Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r AB C. M A R T E S 24 D E MAYO D E 1932. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 19. te votara a. su favor un día. L a política i m perante es l a primera que ha hecho uso de la flamante ley del divorcio, empezando por divorciarse ella de la opjnión del país, (Aplausos. E l divorcio entre el país y el Parlamento E l Parlamento español no interesa. E n medio de la indiferencia nacional desarrolla su programa de títeres con el bonito cartel del jabalí amaestrado y el elefante que habla, y, cada diez o doce días como número sensacional su match de boxeo o de lucha grecoromana. Esto no lo digo y o Esto lo dice España cada día, lo acaban de decir las elecciones de Cuenca. L o repite diariamente ese difuso plebiscito negativo: el silencio glacial de aquella sala de espectáculos al entrar tal personaje. los siseos de aquella plaza de toros al aparecer tal ministro; y en el recibimiento de tal prohombre aquellas escasas colgaduras únicas por las que se podía rehacer el censo de los empleados públicos de la ciudad, porque cada colgadura correspondía a una nómina. (Ovación. Esto es un hecho indudable. E l diario Lus y El Sol acaban de reconocer esta baja evidente en el fervor y la asistencia públicas hacia la política imperante. ¿A. qué se debe esto... Creo que basta mirar a nuestro, derredor, al campo andaluz, a la seguridad pública, a la Hacienda, a la paz espiritual, para explicárselo. (Aplausos. L a unión de las derechas es necesaria Habla luego de la necesidad de formar grandes frentes de derechas unidas por unos principios mínimos para la lucha electoral que, tarde o temprano, tendrá que venir. E s te es el papel que desempeña en el cuadro de fuerzas de la política, española la Acción Popular. E n ella, organización eminentemente, electoral, caben todos los hombres de derechas, supeditando jerárquicamente las ideas inferiores a las superiores. L a s organizacio- nes políticas son de forma cónica: a medida que el vértice del cono, que es el ideal, es más alto y genérico, la base de sustentación, es más amplia. Dice algunas palabras sobre los mínimos principios fundamentales de derechas en torno a las cuales se concentra ese frente electoral que es Acción Popular. E x a l t a la familia cristiana y dedica atención al sentido j u rídico y cristiano de l a propiedad. L a alianza que se viene haciendo de la tesis obrerista y las tesis materialista y antirreligiosa, es una derivación del principio marxiste, que interpreta sólo, materialmente, l a historia. Y esto es absurdo. Porque el materialismo, o sea el imperio libre de la materia, tiende, por esencia, a la desigualdad. L a materia, por sí sola, superpone los fuertes a los débiles, como se superponen los líquidos en un vaso, según su fluidez o densidad. Toda tesis, pues, socialista, que tienda a u n a m e j o r y más igualitaria organización, debiera apoyarse en todo lo contrario del imperio de la materia, o sea en el i m perio de un espíritu superior que, dominando la materia, corrija sus injusticias y las organice según un ideal superior. Este ideal tiene que ser capaz de vencer l a naturaleza; del hombre que tiende a l egoísmo: tiene que ser, pues, superior a ese hombre y a esa naturaleza que ha de dominar; tiene que ser, en una palabra, sobrehumano y sobrenatural o sea, religioso. A continuación exalta los triunfos de l a caridad y canta las virtudes de las Hermanas de k Cruz y de su egregia fundadora, en un párrafo elocuentísimo, que arranca una ovación prolongada. Pero no basta la formación de estos frentes únicos con miras electorales como este de Acción Nacional. Esta es una labor urgente, instrumental o práctica: pero de nada serviría que gracias a ella lográramos hasta couojystar dtr (que es el máxi- á LOS ACTOS PASADO PÚBLICOS DOMINGO CELEBRADOS EN ESPAÑA EL E l mitin de A c c i ó n P o p u l a r en Sevilla. Interesante conferencia de d o n Juan V e n t o s a y C a l v e l l en Barcelona. A s a m b l e a de la Unión Económica de España, en G r a n a d a E n otras provincias. E l mitin de Acción P o p u lar en Sevilla E n el Pathé Cinema se celebró el domingo por la mañana el mitin organizado por la Juventud de Acción Popular. E l acto fué presidido por el conde de Bustillos, y el local se vio completamente lleno de público, asistiendo a l acto numerosas señoras. E l señor Pajarón E n primer lugar hizo uso de l a palabra por ¡a Juventud el S r Pajarón. Este, después de un saludo a la concurrencia y de resaltar la labor de Acción Popular, hizo una crítica de las frases Libertad, Igualdad y Fraternidad, aludiendo a l a suspensión de los actos organizados por l a derecha, el caso del juez Amado y a la ley de Defensa de la República. Afirmó i que se había creado una nueva aristocracia, una clase de privilegio a fayor de los que