Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 27 DE M A Y O DE 1932. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. P A G 23. Afirma que viajando por España ha apren dido a amarla, y pregunta si no convendría a los catalanes viajar más para conocerla mejor. (Grandes rumores. Dice que a Cataluña no le conviene un Estado flojo, pues para las relaciones con el exterior se hace preciso que éste sea fuerte. Cree que el Estado federa! eliminado en la Constitución, no es conveniente. Recuerda que cuando redactó la comisión Jurídica, que el orador presidía, el anteproyecto de Constitución, todos la combatieron, por no ser federal; y en los periódicos, y en todas partes, se decía, como una acusación, no sois federales. Parecía- -añade- -que hasta en la calle, al vernos, decía el público: ¿Veis a ese hombre voluminoso? Pues no es federal. (Grandes risas. N o obstante hoy se combate el proyecto porque se dice que España no es una República federal, y no tiene por qué conceder tal Estatuto. Cree que tendremos que seguir viviendo dentro de la Constitución. Se dice por todos los catalanistas que el cuánto no interesa, sino la calidad de la autonomía, pidiendo l a potestad, desde la base hasta la cumbre, en las facultades concedidas. Cree que en la libertad debe llegarse al máximo de concesiones, censurando el proceder de aquellos funcionarios, que obligaban al público a expresarse en castellano, pues el uso de la lengua vernácula es algo íntimo y sagrado. L a discusión ha quedado reducida- -dice- -a media docena de puntos. Vamos a elogiarnos entre nosotros, ya que fuera nos regatean el aplauso. (Rumores. Seguimos esta discusión con serenidad y con palabras tranquilas, lo cual constituye un honor para los diputados noveles y una sorpresa para los viejos. U n a voz en los catalanistas: E s la República. E l Sr. O S S O R I O Y G A L L A R D O E s pero que mantenga S. S. el mismo punto de vista si discrepa del resto de m i discurso. Dice que no tratará del tema de la Hacienda, porque siempre ha odiado estas cuestiones y esta enfermedad crónica parece en él una parálisis general progresiva. (Risas. L e preocupa el órgano de relación, entre la región autónoma- -Estado integrante si queréis- -y el Estado nacional. N o se habla de él en el Estatuto. Parece que, entregada la Hacienda, la Enseñanza y lía Justicia, sólo queda el generar de la división. P a r a los catalanistas, el órgano de relación será el presidente de la Generalidad, pero éste no puede ser destituido como un alcalde. Tiene que haber un órgano de comunicación: el gobernador, o como queráis llamarle, aunque humorísticamente le bauticéis con él nombre de virrey, pretor, etc. E n 1919, aceptabais- -dice- -un gobernador general, que podría nombrar y separar vuestros ministros; lo aceptaba entonces hasta D Francisco Maciá. i P o r qué no admitir hoy lo que entonces era bueno? L a Justicia debe ser del Estado central, y en esto es consecuente el orador con el anteproyecto de ja Constitución. Dicen los catalanistas que quien hace el Derecho tiene que tener el órgano que lo ejecute; pero los centralistas dicen otra gran verdad: E l Derecho tiene que ser uniforme Entiende que en el Derecho civil y administrativo pueden tener los catalanes sus órganos; pero en todo lo demás hay que convivir con E s paña, por ejemplo, en el Derecho mercantil y en el penal, los cuales no son privativos de Cataluña. E n ellos debe haber tribunales de España y Jurisprudencia española. Orden público: S i ha de haber autonomía en este punto, pensad en lo que esto representa, porque entre los altos de Fígols y los llanos de Sevilla vemos hoy una estrecha relación. S i el Poder encarnece algún día en partidos españoles que tuviesen autonomías con otros de Cataluña, pensad en el conflicto que representaría la división de las fuerzas encargadas del orden público. Considera legítima la defensa de la cultura catalana, con toda la organización que sea precisa, universitaria y todas las demás, pero sin merma del castellano y de nuestra cultura. Autonomía es respeto a la libertad desenseñar, a la de administrar, a la de vivir la vida propia, pero no lo es huir los castellanos de lugares que ocuparon, quizás con poca fortuna, pero nunca. con desdoro. (M u y bien. Manifiesta que la autoridad denlos parlamentarios catalanes es algo que no se puede desdeñar, pues detrás de ellos está la vida política de Cataluña, y sin ellos sólo cabe, esperar el Gobierno de los extremistas. Alude- a unas palabras del Sr. Hurtado, EL que MEJOR acompaña REGALO a INFANTIL MENUDA, Y NEdibupublica el FONDO es e l s u p l e m e n t o G E N T E GRO. -GENTE MENUDA próximo jos, DEL domingo amenidades; POZO, EN EL BLANCO historietas, cuanto, por A u r e l i a R a por E l e n a Fortún. los Para ni- mos, y C E L I A D I C E E L M A R P E QUEÑITO, recreo y e n t r e t e n i m i e n t o de MENUDA. ños n o h a v r e g a l o m e j o r q u e GENTE de desdén para el recuerdo del Sr. Maura, que dijo que de éste no queda nada. Quedan- -replica el Sr. Ossorio- -las ideas, de las cuales nos nutriremos durante muchos años los- que tenemos un sentido humano del conservatismo y (el Sr. Hurtado asiente) me basta- -dice- -ese asentimiento. Alude al verbo conllevar, del Sr. Ortega y Gasset, que no quiere decir soportar, sino transigir, como lo hacen los seres que se aman: padres e hijos, esposos y esposas Tendremos- -dice- -que conllevarnos. Recuerda que tras la dominación de Feli pe V Cataluña, un siglo después, fué el ba luarte de España ante la revolución francesa, y por último el heroísmo catalán rayó más alto que ningún otro en pro de la de (fensa de la patria única, frente a Napoleón; después los catalanes alternaron su E x p o s i ción, con la de Sevilla, reconociendo su espíritu de arte, y al llegar la República el espíritu de libertad se impuso al afán catalanista. Que de lo contrario- -dice- -no estaríamos donde estamos. ¡P o r todo esto hay que deducir que es preciso resolver el problema con cordialidad. Hagamos el Estatuto con las modificaciones indicadas, y pongamos el alma en una solución armónica, ahogando el mal en la abundancia del bien. (Aplausos de la mayoría, incluidos los diputados, catalanistas de todos los matices. E l P R E S I D E N T E anuncia que en la sesión próxima no habrá ruegos y preguntas, entrándose desde primera hora en el debate sobre el. Estatuto, y levanta la sesión a las nueve menos veinte,
 // Cambio Nodo4-Sevilla