Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ES E L I M I N A D O E L M A D R I D D E L C A M P E O N A T O D E ESPAÑA E n los demás frentes no se han p r o d u c i d o grandes sorpresas. tra el que es imposible humanamente hacer nada más) harán bien aceptando sin estridencias el fallo. Con las cartas de. que los merengues disponen, no se puede hacer mucho más de lo que ellos (exceptuamos a H i l a r i o) hicieron. Cuando la fortuna los coloca de tal suerte, que casi con alevosía decide el triunfo de uno de los bandos, no cabe protesta. Es un juego y se aceptaron sus veleidades con todas las consecuencias. Madrid, 2; D e p o r t i v o de A esperar qtr- a partida y que los cantoCoruña, 1 res de la suerte del M a d r i d no se olviden de la tragedia. Del campeonato actual. La contmria. -Es el azar. E s el juego. L a verdadera responsabilidad de los futboE s el fútbol. Los madridistas fueron a la listas lósales depende de su indiferencia en Coruña con su. largo grupo de ases, alegres Riazor, tardíamente rectificada en Chamary confiados; y allí perdieron, porque no tín. Pero en cuanto a esta página magnífica, supieron jugar, a pesar de- contar con tantos ni upa censura agria, n i un, comentario destriunfos como les han correspondido en esa pectivo. Hicieron cuanto pudieron, que fué baraja, en la que se han llevado las mejores lo que debían hacer. Y se perdió, porque el cartas españolas. Coruña es el grupo de bravos que ha estado E n Chamart m, a los ocho días, poniendo más asistido de la fortuna de cuantos lances sobre el tapete verde todos los ases disponitenemos recordación. L a suerte. E l azar. L a bles, el mejor espíritu, con el juego más b r i contraria. llante y la inspiración más extraordinaria, Fortuna te dé Dios... -La prueba de l a también perdieron; porque ganar por dosinutilidad de rebelarse contra un destino bien trazado, está en el match que nos ocupa. Podrían ser estas líneas de disculpa, harto merecida, ateniéndonos a la representación de Chamartín, y no quieren serlo, porque los jugadores son culpables de haber perdido el campeonato... en Coruña. E l Deportivo tiene ese conjunto de futbolistas, decididos a todo, estrechamente compenetrados, y que salvando la técnica que pudiera exigirse a un grupo de primera Liga, con una valentía capaz de las mayores locuras y de todas las heroicidades. Contando con ese bagaje y una fortuna que les quiso sonreir a lo largo de los noventa minutos, tal vez como premio a sus meritísimos esfuerzos, el Deportivo vio encantado cómo todos los formidables y frecuentes, disparos madrileños eran contenidos, rechazados, esquivados o salvados milagrosamente, en virtud de gestos coruñeses o coincidencias extraordinarias, que cerraban una puerta clausurada con doble llave; ante ella u n a pareja de defensas de valor sin discusión, que acertaba. a despejar siempre como pudo. E s a es la fortuna que el Deportivo tiene que peR 0 DRIG 0. (CARICATURA POR UGALDE) dir que continúe para alcanzar el campeonato nacional. S i n olvidar el soberbio enuno, es aceptar l a eliminación. Pero aquí, tusiasmo y los aciertos personales de las fisin que las disculpas valgan, el. fútbol no guras que se destacan con valer propio. sirvió para nada. E n la partida a los maImpresión de juego. -Los quince minutos dridistas les vino siempre la carta contraria primeros no los puede forjar mejores la seen los momentos culminantes, cuando por su lección nacional en la tarde de más felicvs juego arróllador parecía imposible el fallo. aciertos: juego rápido, dominio absoluto del Así, una vez y diez, y doscientas, aliándose pase y velocidad en el disparo final. Fútbol la suerte tan estrechamente con los coruñeimposible de contener por los galaicos, que, ses, que no hay recuerdo de partido naciodominados, entregaron la suerte del partido, nal, ñi internacional, en el que un equipo, e hicieron bien a su guardameta. Este demerecedor por su superioridad de muchos tuvo todos los disparos, entre los cuales a l goal, totalice tan pocos. E l M a d r i d y sus guno en colaboración, con los defensas y la partidarios (no ios que rompieron sus carsuerte. nets titulando yergonzoso: un resultado con L a- dureza, el ótusjasrao en, ambos, baa- Resultados Algunos socios del- Madrid rasgaron sus carnets después del partido. No rasgaron sus vestid- tiras, porque la ropa está cara. Pero ellos fueron demasiado lejos en su desesperación, porque ni el fútbol merece esos, olimpismos ni el equipo del Madrid- soslayó la victoria. El equipo del Madrid jugó un primer tiempo espléndido. No es posible que once hombres se acuesten más sobre una meta enemiga; no es posible que dominen más, que disparen más, que busquen con más brío y más entusiasmó el triurífo. Todo esto no llegó a contabilizarse en la proporción que hacia falta, porque el fútbol es así de absurdo. El Madrid dio juego de sobra para ganar la eliminatoria, en el primer tiempo. Dio shot de sobra, también. Si con esto coincidió una tarde, extraordinaria del goal- keeper de la Coruña (la tarde que una ves en su vida, por lo menos, tiene cualquier goal- keeper) y si todo lo aleatorio de una de estas peleas se sintió galaica, es posible aceptar la derrota con mucha más sereni dad de lo que se ha aceptado en ciertas zo ñas. Y a la hora de buscar responsables para lo que se supone un tremendo fracaso, no es correcto olvidarse de los once adversarios. j Madrid- Deportivo Coruña Celta- Nacional Donostia- Castellén Español- Betis Valencia- Barcelona Sporting Gijón- Arenas Athletic BUbao- Irún. 2- 1 2- 0 8- 1 3- 0 2- 3 2- 1 4- 1 La nota de más relieve- -quisa de único relieve- -en la jornada del donidngo fué lo ...que ya se ha dicho. En los demás frentes, no floreció la epopeya. Victoria, con. castigo, del Donostia sobre) el Castellón. Triunfo confortable del Athletic de Bilbao sobre el Irán. En Valencia, los valencianos ceden el paso a los aztdgrana. Los del Celta acaban con el Nacional; ero sin el estrépito que se había anun. ciádo. El Betis no jugará este año la final de la Copa, aunque no será el único que no la juegue. Y el Arenas no consiguió en Gijón enderezar lo perdido en Ibaiondo. r x a r rasgadores de carnets, probablemente, han descansado en provincias -J. M
 // Cambio Nodo4-Sevilla