Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRITICA Y N O T I C I A S D E LIBROS Iparraguirre de J o s é M a r í a Salaverría, p o r J L ó p e z P r u d e n c i o Las supremas revelaciones d e la vida d e A d o l f o d e S a n d o v a l D e r e c h o social d e D L e ó n M a r t í n- G r a n i z o y D M a r i a n o González Rothwos. P e r o no bastaba esto. N i para llenar el José M. Salaverría, nuestro ilustre y adlibro n i para dar completa idea del fenómirado amigo, se ha encargado de hacer el meno que se realiza con la aparición y la volumen 21 de la hermosa colección Vidas labor del bardo en el momento que atraespañolas e hispanoamericanas, consagrado a viesa la vida racial, cuando esto acontece. su paisano Iparraguire. Así se titula e l voSe h a dicho que el escritor sólo puede estar lumen: IPAKUAGUIRRE, el último bardo. Ll; seguro de acertar cuando se atiene a esta llevado a cabo l a empresa el admirable estriple n o r m a tener algo que decir, decirlo critor con verdadera maestría y con encenbien y callarse en cuanto ha acabado de dido amor, verdadero decirlo. A primera vista, parece que el señor y auténtico amor paSalaverría en esta- ocasión sólo ha cumplido trio. E x p l i c a r e m o s- -y. por cierto, de manera admirable- -los dos s u c i n t a m e n t e esta primeros preceptos. S i n embargo, nosotros apreciación nuestra. nos permitimos opinar que no está incumConsiste ia maestría plido tampoco el último. A continuación del que ha derplegado el magistral diseño que el escritor hace del. escritor en esta tobardo éuscaro desarrolla un hermoso y coni rea en el modo hácienzudo ensayo sobre el estado actual del bil que ha tenido de idioma, l a raza vasca y sobre todo, la relanutrí r s u b s t a ncialción de esta raza con España. L a impormente las páginas de tancia de la. aparición y de la obra d e b ú l este v o l u m e n con maestría tan e s c a s a timo bardo éuscaro no se aquilata debidamente si no se ponen de manifiesto las cacomo la que le ofreracterísticas que destacan en su verdadera ce l a vida alada e naturaleza este fenómeno racial, que se eningrávida del bardo cuentra articulado en la contextura del orgaé u s c t r o y en. la fortuna con que l i a sa- nismo nacional español. Y en este punto- -lo repetimos- -es donde está l a nota más intenbido ofrecer al lecsamente simpática que ofrece l a obra del setor, no sol O la exacñor Salaverría. Aquí pone de relieve l a prota fisonomía espiriJOSÉ M A M A SALAVEfunda penetración de l a raza vasca con E s tual v -tnica del perRllIA paña, comprobada abundantemente, en el sonaje, sino el fondo idioma y en la Historia. Aquí es donde paldel cuadro en que la figura se destaca; con lo pita el noble amor del ustre escritor a su que se aquilata debidamente todo el alcance raza vasca y a l a Patri; -spañola. Nosotros, que su aparición y. su obra t ene. Decimos que coincidimos con casi todas sus apreciaque ha hecho todo esto con auténtico amor ciones- -sólo disentimos en cuanto a. sus alarpatrio, porque en toda esta obra se siente palmas por la inminente desaparición de la pitar, no una de esas sonatas consabidas de r a z a- quisiéramos que el obligado límite rutinaria patriotería local o nacional, que de estas notas no nos impidiera comentar tanto empalagan a los oídos que no comparcon la amp itud que merece esta interesanten el mal gusto vulgar, sino un afecto i n tísima parte del libro. -J. Lopes Prudencio. tenso, comprensivo y razonador, brotado de las excelencias auténticas que en el objeto amado nos cautivan. Afecto que no necesite LAS SUPREMAS REVELACIONES D E LA VIDA. para expresarse cumplidamente- -y aun conSubstanciosa mezcla de novela y ensayo esta tagiar- -de hipérboles y fraseología llena de última obra del notable escritor A d o l f o ue superlativos y ditirambos épicos, sino que se Sandoval, L A S SUPREMAS REVELACIONES DE L A atiene escuetamente a la realidad viva y amaVIDA. Con u n hilo de asunto al comienzo del ble de ¡as excelencias efectivas en que el d scursó v a forjando el autor en los sucesiamor radica. vos capítulos toda una filosofía- de l a vida en una ciudad castellana. L a vida del bardo éuscaro transcurrió, U n personaje central, derivado de antecomo hemos dicho, ingrávida y aérea, como riores libros del mismo autor: Federico B e él. vuelo de u n pájaro inquieto, que no deja namóf, -que discurre por Ta Ciudad triste en huella profunda en pos de sí, sino el eco de el país de Imperta; nombres de un simbolissu canto. Voló de su casa aldeana a la cammo geográfico transparente. paña guerrera, de allí a Francia, a otras Y de loque Benamor pensó, sintió y amó en naciones europeas vuelve a su nido vasco; sus andanzas por la ciudad de su naturaleza vuela a M a d r i d desde allí entona el himno van deduciéndose las supremas