Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La bomba qué líévabafi ürtó individuo ért fiorcélórtb. Noticiosa la Policía barcelonesa de que en las barriadas extremas se repartían armas, unos agentes se apostaron por la noche en las inmediaciones de la calle de Cortes y sorprendieron a unos individuos, a los que dieron el alto. Los desconocidos contestaron a tiros y huyeron, abandonando un paquete, en el que estaban envueltas estas cinco bombas de forma de pina, cargadas y con sii mecha correspondiente. (Foto Brangulí. que suceder. Y la derecha tuyo que ver para creer, Lntonces fué el acordarse de las predicaciones, y el sacar a relucir textos, que en su día parecieron augurios pesimistas y que ahora resultaban claros como la luz. Y hay que ser justos, En cuanto pasaron las horas de estupor que el golpe produjo, las derechas, salvo excepciones incorregibles, no se contentaron con llorar como mujeres lo que no habían sabido defender como hombres. Y se pusieron en pie. Y echaron a andar. Y cayendo aquí, y levantándose allá, hostigadas por un enemigo vencedor a quien el tiempo cegó de tal manera que le hizo perder por completo el sentido político, y el instinto de conservación para el día de mañana, empezaron en l a adversidad lo que no supieron hacer en los días de auge. Y hoy la derecha es alguien, quiéranlo o no sus enemigos. Y cada día es m á s P o r lo fuerte, por lo numerosa y por lo que arrastra de masa neutra y lo que convierte de descarnados m á s o menos insensatos. L o que no puede pretender ni el m á s optimista es jue baste un a ñ o de labor, para suplir l o que no se hizo en tantos otros. Bastante suerte ha sido l a nuestra de que nos hayan ahorrado gran parte del camino las torpezas del adversario que ojea todos los días hacia nuestro campo a centenares de descontentos y desilusionados. H a y que seguir trabajando. L o n ie, con entusiasmo, con valor. Aunque la tierra de promisión no esté a la vista. Cada día está un poco m á s cerca. H o y más que ayer y menos que mañana. L o importante es no retroceder. Cada cual en su esfera, en proporción con sus medios, en el ambiente que le sea m á s propicio, debe de trabajar por su ideal. Con la vista en alto. Óin amilanarse por las contrariedades, que de todo tiene que haber. Y demostrando que la masculinidad no es monopolio de la izquierda. Y yo no dudo, porque tengo y he tenido siempre fe en los destinos de España, que con la ayuda de ese Uios en quien nosotros seguimos c r yendo, y que nunca nos ha faltado, y con el estuerzo de todos y de cada uno, llegar á un día, cuando lo merezcamos y lo hayamos ganado, en que con sorpresa para unos y regocijo para otros cunda en toda España el ejemplo de Cuenca. HONORIO MAURA El confinamiento d e l doctor AS bina na. -w MARTILANDRAN (Las Hurdes) -El doctor Albiñana a la puerta del albergue que ocupa. (Foto Diez.
 // Cambio Nodo4-Sevilla