Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 31 D E M A Y O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 24. la clase trabajadora, que se ha inhibido i este pleito, y l a actitud del público, que v i toreó a los guardias. E x p r e s ó la conveniencia de que l a opinión se vaya dando cuenta de que todo lo motiva, la necesidad. de justificar l a inversión del d i nero abundante que muchos reciben. E n su día se sabrán hasta las fechas en jue se han hecho efectivos ciertos cheques a individuos que no tenían para v i v i r y hoy lo hacen; espléndidamente. Dio después diversas noticias de provincias, que coinciden con las informaciones recibidas, y termino rogando que se haga constar el reconocimiento de la Dirección de Seguridad a la clase obrera y al público, que lían patentizado su ciudadanía colocándose al lado del orden- y frente a los alborotadores. x pero el servicio de vigilancia estaba tan bien establecido, que. el siniestro se apagó! inmediatamente y las llamas solamente chai muscaron l a parte inferior de las puertas. E n otra iglesia, me parece que la. de San Juan de de diecinueve El señor Casares Quiroga quita y veinte la Palma, dos chicosbidón, pero ni años, echaron otro importancia a los sucesos del do- siquiera pudieron prenderlo y los dos i n cendiarios fueron detenidos. mingo Aparte de estos incidentes- -continuó el Madrid 3 0 6 tarde. E l ministro de la Sr. Casares- -y lo de Valencia de ayer, hubo Gobernación se ha mostrado hoy contrariatranquilidad en toda E s p a ñ a de los milladísimo por los informes que publica, la Hoja res de Municipios españoles, solamente en Oficial del Lunes, referente a los sucesos tres se produjeron incidentes, y esto reprede ayer en Madrid y en provincias. senta muy poco para los anuncios y amena- -Ni los sucesos de provincias tuvieron zas que se lanzaron. la gravedad que se desprende de las titulares E n Valencia fué tal l a tranquilidad por de dicho periódico- -agregó- n i los episola tarde, que las gentes llenaron la plaza de dios desarrollados ea M a d r i d se ajustan a toros. la realidad, que yo mismo comuniqué ayer E n Barcelona salieron seis mil ciclistas a los periodistas. para la anunciada excursión a Martorell, sin E n lo que respecta a Madrid, los guardias que se produjese el menor desorden, y en de Asalto tenían instrucciones concretas para Granada, el Jalifa fué muy ovacionado a l a agotar todos los recursos antes de emplear entrada y salida de los toros. las armas, y así lo entendieron, contra lo Los mismos ministros ausentes, como el que dice el citado periódico; yo afirmo que Sr. De los Ríos, que está en Córdoba. y los los guardias de Asalto no hicieron disparos, Sres. Albornoz y Domingo, que están en y que el matrimonio herido en un balcón de Santander, me telefonearon anoche para la Ribera de Curtidores lo fué por los prodarme cuenta de la tranquilidad absoluta yectiles disparados por los perturbadores, y que había en dichos puntos. de ninguna manera, por los de l a fuerza, H o y he recibido ün telegrama de! goberque no disparó, a pesar de lo que dice l a nador de Cádiz, en el cual, aunque sin deinformación referida. talles, me comunica que, sin previo aviso, Y ahora repito lo que dije ayer, y es que se han declarado en huelga los panaderos y la característica de los sucesos fué la de unos el ramo de construcción, y que en Algeciras cuantos hechos aislados que se desarrollaron se había declarado la huelga general, no haen forma de agresiones personales contra biéndose presentado el equipo ferroviario los jefes de las fuerzas, pero sin movimienque debía llevar el tren de las seis de la mato de masas, ni perturbación de carácter ñana, por lo cuál sé quedó sin, salir el citado general, como podía temerse, dada l a amtren. plitud que los interesados deseaban, y dada Inmediatamente he enviado órdenes contambién l a importancia de los núcleos sindicretas y categóricas para que se restablezca calistas y comunistas que existen en algunas la normalidad. L a s demás noticias del resto poblaciones, como Zaragoza, Bilbao, Valende E s p a ñ a son normales. cia y Barcelona. Pues bien, en ninguna de ellas hubo tal movimiento revolucionario de El director de la Guardia civil vimasas, n i éstas aparecieron por ninguna parte. sita al ministro- de la Gobernación Confieso- -añadió el ministro- -que, conoPreguntaron los periodistas al ministro cidos los propósitos de los elementos extresobre l a conferencia que ayer celebró con mistas, yo temía que el movimiento tuviese el general Cabanellas, y contestó que desde mayor amplitud e importancia, y todo. ha hace tiempo no le había visto el director quedado en los propósitos, puesto que solageneral de la Guardia civil y ayer le visitó mente se desarrollaron en los sucesos de para darle cuenta de los asuntos del servicio, ayer los acostumbrados alborotos o riñas de entre ellos del acuartelamiento de las fuerzas romerías y tabernas, que son frecuentes los en las diferentes Comandancias. E l ministro domingos. terminó diciendo que desde las seis de l a Seguidamente, el