Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
K B C. M A R T E S 24 D E M A Y O D E 1932. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 22. t rs cotistiiacionales poco respetuosos para e ¿derecho de la propiedad. Con l a agravante d que esta tendencia de falta de respeto 5 t propiedad y a los contratos se ha manifestado en actos por ejemplo en el régimen de relaciones con la Iglesia, en la incautación de bienes de los Jesuítas, en la legislación agraria y no solamente éstas, sino que ííenen su manifestación en el presupuesto, donde e l ministerio de Trabajo, desmesuradamente aumentado en dos años, se destinan para extender la burocracia socialista ocho millones de pesetas, que se recortan de la conservación de carreteras en el presupuesto de Obras Públicas. (M u y bien. Y tiene finalmente su manifestación en el proyecto de control obrero, la legislación del cuál sería destructora del régimen industrial de España, porque infiltraría l a tiranía sindicalista sin ninguna ventaja para los obreros, y en el proyecto de reforma agraria, la tendencia del cual es claramente la socialización de la tierra. La reforma agraria U n a reforma agraria ha de tener una triple finalidad, que es: fomentar la producción, mejorar la condición del obrero y difundir la propiedad agrícola. Ninguna de estas tres finalidades puede obtenerse con el proyecto de reforma agraria, que en realidad quiere resolver. con fórmulas jurídicas, que llevan a convertir el Estado en un patrón propietario de un latifundio inmenso: un problema fundamentalmente técnico y económico. (Aplausos. Lasfinanzaspúblicas y la moneda Siguiendo la tradición de l a L l i g a que es de estudio y de interés ppr los asuntos económicos y financieros, los Sres. V i d a l Guardiola, y Bausili, han estudiado, el uno, el primer presupuesto de la República, y el otro, e! crédito y el problema monetario. Con referencia a este último punto, me interesa señalar un hecho que viene a confirmar de una manera definitiva la tesis de las conferencias que he dado en estos últimos tiempos, y que han motivado que mis entrañables amigos del Ayuntamiento de Barcelona pidieran que se me aplicara la ley de defensa de la República. (Ovación i n mensa. M i tesis es. que la crisis que durante el último año se ha padecido en España no era una manifestación, ni un reflejo de la crisis mundial sino que ésta, al contrario, en muchos aspectos servía de atenuante a la crisis española. N o se trataba de una crisis económica, sino de una crisis política. (Aplausos. U n o de los aspectos a que hube de referirme, era el monetario. Pues bien, ahora, desde hace un mes, la peseta mejora. S i la depreciación anterior hubiese sido debida a la repercusión de la crisis exterior, en vez de existir una mejoría, habría nacido un empeoramiento, porque precisamente en el mes último la crisis mundial se ha agravado en tal forma, que incluso se ha llegado a perder la. confianza en algunas de las principales divisas. Y precisamente este empeoramiento es el. que ha contribuido a la mejoría, comprobando que la depresión anterior era exclusivamente debida a las perturbaciones demagógicas, que no habían hallado suficiente freno en el Gobierno y que habían provocado la desconfianza. Y esto confirma l a idea de que si no hubiese sido porque en España, con nuestros propios actos, hemos provocado la depresión i n terna, habríamos. podido disfrutar otra, vez de la condición. privilegiada de neutrales- en Ja lucha económica que hoy padece el mundo. (Grandes aplausos. P o r la rectificación que en ciertos aspectos cabe señalar en los liamos tiempos, va restableciéndose la con- tuto. Aparte de las conferencias, nuéstr presidente, Sr. Abada! ha fijado admiraM mente nuestra posición en este problema. (E l público, puesto en pie, prorrumpe en una ovación, dedicada al Sr. Abadal. Problemas morales N o he de repetir, el discurso del Sr. A b a L a L l i g a Regionalista no habría podido dal, me limitaré únicamente a subrayar que ejercer su misión en Cataluña si solamente el Estatuto no es un grito súbito, sino el se hubiera preocupado del aspecto material resultado de una larga actuación y ha tenido y de los intereses económicos, y no hubiera un doble c a r á c t e r la catalanización de nuessido su acción vivificada por un ideal. tro problema y la intervención en los proL a L l i g a no es un partido conrjsion al, blemas generales españoles. E n este aspecto porque siempre ha estimado que no se ha nadie puede arrebatarnos la primacía. S i n confundir la religión y la política, y que la una y otra habría sido imposible el Estareligión no puede ni debe ser patrimonio tuto. de ningún partido, ni bandera de lucha poPor esto, aun cuando la L l i g a Regionalítica. (Ovación. Pero, sin ser confesional, lista se la haya apartado de toda intervenproclama el respeto a los derechos y a la ción en la confección del Estatuto, podemos situación jurídica de la Iglesia, afirmando la decir que éste es bbra nuestra. necesidad de que la fórmula que regule Preguntan algunos- si el Estatuto será una las relaciones jurídicas entre la Iglesia y el fórmula definitiva. Estado se establezca sobre la ba. se de conN o podemos precisar el futuro. Definiticordato. Nosotros afirmamos el respeto a los vamente no existe nada en la H