revelaciones en que su raza encuentra la cifra de sus an- de: la vida, que D A d o l f o de Sandoval nos sias generosas. Vuelve allá, recibe las aclaofrece, en su prosa maciones, y al cabo vuela al otro ladb del musical y castiza, de Océano, s i n dejar en pos le si otra huella ritmo t a n d i á f a n o que su canto. Casi se pierde su recuerde. como su pensar. Pero la vibración de su voz. que no se ha Del A m o r de la extinguido, porque la hincó en el alma de Belleza, del A r t e de. su raza, revive su evocación y lo llaman. E l la V e r d a d del Bien, vuelve, y al cabo muere al cobijo de su nido. del Dolor, de la M u e r E l ilustre escritor, en trazos breves, sintétite, del Poder y de l a cos, pero de firme acentuación, h a dado al Justicia, son los telector la sensación viva de este fenómeno mas que van descubiológico, que se desarrolla en la aparición briendo sus esencias súbita- -ante el alma consternada y perpleja en l a a l q u i t a r a del de un pueblo- -de una voz inspirada, que químico filósofo. halla a su alma y que c i f r a sus ensueños M e z c l a de novela, inconcretos, encerrándolos en el ánfora sadecimos, p o r q u e a grada de unas estrofas bellas y de unas notas compás con las lucuvigorosas. Él S r Salaverría ha sabido d i braciones espirituales bujar diestramente l a divina inconsciencia se esboza en el libro, de! vate al realizar su obra, por imperativo burla burlando, el v i de su natural ímpetu, sin percatarse tal vez vir cotidianode la ciude la trascendencia y alcance de ésta en el dad y la pintura de almomento en que. a logra. P e r o principalmente ensayo, porque de leves situaciones novelescas iniciales arrancan profundos exámenes de cosas metafísicas. L a forma. Quien conozca tí depurado léx i c o de Sandoval, su aticismo, y su cultura, sabe ya cómo está escrito este libro fuerte y poético LA VIDA. L A S- SUPREMAS REVELACIONES D E DEKECHO SOCIAL. -En menos de diez años, la legislación de carácter social h a adquirido intensidad y volumen. N o hablemos de la extranjera, tan copiosa; refiriéndonos simplemente a la de España bien puede decirse que constituye ya una base muy considerable para l a codificación completa. Sobre esa materia se ha publicado poco, y disperso. H a y sí, estudios aislados, parcelarios, i n t e r esantes. Pero más con vista a l a doctrina y a las raíces que a las r a mas positivas y a la aplicación c o n c r e t a La! glosa correlativa, tan abundante y tan docta en. l o c i v i l es hasta ahora muy reducida en las leyes sociales. Se echaba de menos un tratado sufic i e n t e m e n t e documentado que fuese, a la vez, suficientemente práctico, y esto es lo que han logrado D. León Martín- Granizo y D M a r i a n o González R o t h w o s M A R I A N O GONZÁLEZ R o i H WOS con su libro D E R E C H O SOCIAL. E l volumen, nutrido y manejable, se caracteriza por la cualidad más apreciable en este género de obras, que es el plan distributivo. S u p r i mera parte se dedica a la doctrina y a las notas claras, congruentes y aleccionadoras, de legislación comparada. S i n lectura excesiva, sin frondosidades que distraigan y extorsionen, el lector puede obtener rápidamente el dato comparativo en orden a la doctrina y a los preceptos y deducir, según le importe, el juicio analítico o eí término de relación. Sigue una parte dedicada a la bibliografía- especializada; índice razonado y comp etísimo que acredita la competencia y la preparación de los autores, y que proporciona un arsenal, completo para el estudio de los casos más complicados o más singulares. N a d a falta allí en lo substancial, desde la medula filosófica hasta los ensayos y monografías más casuísticos. Por último, el. libro ofrece en su tercera parte el índice de vigencias de la legislación española del trabajo. Leyes, decretos, órdenes todos los textos vigentes de ordenamiento y de mandato, en todo su pormenor, incluso, naturalmente, de excepciones. E l detalle está tan cuidado que, por ejemplo, en la sección de descanso dominical no- hay sino buscar el oficio, establecimiento o institución por orden alfabético. V a e la pena de añadir que el Instituto Nacional de P r e visión tiene, u n capítulo especial en el que puede conocerse todo el funcionamiento de esa fundación oficial, y cuanto se relacione en orden a derechos, gestiones, operaciones, jurisdicción y entidades similares o complementarias. E n suma, el libro de los Sres. MartínGranizo y González Rothwos es de indiscutible utilidad, y hasta diríamos de inexcusab e precisión, no sólo para todos los hombres de Derecho, pero también para todas las Corporaciones así oficiales como particulares, Empresas, etc. que en momentos dados han de conocer las aplicaciones y al canee de muchos puntos dé la legislación social. ADOLFO DE SANDOVAÍ, gunos cíe sus vecinos.