Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r A BC. SÁBADO 28 D E M A Y O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA P A G 20. Dice- que no podían los nacionalistas permanecer ausentes de un debate en el que se discute un ideal que les une a los catalanes. (Muchos diputados abandonan el salón. (Ocupa, la presidencia el. Si Gómez P a ratcha. Sigue diciendo que los nacionalistas son partidarios de la autonomía, porque ella representa la expansión material y espiritual, y se apoya en que la Constitución concede estos derechos a la región. Ofrece a los catalanes la adhesión de ¡os nacionalistas vascos en estos momentos en que la República abre por primera vez el cauce a sus aspiraciones, (Aplausos en lo s catalanes. no forme sm Estado independiente y satélite en el Mediterráneo. Maciá decía én Francia que na se explicaba l a persecución de ésta, toda vez que combatía contra España, la cual estaba al lado de Mussolini. Y este es un hombre que después ha sida presidente de la Generalidad. E r a muy comprometido. Después habla de la situación de los socialistas y de los catalanistas y recuerda un discurso d e l S r Prieto en Zaragoza. Dice que los socialistas son republicanos antes que socialistas, pues autorizando l a Constitución la socialización de la riqueza sacrifican sus ideas y dejan de socializar las p i nas, los ferrocarriles, l a industria textil... ¡P o r qué no socializan ésta? Porque han puesto la República antes que u ideal. E n cambio los catalanistas, no; ponen su ambición por encuna de todos los intereses políticos y dicen: lo primero, C a taluña. (Aplausos. Compañía Sevillana de Electricidad AMORTIZACIÓN- DE 0 BLI 6 ACI 0 HES E l Consejo de Administración de esta Compañía pone en conocimiento de los señores portadores de Obligaciones de las Series IV. y V i l emisiones de 1014 y 1922, que por sorteo celebrado el día 23 de abril próximo pasado, ante el notario D. Félix. Sánchez- Blanco; han resultado amortizadas las obligaciones cuyos números son los siguientes: CUARTA SERIE Una proposición incidental por 26 33 36 90 92 96 100 112 117 135 163 174 216 241 259 281 295 304 312 317: 331 los sucesos de Sevilla 357 377 378 406 413 414 430 504 505 531 E l Sr. O R T E G A G A S S E T (D. Eduar 568 587 590 596 626 690 729 736 827 844 877 906.909 929 930 933 979 991 1052 1071 do) apoya una proposición incidental sobre 1094 1101 1184 1191 1233 1249 1273 1319 los sucesos de Sevilla y ruega al Gobierno 1357 1438 1472 1492 1546 1558 1559 15 C 8 que dé una explicación, pues habiendo per 1576 1582 1733 1765 1814 1835 1878 1920 manecido unas horas en dicha ciudad, de la 1928 1965 1989 2002 2057 2171 2224 2230 cual acaba de regresar, cree que se está 2295 2331 2409 2415 2434 2461 2476 2545 2558 2567 2570 2581 2593 2606 2682 2 Y 7 S 1 procediendo a una represión que no está justificada. Afirma que los obreros han sido 2787 2798 2822 2917 2922 2948 2955 2974 2978 2980 2985 3004 3006 3093 3179 3198 víctimas de un engaño turbio. E n los pue 3213 3257 3260 3262 3266 3268 3272 3351 blos- -dice- -se está deteniendo a centenares 3355 3390 3458 3592 362,3 3697 3725 3732 de obreros, a los cuales se les somete a du- 3773 3804 3816 3879 3892 3898 3915 3935 3941 3944 3979 4000 4004 4019 4144 4185 rísimos tratos. 4227 4256 4265 4293 4376 4383 4407 4409 U n diputado: L o que yo conozco me per 4415 4427 4429 4442 4444 4449 4459 4495 mite decir que eso no es cierto. 4565 4626 4632 4658 4660 4673 4716 4747 EL Sr. O R T E G A G A S S E T Y o me he 4749 4771 4779 4802 4812 4 S 13 4816 4825 4863 4875 4914 4929 4956 405 S 5043 5045 tomado el trabajo de enterarme y sé que 5054 5055 5063 5070 5084 5097 5126 5156 es cierto, y lo expongo de modo sobrio. 5212 5241 5246 5256 5259 5269 5274 5284 E l Sr. B A L B O N T I N Pido l a palabra. 5318 5344 5351 5371 5375 5388 5437 5526 E l P R E S I D E N T E N o hay palabra. 5563 5593 5620 5623 5049 5650 5742 5806 E l Sr. B A L B O N T I N Protesto. 5819 5834 5845 5876 5878 5899 5970 6002 E l Sr. P R E S I D E N T E Aunque protes- 6042 6045 6143 6161 6178 6189 6263 6291 6293 6301 6303 6319 6324 6326 6349 6368 te su señoría no hay más palabra que la 6461 6483 6494 6510 6558 6580 6587 6598 del diputado que defiende la proposición. 6607 6632 6642 6656 6711 6720 6736 6742 E l ministro de l a G O B E R N A C I Ó N N o 6786 6798 6823 6832 C 957 6982 6986 6997 es cosa de cortar de repente un debate del 7019 7036 7044 7047 7071 7073 7098 7132 7133 7186 7187 7190 7229 7234 7243 72 S 0 que E s p a ñ a está pendiente. 7313 7324 7340 7360 7427 7455 7480 7465 M e censura- -dice- -que se castigue a los 7485 7499 7510 7515 7538 7593 7671 7674 obreros; pero si eso fuera, no me puede 7688 7699 7736 7745 77 ES 7798 7821 7828 imputar el deshonor de creer que no serían 7 S 30 7 S 61 7873 7895 7931 7942 7955 castigados los culpables. y 7988. E l Sr. O R T E G A Y a tiene su señoría SÉPTIMA S E R I E la sospecha. 