Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
dado poco juego, y cuando lo ha tenido tampoco ha conseguido lucirse. L a mejor línea, en conjunto, ha sido la defensa. Y Nogués ha estado seguro. Zabalo, que reaparecía, ha jugado bien cortando juego, pero bastante mal entregando balones. L a primera parte ha sido muy movida e igualada, terminando sin que se marcara goal alguno. E n la segunda, a los cinco minutos, un chut de Samitíer lo repelió Beristain de un manotazo, y Arocha, recogiendo el balón y disparando raso, consiguió el único tanto. E l juego después se hizo brusco, y a veces sucio, pero sin registrarse incidentes de importancia. E l Barcelona empezó a jugar francamente mal, y el Donostia, cada vez más animado, fué aumentando el tren, destruyendo juego y procurando escapar con rapidez, igualando el dominio, hasta imponerse francamente en los últimos cinco m i nutos, durante los cuales consiguió tirar dos coméis contra el Barcelona, y éste hubo de situarse a la defensiva para guardar a Nogués, ante la amenaza constante de los valientes e incansables donostiarras. Del equipo de San Sebastián han jugado bien el meta, los defensas y los medios, sobre todo Marculeta. L a delantera, imprecisa, pero activa. Barcelona: Nogués; Zabalo, A l c o r i z a Fqnt, Castillo, A r n a u Piera, Goiburu, Samitier, Arocha y Pedrol. Donostia: Beristain; Ilundain, A r a n a Amadeo, Ayestarán, Marculeta; Bienzobas, Chivero, Cholín, Insausti y Garmendía. Arbitró bien Melcón. -Ors. ataque primoroso de los de V i t o r i a termina con un shot alto de Sañudo. Urreta resuelve valientemente un peligro para su marco. E l Deportivo acaba por imponerse netamente, jugando muy bien, pero sin rematar. E l Deportivo hace juego algo violento. Faltan pocos momentos para terminar el primer tiempo, y el tanteador sigue sin moverse. Juego defensivo en el sector alavés. Centro de Gorostiza; sale U r r e t a y salva, rodando por el suelo. Escapada de Sañudo. Termina el primer tiempo, en el qué ha destacado el maravilloso comienzo del A t h letic, que ha hecho concebir halagüeñas esperanzas. Pero luego el Athletic ha ido a menos, de lo que se ha aprovechado el D e portivo, no sólo para nivelar el. juego, sino para poner en apuros al Athletic, si bien en la hora solemne no ha habido decisión en los. ataques blanquiazules. Desde luego, el Deportivo ha causado buena impresión. Veremos qué pasa en este segundo tiempo. Nada más empezar, y Urreta para colosalmente un shot de Gorostiza. C h i r r i tira a goal, y el balón da en el poste. A l rebote, lo coge Lafuente, y hace el primer goal, a los tres y medio minutos. E l goal es acogido con grandes aplausos. Gorostiza es el más codicioso del ataque rojiblanco. Tiene hambre de cuero. Pasa a Iraragorri, y éste lanza un buen shot, que roza el poste. E l Alavés stá haciendo un derroche de codicia: no da reposo al Athletic, estando A t h l e t i c 2; A l a v é s o siempre encima del balón. C h i r r i y Gorostiza hacen un gran avance, Bilbao 23. P o r quinta vez en la tempopero al tirar a goal C h i r r i el balón da a rada se monta este partido. Primero, en el un defensa. ampeonato regional; luego, en la L i g a y E l Alavés se lanza a un impetuoso ataque, ihora, en la Copa. desorientando a los atléticos. Como el Athletic ha vencido siempre, este Cuando tocan a defenderse, el Alavés no encuentro no despierta aquella expectación repara en procedimientos. de antaño, cuando el Alavés venía a San Los medios atléticos son desbordados con Mames con Ciríaco y Quincoces. bastante frecuencia, p e r los ataque del DeL a entrada es buena, sin llegar al lleno n i portivo carecen de profundidad suficiente. mucho menos. C h i r r i inicia un avance. Pasa a IraragoLos aquipos se alinean así: r r i éste a Gorostiza, quien de un chut cruAthletic: Blasco; Castellanos, L r q u i z u zado hace el segundo goal del Athletic, a los Cilaurren, Muguerza, Roberto; Lafuehte, quince minutos. Iraragorri, Unamuno, Chirri y Gorostiza. Unamuno le coloca una pelota clara a Alavés: U r r e t a A r a n a D e v a U r q u i r i Iraragorri. Este, sin enterarse. Fede, Lecue; Olano, Trillo, Sañudo, A r a m E l Deportivo carece de artillería; sólo va buru y Juanito Echevarria. destacado hasta ahora un bu- en shot de Olaño, E l Athletic parece que está dispuesto a que para Blasco. dar la nota, y en los primeros momentos Cilaurren se. retira, lesionado. E l público pone sitio a la portería alavesa, realizando increpa al arbitro, como si él fuera el culunas emocionantes jugadas, con grave pepable, cuando esta lesión de Cilaurren se la ligro para los contrarios. lia causado al caer en mala postura. Domina netamente el Athletic. H a y un Otra bronca