Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC EN N U E V A YORK Louis Wiley, el director comercial del Times habla, de la Prensa en general y de problemas actuales de gran importanda, dando para A B C opiniones interesantísimas. BE! E L D I R E C T O R GENERAL D E L T H E NEW YORK TIMES MR. LOUIS WII. EY, HABLANDO EN SU DESPACHO CON E L SR. FERNANDEZ ARIAS Entré en su despacho, grande, luminoso. H E Near York- Times está considerado Varias personas jefes de departamentos como uno de los primeros periódicos dei i inH- s. esperaban para hablar con él. del mundo; quizá el primero. Su prinWiley iba de uno a otro, y rápidamente cipal propietario, Adolph S. Ochs, es resolvía las cuestiones que se le iban soaquí no de los hombres, más poderosos. Y metiendo. Respondía al teléfono, tomaba veentre e ¡estado mayor de directores que The New York Times tiene, hay una figura lozmente notas, tocaba a un timbre para que apareciese un secretario o una deterque en el mundo entero se- onoce como la minada persona de uno de los innumerables capacidad periodística más formidable, que departamentos del gran periódico. Y Wiley reúne todas Jas cualidades organizadoras netenia siempre una sonrisa en ios labios; era cesarias para un periódico moderno de la envergadura colosal del Times. E s et direc- amable con todos, daba sus órdenes con finutor comercial, Loui. s Wiley, ds quien mís- ra, resolvía los asuntos con amabilidad... ter Ochs ha dicho: Asociado conmigo desDetrás de su mesa de trabajo había una de el comienzo, y dedicado particularmenserie de retratos importantes. Los presidente a los departamentos de circulación y tes de los Estados Unidos: Wilson, Hoover, anuncios, ha dado a la Empresa el empuje Coolidge, Roosevelt y Pershing... Las más come- cial más importante, elevando la étigrandes personalidades de Norteamérica, le ca de negocio y extendiendo, con la mar habían dedicado sus fotografías con dedicayor cortesa y. atención sutil, todas las trantorias expresivas, que. delataban el alto consacciones más im ¡x rtantes riel Times. Con. cepto que en América se- tiene de este homuna habilidad extraordinaria, siempre alerbre inteligente, que domina desde su desta, infatigable y agradable, v de perfecto pacho todo un complicado mundo periodístiacuerdo con la política del Times, ha sido co. Aprovechando pausas entre sus ocupauno de los. colaboradores más eficaces y va- ciones, interrumpiendo nuestra conversación liosos de nuestra obra. Nadie como él ha constantemente para resolver cuestiones que sido tan leal y devoto para los deberes, de se le presentaban, M r Wiley habló conmisu puesto- -y tiene muchos- y él solo se go, adviniéndome ya, que la charla habría ha consolidado la parte integrante que hoy de ser interrumpida muchas veces por la tiene en nuestra institución. fuerza de las circunstancias. T Y me dijo: -Un periódico moderno, anie todo, debe cuidar la noticia. El, lector, que es para quien se hacen los periódicos, quiere saber cosas L a vida moderna ha adquirido un dinamismo que produce en. el lector el deseo constante de enterarse de lo que está pasando lo que pasa y lo qHe probablemente puede pasar. Por eso, jan periódico bien organizado debe dar al departamento de noticias toda la mayor importancia posible. Y las noticias no son solamente las líneas que explicad, cuanto más sucintamente mejor, lo que ha sucedido tocio l o que interesa al. público desde el punto dé vista de novedad es noticia. Por eso el reportaje es noticia. ¿Su opinión sobre el reportaje? -Es la forma moderna y nías eficaz de la noticia ampliada. Hoy el corresponsal, el enviado especial, es el primer periodista y aquí, en los Estados UnidoSi es un personaje. El público conoce a nuestros redactores especiales enviados a la guerra, por ejemplo, tanto como a nuestros grandes políticos: o a nuestras grandes estrellas. E l público se acostumbra a leer io que dice uno de. nuestros grandes periodistas, y le sigue con afecto. -Entonces, ¿usted cree que...
 // Cambio Nodo4-Sevilla