gobernaban. Terminó atacando al socialismo, no a M a r x sino a los desaprensivos que, empuñando pistolas, mataban a ios que cumplían con su deber. E l señor M o n g e y Bernal E l Sr. Monge y Bernal explicó su intervención en el mitin a costa del Sr. Valiente, amentándolo y pronunciando frases elogiosas para éste y para el señor Pemán. Se ocupó de l a teoría del materialismo histórico de M a r x que éste tomó de Engels, y de cuyo proceso económico es una continua rectificación la historia de España, desde Recaredo, desde l a conversión al catolicismo de los arrianos. Se ocupó de los Municipios y de las Cortes castellanas. Todo ello tiene su cumbre en la unidad nacional que consiguen los Reyes Católicos y en el descubrimiento y colonización de América. L a tradición comienza a obscurecerse al final de los Austrias. H u b o que pasar por encima de V i l l a l a r E n el siglo XVIII aún se sostiene la tradición, a pesar de los arañazos de l a masonería, que en Carlos I I I determina l a expulsión de los jesuítas. Igual que ha ocurrido ahora, para poder entrar a saco en la conciencia española. (Gran ovación y vivas a la Compañía de Jesús, que dura largo rato. Con l a guerra de la Independencia termina la tradición española. Y viene el siglo de las Constituciones de paipel, que empieza con la Constitución de Bayona y termina con él Estatuto de Cataluña. E n l a guerra de la Independencia, l a ciudadanía hizo que se derramase la sangre en el anónimo, mientras más tarde en cada cantón se busca el general que se alce. Habla de la soberanía popular y de la libertad y cita a este respecto la frase de Silvela: Cuando oigas esa frase atranca la puerta. Habla de la primera República, con respeto para Castelar, Salmerón y Pí, que supieron dar paso a la restauración con el acto de Pavía, más aparatoso en la forma que en el fondo. Se ocupa de la Constitución de Cánovas- -hombre de más talento que Jiménez Asúa (risas) del Parlamento con sus camarillas de compadres y de los constitucionalistas, que la tomaron por pretexto para burlarla y escarnecerla. Ataca al Sr. Sánchez Guer r a y a los constitucionalistas de los últimos momentos de la Monarquía. Señala la descomposición de los partidos de turno hasta que tiene que llegar el golpe del 13 de septiembre de 1923. Y afirma que no hemos ido a la bancarrota por el. depósito de espiritualidad que aún queda en la conciencia española, que será el que regenere a España en plazo breve. S i la República vino gracias a la Dictadura, ¿por qué no se le levanta una estatua a P r i m o de Riyera? Se ocupa del 12 de abril, momento eje de la vida nacional. E l Gobierno dejó por vez primera en libertad de votar a todos. Y votaron militares, conservadores, neutros, más que por la República contra la Monarquía. Entonces lo que más repugnancia produjo al orador fué que el 50 por 100 de las clases católicas se quedaran en el campo o en sus casas. Y cayó la Mpnarquía, no por poder de los republicanos, sino que vino la República por dejación de los monárquicos. A l venir la República. surgió Acción N a cional. N o para atacar a, la República, sino para defender los principios fundamentales de la conciencia española. Y aspiramos, no a imponer un poder teocrático, sino a que se respete nuestra religión. Trata luego de la Familia, considerando el matrimonio indisoluble. Se ocupa de la propiedad, y dioe a las clases conservadoras que bauticen su dinero, pues lo tienen laico. Sigue hablando del orden, de la libertad y de España única, siendo ovacionado. Afirma que Acción Popular actúa a la luz pública, no adulando a la clase media y no poniendo en manos de los obreros la tea, quitando de su faz la imagen del odio con amor. E l o g i a a la mujer y encarece la importancia de ésta en la vida pública mediante el voto. Terminó haciendo votos por la prosperidad de España para que no caiga en el dolor que inspiró a Manterola un epitafio de apostasía, que recita, enmedio de una gran ovación. D i s c u r s o del señor Peman A l levantarse a hablar el Sr. Peman es saludado con una ovación. Comienza diciendo que al encontrarse ante el público de Sevilla, como hace poco ante el de Barcelona o el de Bilbao, sentía la luminosa alegría de quien encuentra algo que creía extraviado o perdido. Porque desde el cambio de rumbo político de hace un año él venía buscando por todas partes a España y por ninguna parte la encontraba: ni en las Cortes, ni en los Municipios, ni en las leyes. Pero ahora, hoy en Sevilla, ayer en Bilbao o Barcelona, al fin ha empezado a encontrar a España; a la E s paña grande, puesta de pie, en una v i r i l reafirmación de su pensamiento y su verdad. E x p l i c a cómo la política del, nuevo régimen ha sido infiel a sus promesas electorales y cómo, por eso, se encuentra cada día más abandonada de la masa que ingenuamen:
 // Cambio Nodo4-Sevilla