Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VISTA D E LA PRIMERA GRADA. EN L A FOTO APARECE L A SEGUNDA E N LA PRUEBA D E RESISTENCIA local para todos los géneros, incluso ópera, incluso cine; inauguración, en otoño... ¡El delirio! Algunos dias, ¡oh, dolor! no puede ir Jacinto a la obra. Es que le reclama a esa hora el Comité ejecutivo de la C. E A una Empresa de hacer películas sonoras, que quiere acabar con todas las latas inglesas, francesas y alemanas. ¡Todos contra el cine extranjero... -E n mayo tendrán que entregar originales Benavente. los Qumtero ¡Arniches, Luca de Tena, Árclavin, Marqtima, JMuñoz Seca... E l Consejo de Administración e ¡egira do que llevarán música de Alonso y f mía, respectivamente. Sí Y luego, ¡viva el cine I español! Algunos d í a s de siete a nueve, tiene el maestro nueva sesión de trabajo, y la dedica a instrumentar. Otras tardes tiene compromisos sociales y hay que forzar el andante. V Andante, movimiento gracioso... De cualquier modo, y entiendo que se pudiera ensayar un género mixto. A l final de. su día, t e r m i n a d o el cine, Guerrero tiene algunas noches una tertulia literaria en K. utz. Aquí se discute eso del e- teatro y el teatro sin cine; el porvenir del arte escénico, su necesaria renovación... E l maestro, que lee Com dia asiduamente, expone su creencia de que hay que ir a un teatro internacional, apto para ser representado ante un publico español, o inglés, o chino... ¡Ah, pero la música... que nadie me toque a la Marina... L a música, en su renovación, ha de conservar su carácter, ha dé ser tradicionalista, localista, c a s t i i á española. Por española gusta por ahí; eso lo ha visto Jacinto siempre que ha tenido gasolina de sobra. E n Lón- dres, en la Selva Negra, en los Balcanes... terio, aunque sí obscuridad. Es que Jacinto se va al cine. -E l cine me vuelve tarumba, Adoro el Cine, entre otras cosas, porque se viaja sin salir de Madrid; Y a sabes que yo gusto de los viajes. M i descanso, el pelear decían los viejos guerreros. M i descanso es el viajar digo yo, que aprovecho cualquier ocasión en que tengo gasolina de sobra para irme a Suiza o a Italia... Pues cuando no puedo fletar el coche, agarro y me voy de películas. ¿Quién sabe cuál será el arte teatral del porvenir... ¿Quién sabe qué nuevos inventos vendrán a perfeccionar el cine? Buen tiempo siempre. Plétora de vitalidad, optimismo... Igual que cuando sentía la vida madrileña a todos los aires de la notación italiana; ahora, que sólo cuenta tres, éstos se encierran también en uno: allegro! -Jacinto, ¿cuál es tu hora triste? -No tengo hora triste más que cuando me falla algún amigo. (Fotos Zegrí. ALFREDO C A R M O N Á 3- Scherzo EI maestro se d i vierte. Scherso, movimiento juguetón. E l maestro cena, da un vistazo a los periódicos, va a los estrenos, dirige sus obras... Si no d i r i g e sus obras, el maestro se pierde... alguien dice que en buena, compañía. Aquí hay una laguna en el d í a del maestro, unas horas obscuras, de misterio, como para un detective americano de esos que no e n c u e n t r a n a l c h i c o de L i n d bergh. No hay que ser mal pensado. No hay mis- JACINTO HACIENDO C O L A PARA SU DISTRACCIÓN FAVORITA E L CINE