLA adolece el debate. Con procedimientos aritméticos se puede calcular un negocio de ulLUNES 16, ULTIMA CHARLA tramarinos, pero no una cuestión como la que se debate. Comprende que a los hombres que rio militen en su campo no les parezcan bien sus palabras. Recordando a Jaurés dice que la democracia tiene constantemente formas nueServicio regular de autobuses Bussin y vas. Lee el artículo La acción socialista por la paz, publicado pocos días después de la Minerva, por la carretera nueva, entre ECIJA- LA LUISIANA- SEVILLA muerte de su autor, en el que dice que las Horario para el servicio de invierno, que normas socialistas pueden variar según el momento de la civilización, y que cuando regirá desde ei 20 de octubre hasta nuevo la democracia triunfe plenamente en todos aviso: los países, muchos conflictos quedarán re- S A L I D A D E E C I J A P A R A S E V I L L A 7 mañana, 4,30 tarde. sueltos. SEVIL A PAR Después- -añade- -surgió la guerra, y cita S A L I D A D 8 E mañana, L 6 tarde. A E C I J A frases de otros socialistas en defensa de la OFI Y PAR DAS virtualidad de la democracia. Deduce que Sevilla, C I N A S San Fernando Anúmero 6, ésta tiene tal fuerza que soluciona todos los teléfono plaza c e. 26125. Ecija, Tetuan núnúmero problemas, y por eso hemos venido aquí- -mero 18, teléfono número 132. añade- -a fin de resolver el catalán para siempre, y no para pronunciar bellos discursos para que después todo quede igual. L a Cámara es soberana y aunque en ella se promuevan logomaquias y triquiñuelas es lo A a t o m ó v i l e s S E V I X J A- B A D A I O Z i por P R B mismo. Existen unos hombres- -los catala- G E N A L D E L A S I E R R A Salidas: Do Sevilla. 14, a ñ a a De Badajoz, nes- deseosos de incorporarse a la vida es- Arco Adriano, 21, 7 7 am a n a n T e l é f o n o 25.820, Agüero, mñ pañola. A tal fin recuerda que el Sr. SánSevilla. Coliseo España Federico García Sanchiz EMPRESA S O T O Sobre la II. U. S. S. LA ESTELUGSA El Sr. A B A D AL (también ante el micrófono) M i posición- -dice- -y la de mis amigos los diputados de la Lliga Regionalista, me obligan a intervenir. No estamos distanciados del resto de la minoría catalana en lo que se refiere al Estatuto. L a Lliga ha trabajado siempre por la consecución de la autonomía de Cataluña, dentro del Estado español; y hoy nos sitúa esta posición en la postura de sostener, aquel afán autonómico, dentro de la más rígida unidad del Estado español. Cuando abogamos por la autonomía no propugnamos por un estado de favor para Cataluña; lo hacemos porque creemos que la autonomía de otras regiones es la verdadera y conveniente estructura del Estado español. Se alarmó ante el tono pesimista del señor Ortega y Gasset, al declarar éste que el problema, tal como se había planteado; era ihsoluble. Pero ha rectificado inmediatamente, al encontrar el Sr. Ortega y Gasset la ¡solución, reconociendo que España necesita de esas autonomías, hasta el punto de opinar que si las regiones no las apetecían, deberían obligárseles a aceptarlas, uara que se fueran acostumbrando a la vida autonómica. En política no hay soluciones definitivas- -dice- Constantemente cambian los términos de los problemas y deben caminar también sus soluciones. Los diptuados de la Lliga están obligados a defender el Estatuto, aunque no lo hayan confeccionado, porque tienen antecedentes en virtud de los. cuales está clara su conformidad con el espíritu del Estatuto. Recuerda los antecedentes de la Mancomunidad y de la Asamblea de Parlamentarios, movimiento conseguido e iniciado por la Lliga, los cuales lograron la, adhesión de diputados como los señores Castrovido, Domingo, Lerroux y otros. Cree que la pasividad de este problema, que ha venido a perturbar durante muchos años la vida española, desaparece ahora cuando se vislumbra su solución, porque, realmente, el problema está bien planteado. Cree que ha llegado el momento de su resolución definitiva. Afirma que el concepto de la República integral, que figura en el artículo primero de la Constitución, tiene una interpretación auténtica, que está en la Constitución misma, en su artículo 8, integrado por los Municipios autónomos y por las ergiones que vivan en régimen de autonomía. Esto quiere decir que los Municipios, las provincias y las regiones cons- tituirán el Estado; ¿cuáles son, pues, los ele- mentos intransferibles del órgano superior de la República, de lo que pudiéramos llamar el Estado integral? Lo dice también, claramente, la Constitución, en la cual están todos los moldes. para resolver el problema. Estos elementos instranferibles son los que expresan los artículos 15 y 16, y fuera de tales elementos, todo lo demás es perfectamente delegable. La Constitución concreta más. Dice el artículo que si una o varias provincias limítrofes, con características comunes, acordaran organizarse en región autónoma, presea Prosigue la discusión del Estatuto
 // Cambio Nodo4-Sevilla