Sr. Casares Qmroga tarde del sábado se encontraba en su despasó a dar cuenta de la situación en diferenpacho de Gobernación, donde había estado tes provincias y dijo lo siguiente: al habla constantemente con las autoridades- -E n Barcelona se han presentado al go- de toda E s p a ñ a y que hoy, al cabo de cuarenta y ocho horas, volvería a su casa para bernador los capitanes de los vapores Buenos reanudar la vida normal de familia. Aires y otros, en representación de las t r i pulaciones de los seis vapores de la Transatlántica que han sido amarrados por la Noticias del secretario del señor Compañía y que por rara coincidencia fueCasares Quiroga ron despedidos, precisamente el día señalado Madrid 30, 6 tarde. De madrugada habló para la huelga general revolucionaria. Pijes con los periodistas el S r Quintana, secretabien, estos representantes de las tripulaciorio particular del ministro de l a Gobernanes hicieron constar a la autoridad de Barción, y les manifestó que en Sevilla varios celona su adhesión al Gobierno, y le dijeron perturbadores habían tratado de incendiar la que no atenderían sugestiones cíe ninguna iglesia de Santa Catalina. clase, y que para ellos nada significaba siAñadió que de Barcelona no había nuequiera la coincidencia de que hubieran sido vas noticias, y dio cuenta de diversos deslanzados a la calle en la fecha indicada para órdenes que se registraron en Oviedo y en la perturbación del país. Valencia, donde hubo dos mujeres muertas E n Sevilla, donde se anunciaba para hoy y varios heridos. la huelga general y otros fieros males, no Terminó diciendo que en Zaragoza, Córsólo no hubo tal huelga, sino que circuladoba, Coruña, Ciudad Real, Toledo, Málaga, ron los tranvías, abrieron los. comercios y L o g r o ñ o y Soria reinaba tranquilidad, y que se da el caso de que siendo pretexto del moen Granada había sido ovacionado el Jalifa vimiento la huelga de los obreros municipales al salir en l a plaza de toros. de l a limpieza, hoy han entrado a trabajar 50 de los 170 que hay. Por lo visto, en El jefe superior de Policía mostró a los Sevilla había el intento de quemar todas las periodistas, de madrugada, el voluminoso iglesias, cosa un tanto difícil, porque hay atestado instruido con motivo de los sucesos unas 200, pero nada ocurrió. y las banderas cogidas a los alborotadores. E n la iglesia de Santa Catalina, unos muSe lamentó de los procedimientos de éstos, chachos echaron un bidón de gasolina por respondiendo a tiros a la corrección de los 3 eba. it á e la puerta y le prendieron fuego, agentes, y puso de manifiesto l a sensatez de Amplísimos informes del ministro de laGobeí nación En Barcelona hubo algunos desórdenes Muertos y heridos. Precauciones policíacas. Coacciones. Mitines a! aire libre. Manifestación comunista Barcelona 30, EO mañana. E l plan de agitación extremista ha fracasado en B a r celona, al menos por 1o que se refiere a. l a jornada del domingo. Contribuyeron a ha ¿erlo abortar las medidas de predaucíón adoptadas por l a Jefatura de Policía y el extraordinario alarde de fuerzas desplegado. E n las primeras horas de l a mañana a l gunos pequeños núcleos de agitadores intentaron coaccionar a los obreros tranviarios y a los de los Metros, cuyo personal tuvo algunos momentos de vacilación; pero ai ser, ahuyentados los coaccionadores por la firerza pública salió todo el servicio, que durante el resto del día se prestó normalmente. Donde se ejercieron mayor número de coacciones y se trató de promover alborotos fué en las barriadas obreras, especialmente en Sans y Coll B l a n d í en las que se habían congregado muchos elementos agitadores, j ó venes en su mayoría. Los grupos se retiraron entonces hacía Montjuich, y en diversos lugares de l a montaña se improvisaron mitines, en los que hablaron oradores espontáneos. U n o de estos mítines se celebraba en l a explanada principal y los seiscientos o setecientos que acudían marcharon hacia Sans al presentarse la fuerza pública. E n Sans trataron de provocar desórdenes. U n grupo de comunistas, formado por unos cuatrocientos muchachos y llevando al frente una bandera roja, se d i rigía al centro de la ciudad. L e salió al paso una compañía de guardias de Asalto, que los disolvió, después de dar una carga, y practicó varias detenciones, entre ellas la del joven Victoriano López, de quince años, portador de l a bandera roja, y la de dos niñas, de frece y once años, respectivamente, que también í o r m a b a n en la vanguardia de la manifestación. Se las ocupó carnets de l a Juventud Comunista y sellos de cotización de la misma organización. f Intento de asalto Algunos grupos intentaron asaltar el mercado de Sans para colocar en él la bandera roja. E n el mercado sólo había una pareja de Seguridad prestando servicio de vigilancia, que cerró las puertas, mientras telefoneaba a la Jefatura en demanda de auxilio. Acudieron rápidamente una sección de C a ballería, que mediante una enérgica carga, despejó rápidamente los alrededores del mercado, alejando a los grupos. iiniinnji 1 KIliT! C T i I f r í l TII