al arbitro, por el juego viogran cabezazo de Iraragorri, que U r r e a saca lento del Deportivo. Ahoi 1 sí hay razón paa comer. ra las protestas. Steimborn ha dejado hacer L o s prometedores comienzos atléticos se muchas violencias. han desvanecido. E l Athletic juega ahora V a n veinte minutos. nada más que regularmente. C h i r r i ha bajado a ocupar el puesto de Destaca la gran labor de los medios rojiCilaurren. blancos, y, sobre todo, de Cilaurren. Se hace muy poco juego. Ataque insistente del Deportivo, que reDomina el Alavés. E n l a delantera r o j i suelve Cilaurren. blanca hay evidente desconcierto. Blasco para L o s alaveses juegan con gran codicia, ha- un gran shot de Trillo. ciendo desaparecer el dominio que ha venido N o acabo de comprender la absurda maejerciendo el Athletic. Precisamente es éste nía de algunos jugadores atléticos de hacer quien tiene que reforzar su defensa ante difícil lo sumamente fácil. Todo el juego la codiciosa pujanza del Deportivo. Unamuno lleva un avance, y al llegar a l a puerta pasa a Lafuente. E l Alavés se ve apuradillo. l a información gráfica d e l E l Deportivo ha reaccionado espléndidatnent. e. L a cosa no está clara. ¡présenle n ú m e r o continúa ¡Como Sañudo acierte en uno de estos bvances! en 3 a penúltima página. Fede realiza una acertadísima labor. U n 1 0 se hace en campo bilbaíno, donde el Deportivo proporciona algunos sustos. Impresión: E l Athletic, que ha empezado colosalmente, ha ido bajando el tono, hasta hacer un partido vulgar, con notorios desaciertos. Puede estar satisfecho del resultado. E l Alavés, muy codicioso, muy bien y muy... violento a ratos. H a y que tener cuidado con él en V i t o r i a E s enemigo peligroso para el Athle- tic, y puede poner en peligro su triunfo. H a y mucho partido en Vitoria, aun cuando el Athletic debe seguir adelante. P o r una razón, si es que las razones valen en fútbol: Porque el Athletic es más, mucho más once que el Deportivo. E n San Mames y en Mendizorroza. -Añala. S p o r t i n g de Gijón, o; Celta Vigo, o de Gijón. Para presenciar este encuentro, que se. suponía fácil para los locales, por la escasa valía de los vigueses, se llenó completamente el Molinón. E l Sporting se alineó así: Sión; Quirós, Peña; Canteli, Tronchín, L u i s Adolfo, Avilesu, Herrera, P i n y N a n i A medida que el partido avanzaba se vio que las esperanzas de fácil triunfo se desvanecían, y no por recuperación del Celta, sino por la mala actuación de los delanteros locales. L a vanguardia sportingista desbordó continuamente la línea media y la defensiva céltica; pero el acierto de L i l o la mala puntería y mil circunstancias asociadas evitaron que los tiros de los rojiblancos llegaran a la meta. Esta mala fortuna hizo que cundiera el desaliento, recordándose entre el público que jamás el Sporting consiguió salvar la barrera de ¡os equipos vigueses en cuantas luchas de campeonato sostuvieron. Los célticos escaparon alguna vez en el primer tiempo y sacaron un comer, en el que Nicha hizo una jugada oportuna y brillante. Concluyó el primer tiempo sin que se marcara goal alguno, después de un juego mediocre. E n él segundo tiempo, el Sporting jugó mejor, situándose los delanteros ante la puerta de L i l o E l dominio, con un juego eficacísimo de los medios locales, fué absoluto; pero entonces todos los esfuerzos se estrellaron ante L i l o en la tarde más afortunada de su vida. Los tiros se sucedieron como disparos de ametralladora. Todo en vano, porque L i l o rechazó todo por alto y el tiempo transcurrió sin que se marcara un solo tanto. E n vista de su fortuna, los vigueses fueron creciéndose y todo el equipo se situó a la defensiva, formando una verdadera muralla, en la que rebotaban todos los balones, cuando no iban a los postes. Así transcurrió todo el tiempo, con constantes incursiones y centros de Nani, cuyos balones caían siempre ante el grupo decisivo vigués, que rechazaba como podía. P o r su parte, Herrera, vigiladísimo, apenas si pudo meter el pie por falta de verdadera oportunidad. Finalmente, el partido quedó en un empate a cero, que ha decepcionado a la afición. L o s medios locales jugaron muy mal, a excepción de Luisín. E l Celta, con su escasa técnica, se limitó a defenderse, destacándose el trío de retaguardia, que estuvo afortunadísimo. También Vega, el medio centro, tuvo un segundo tiempo afortunadísimo. Pero el héroe de la jornada fué L i l o al que el público ovacionó largamente y a quien los compañeros destrozaron a, abrazos al concluir el encuentro. Los vigueses se alinearon así: L i l o Cabeza. Capesto; Armando, Vega, H e r m i d a Nicha, Valcárcel, Carburo, P i ñeiro y Polo. E l arbitraje de Espinosa fué mediocre.