i s t o r i a pero, sentimientos religiosos, que han sido heridos, como ha dicho el Sr. Abadal, podemos afirno sólo de una manera violenta en la quema mar que si el Estatuto votado por el P a r l a de los conventos, sino también por preceptos mento se acomoda a las exigencias del molegales, como alguos artículos de la Constimento actual, si es razonable y viable, contución y ia ley relativa a los enterramientará con la adhesión de una gran masa de tos y por ciertos actos de Gobierno, como, opinión catalana, dispuesta a implantarlo por ejemplo, la expulsión de los Jesuítas y la legalmente para cooperar al progreso y a l a incautación de sus bienes. E n la misma cagrandeza de España. (Grandes aplausos. tegoría deben incluirse los preceptos a la prohibición de emblemas religiosos en las esLa implantación del Estatuto ha cuelas, que viene a demostrar que, en matede ser obra de todos ria de enseñanza, como en general, los conceptos de neutralidad y de laicismo, se conE l Sr. Abadal apuntó en su discurso un funden a menudo con la hostilidad. (Ovatema, al que doy una gran importancia. ción prolongada. E n Rusia, no solamente Hemos entendido y hemos practicado que se ha perseguido a la propiedad, sino que todos los partidos catalanes han de coopetambién se ha hecho con la Religión, y en rar a la aprobación del Estatuto, pero ningún Alemania, al defenderse contra el comunispartido ha de pretender apoderarse del P a r mo, se han tenido que disolver las Asocialamento y del Gobierno. E n este aspecto ciones ateístas. (M u y bien. tiene una gran importancia el sistema electoral que se adopte. Semejante actuación es tanto más justiA l tratar del sistema electoral existen vaficada, porque antes del cambio del régimen rios aspectos: el procedimiento, el voto fe- el Sr. Alcalá Zamora, como garantía, hacía menino, el Tribunal de actas para entender públicamente profesión de catolicismo, por en la legalidad de las elecciones, las garanestimar que esto constituía una garantía. tías de fe. pública, y otras que aseguren l a Fueron muchos los católicos y hasta eclesinceridad del sufragio. siásticos que creyeron que podrían expresar E n el dictamen de la Comisión existe una su conformidad con la República, sin ningún disposición transitoria, que dice que el propeligro para sus sentimientos religiosos. cedimiento para las elecciones será del pre (Ovación prolongada. sidente del Gobierno provisional de la GeL a L l i g a Regionalista, al condenar esta neralidad de Cataluña. política demagógica, no saca una consecuen Y este artículo es absolutamente inadmicia contraria a la forma de Gobierno estasible. blecida. A l contrario, tiene declarado que Sin ofender al Sr. Maciá, nadie puede acepta lealmente el régimen establecido y negar que es un hombre de partido, como que dentro de él trabajará para la conseculo prueba, entre muchas otras cosas, su ción de sus ideales. (Aplausos. Sería realasistencia a los mítines de la Esquerra. Y mente una cosa extraña que se no hubieran nunca el representante de un partido tiene despertado ahora precisamente fervores mo, autoridad para fijar el procedimiento elecnárquicos, negando toda nuestra tradición toral que constituye l a garantía para todos. anterior. (Aplausos. (Muy bien. E s necesario revisar la Constitución. Algunos de buena fe hacen aspavientos (Aplausos. L a Lli ¡ra no se resigna al fatade que el procedimiento electoral sea i m lismo de considerar que la Constitución esté puesto en Madrid. Existe una manera bien ya aprobada, pues se entiende que por encisencilla de evitarlo. Estableciendo un proma de la Constitución escrita existe la Conscedimiento electoral que sea adecuado y que titución esencial y permanente de nuestro asigne a cada uno una participación proporpueblo. (M u y bien. cionada a su fuerza. Pero si no existe este Prestan un mal servicio a ¡a República los acuerdo, ¿por qué no se h a de poder reguque pretenden la incompatibilidad de la tesis lar en el dictamen que voten las Cortes? S i revisionista con la adhesión al régimen reexistiera la duda, por ejemplo, de que el publicano. Nadie puede negar la enorme presidente de la Generalidad prescindiría fuerza moral de la tradición y dé los sentidel sufragio universal, ¿n o serían los de l a mientos religiosos del país y de la adhesión izquierda los primeros en reclamar que en a los grandes principios básicos de nuestra el Estatuto se establecieran garantías para civilización, que, según una gran parte, no impedirlo? están suficientemente salvaguardados en el Finalmente, hay que tener. en cuenta que texto constitucional. (Aplausos. el procedimiento que se fija en el Estatuto se referirá sólo a las primeras elecciones, y El problema de Cataluña que después el Parlamento de Cataluña, de Este problema ha sido examinado por el la misma manera que podrá votar su Consjuez Estélrich, en su aspecto actual, y por titución interna, podrá fijar dentro de los P u i g y Cadafalch, que, con la experiencia límites de la Constitución el procedimiende la primera Mancomunidad, ha estudiado to electoral. los problemas de la imnlantacióíi del EstaSi yo tuviera la seguridad 2 é u l a üjae 1- fianza en los españoles, y no en los que gobiernan, sino en una evolución pacífica hacia un régimen de normalidad. (Aplausos.
 // Cambio Nodo4-Sevilla