501 al 510, 961 al 970, 1411 al 1420, 1971 E l ministro de la G O B E R N A C I Ó N N o al 1980, 2431 al 2440, 2601 al 2610, 3141 tengo sino una denuncia sin pruebas. Y yo al 3150, 4021 al 4030, 42.21 al 4230, 4581 digo que los que pretenden aprovechar estos al 4590, 4751 al 4760, 5761 al 5770, 5961 desórdenes esperando que se les sirva la al 5968, -6551 al 6560, 7311 al 7320, 7431 al 7440, 7491 al 7500, 7601 al 7610, 8291 Dictadura en una bandeja, están equivoal 8300, 8741 al 8750, 9031 al 9040, 9341 cados. Y añade que serán severamente casal 9350, 9371 al 93 S 0, 9601 al 9610, 9861 tigados los culpables de los desórdenes. al 9 S 70, 10271 al 10280, 10391 al 10400, Pero si es cierto que hubo malos tratos, los 10801 ál 10810, 10891 al. 10900, 11211 al autores también serán castigados. E l día en 11220, 12301 al 12310, 12361 al 12370, 13381 al 13390, 14571 al 14580, 14651 al que termine esta situación el Sr. Ortega 14660, 14961 al 14970, 15791 al 15800, podrá explanar la interpelación que anuncia 16221 al 16230, 16251 al 16260, 16301 al sobre la política en Sevilla, porque hoy no 16310, 17831 al 17840, 18131 al 18140, es posible la ingerencia de los diputados 18611 al 18620, 18781 al 18790. en la marcha diaria de la labor del Gobierno, molestando sus movimientos. E n su consecuencia, desde 1. de julio (Aplausos. de 1932, se procederá a su pago a la par E 1 Sr. O R T E G A Y G A S S E T rectifica, y (500 Ptas. con- deducción de los impuesdice que hay que proceder con energía, pero tos establecidos al efecto: serena, inteligenterríente. E N S E V I L L A Por el Banco InternacioE l Sr. C R E S P O alcalde de Ecij. a, i n nal de Industria y Comercio. tenta hablar y no puede lograrlo por impeE N M A D R I D Por el Banco Internacional de Industria y Comercio y Banco dirlo la presidencia. Con tal motivo se prode Vizcaya. duce un pequeño escándalo. E N B A R C E L O N A Y B I L B A O Por el Vizcaya. Prosigue la discusión del Esta- Banco de 4 de mayo de 1932. Sevilla, tuto Compañía Sevillana de Electricidad. Se reanuda este debate. Por el Consejo de Administración, E l Sr. A G U I R R E n a c i o n a l i s t a vasco, usa E l Presidente, de la palabra. Marqués de Foronda. Rectificación del señor Sánchez Román E l Sr. S Á N C H E Z R O M Á N empieza diciendo que se han expuesto en el debate- tres argumentos. Se ha dicho que éste es un problema de realidades; se ha hecho l a afirmación rotunda; por la Comisión, de que el Estatuto dictaminado cabe en la Constitución; por último se ha dicho que los reparos expuestos son escrúpulos de legalistas, expuestos con argumentos de juristas. Estima qué todo el mundo acabará por convencerse de que en la magna obi; a de organizar un Estado deben colaborar todos los políticos con ios juristas, pues los p r i meros no pueden desenvolverse solos. Dice que en el fondo del federalismo político no hay más que un espíritu nacionalista, y por eso se busca en la historia y se habla de problemas étnicos y raciales. Pero el proyecto de organizar un Estado en r é gimen de autonomía nada tiene que ver con las diversidades raciales, con diferenciación en la economía, etc. Oyó- decir al Sr. Hurtado, que para resolver el problema sólo bastaba entregarse a l a historia, que ha venido demostrando la razón de la diversidad. Se dice qué hay que cerrar una época histórica de cuatro- siglos y abrir una nueva, pero tiene él que replicar que eso es lo que ocurre en toda Europa. Se quiere decir que España ha interrumpido- el curso de su tradición en un momento dado y que la sustituyó ipor sistemas extranjeros, que nos trajeron el centralismo. Comprende que esto es cierto; pero esto no es desmembrar la unidad política del Estado, n i volver a los pequeños Reinos, sino hacer un Estado a lo moderno, descentralizado, para que los intereses locales estén siempre; celosamente defendidos como los intereses generales. Para romper contra la tradición centralista de España, no hay que federalizar él l i s tado, sino convertir a E s p a ñ a en un Estado descentralizador. Para romper ese centralismo se nos. propone volver á las nacionalidades de la Edad Media. Y esto no puede ser, entre otras razones, porque la Constitución no nos lo permite. Se habla de una opresión de Cataluña por parte del Estado. Pero hay que explicar que del Estado centralista sí, pero extendiendo su opresión a todas las regiones. Los pueblos que formaron a España crearon un E s tado tan fuertemente unido que le permite realizar una política descentralizadora. Se ha dicho que el dictamen cabrá perfectamente dentro de la Constitución. N o está conforme él con ello, y requiere cara demostrarlo la atención de todos los diputados. N o está dentro del ámbito de la Constitución, pbr una serie de razones de las que sólo citará las generales. L a Comisión se ha preocupado de distinguir si las competencias transmitida -son de aquellas que autoriza la Constitución, o. no. Pero el orador quiere fijarse en si la forma de este traspaso es constitucional. Sabemos que las- Cortes son libres de conceder, o no,