Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
cuanto a las mangas, están igualmente com- calados, entre las maravillas que presentan binadas y son anchas, terminando en el codo. los fabricantes. Los lunares de todos tamaños están muy soNo ocultaré a ustedes que el tono corlicitados, constituyen el éxito de la tempo- delillo es el que manda; para quienes temen rada sobre fondo azul marino se ven rosas la sosería de ese color está precisamente verdes o amarillas; sobre negro son rojas el empleo de la bayadere, con objeto de o celestes. Ese género de foidord se pre- realzarle. senta con la falda totalmente plegada, con Entre las lanas de que hablo las veo vergrupos de tablas; el cuerpo, cruzado con de almendra, celeste, rojo, y vuelvo la esadorno de lencería ocre ó piqué blanco; las palda al amarillo fuerte, excéntrico de mala mangas, largas, y, por último, la chaqueta ley para ese género de vestidos; buscamos de la misma tela, con cuello de lencería o tonalidades que no llamen la atención; quede piqué; el cinturón, de cuero igual en remos pasar inadvertidas, lo cual no signicolor al de los lunares. fica que no deseemos que nos miren; queremos que se fijen en nosotras por nosotras Debemos considerar que la lana rivaliza con la seda para los trajes de tarde, aunque mismas. sean de muoho vestir; es una fantasía ecoLas formas delantal, que parecían olvidanómica de la que podemos sacar partido. das, vuelven a aparecer no exentas de intePara realzar la elegancia de esa tela basta- rés uno de dios, en pico por delante, sube rá elegir colores claros, tejidos flexibles y rápidamente hasta las caderas, donde se su- jeta con lacitos; un volante al. bies rodea el delantal, dándole mucha gracia. Los cuadréis pequeños siempre están ele. moda, aunque cada año creemos que no volveremos a verlos; actualmente se presen tan en tonos claros, nunca fuertes ni obscuros; se completan con chaquetas o Iwleros de tela lisa del mismo tono de uno de los cuadros. L a idea de esas chaquetas cortas ha nacido en rué de la Paix; supongamos un; i gran pañoleta con aberturas para pasar los brazos, cruzada delante y anudada deírás o en un costado con largas caídas. ¿Cuál escoger? he dicho al principio; pues bien, mediten ustedes sobre este palpitante tema y tomen su partido antes que termine el verano, Tií ns U VESTIDO OKO DE MARUCAJN PKXT 1 UA KEDE BORDADO. IRLANDA ÍMODELO AC, ES- DRECOt. L)
 // Cambio Nodo4-Sevilla