Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES i DE JUNIO DE 1932. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G a i unos a otros de la agresión al guardia Celes tino Romo. Según parece, también alguno de ellos habló de que conocía al autor de la muerte d e l carrero en la plaza del Pozo Santo. L a impresión es que entre los tres están los autores de los disparos que hirieron al guardia. E n cambio, no está comprobado que tengan que ver directamente en el asunto del carrero, aunque es fácil que conozcan, á los que realizaron la fechoría. FRACASADOS DEFINITIVAMENTE- LOS MANEJOS R E V O L U C I O N A R I O S SE RESTABLECE LA TRANQUILIDAD PERTURBADA EN VARIAS POBLACIONES E n Sevilla: H o y reanudarán el trabajo todos los gremios. Detención de unos pistoleros considerados autores de varios crímenes. festaciones de las autoridades. L a F E D A y provincias. Manifrente a las huelgas Detención del jefe de la banda Con los datos facilitados por los detenidos, l a Policía procedió a la detención del jefe de la banda de pistoleros. Sobre las diligencias practicadas cerca de este individuo, así como acerca del nombre y condic ón del mismo, la Policía guarda reserva impenetrable. Sabemos únicamente que fué careado cotí los tres pistoleros. L a discreción natural para no entorpecer el servicio de la Policía, nos veda hablar más del asunto. Se ha sabido que los agentes de a c c i ó n así nombran a los pistoleros- -percibían un sueldo de diez pesetas diarias, y veinticinco por cada intervención con resultado. E l jefe se entendía con los organizadores del movimiento, y luego daba órdenes a sus agentes. También se ha sabido que para la tarde dé ayer se les había asignado una misión. Los guardias de Seguridad que practicaron las detenciones han sido felicitados por sus jefes. A Díaz Flandiño se le curó en el mismo cuartel por el médico del Cuerpo; Sr. C u biles. L a Policía sigue trabajando con gran actividad, en el descubrimiento d é l a organización pistolera. ilegales. Repercusión en los pueblos. Otras informaciones de M a d r i d E l día de ayer en Sevilla Transcurrió el día de ayer con los mismos caracteres que el lunes, aunque acentuándose más la tendencia a la vuelta al trabajo de los huelguistas. Esto se acusó más en bares y otros establecimientos del ramo, que abrieron las puertas en su mayoría. Los tranvías circularon con normalidad absoluta, prestándose la totalidad del servicio, que el lunes había sufrido reducciones. L a C. N T y la Unión Local de Sindicatos han enviado a los periódicos comunicados dando por terminada la huelga y aconsejando la vuelta al trabajo. Las calles estuvieron más animadas que el día anterior, notándose sólo los efectos ¿e la huelga en la dificultad de adquirir pan. N o obstante, la ciudad estuvo abastecida. E n los hornos trabajan algunos soldados y los dueños con sus familiares. E l pan traído de Santa Cruz de Múdela ha solucionado en no pequeña parte el conflicto. Estos pistoleros fueron, según creencia muy acentuada, los que agredieron al guardia civil Celestino Romo González. Aprovecharon el paso del guardia, pues. sabían que tenía que pasar por allí para pelar la pava. Mármol llevó a cabo la agresión, mientras Valle le guardaba la espalda. Inmediatamente se dieron ambos a la fuga. Uno de ellos huyó por la calle Duque de Montemar, y el otro por la calle San Luis. Se les cree complicados asimismo en otros sucesos de carácter sangriento, pero que aún no se han comprobado. Parece que los detenidos, al ser interrogados, han manifestado que las pistolas que les fueron intervenidas se las facilitaron en el muelle. L a Policía comienza a desenredar la madeja de la organización pistolera En, la Comisaría de Vigilancia se personaron, apenas efectuadas las detenciones de que antes hacemos mención, los comisarios S res. Ramos y Aparicio, quienes interrogaron separadamente a los detenidos. De esta diligencia, practicada con sagacidad, se ha deducido el principio del descubrimiento de la organización pistolera. Parece que los individuos en cuestión con- fesaron que pertenecían a una de las células que operan en Sevilla, bajo la dirección de un jefe, quien da a diario instrucciones sobre lo que hay que intentar en la jornada. Los tres, detenidos, a quienes se les pusieron de manifiesto algunas contradicciones en que incurrieron, terminaron por culparse Detención de los supuestos autores de la agresión al guardia civil A y e r mañana, a las nueve, iba un carro del servicio de limpieza municipal por la calle Oriente, custodiado por una- pareja de guardias de Seguridad. E n las inmediaciones del Parque de L i m pieza, los guardias observaron como trataban de ocultarse unos individuos, entre los cuales les pareció reconocer a un agitador muy conocido del ramo de obras. Se dirigieron hacia ellos, echando a correr entonces los individuos. Acorralados éstos se parapetaron en una bocacalle, e hicieron varios disparos, a l o s que contestaron los guardias. Entonces, los individuos tiraron las pistolas al suelo y se entregaron. Fueron conducidos a- l a Jefatura de, V i gilancia. U n o de los guardias, Justo Díaz Tradiña, resultó levernente herido. Los detenidos llegaron a l a Comisaría, y manifestaron ser: José del Castillo Núñez, de veintitrés años, natural de Carmona y con domicilio en el número I del Campo de los Mártires, de oficio jornalero; José Mármol Torres, de dieciséis años, metalúrgico, con domicilio en la calle Cervantes, del Cerro del Águila, y Antonio Valle Aguílar, de dieciséis años; de oficio carpintero, natural de Sevilla, como el anterior, y con domicilio en el Cerro del Águila. A estos individuos le fueron recogidas las pistolas. L a s cápsulas estaban cortadas por la punta y luego rayadas. L a detención de estos individuos se considera como un servicio de gran importancia, pues según referencia que han llegado hasta nosotros, pertenecen a una banda de pistoleros de los que han actuado muy recientemente y con motivo de esta huelga. Parece que el propósito que abrigaban en l a calle Oriente era llevar a efecto una agresión a los obreros esquiroles. Q u e d a n incomunicados dos de los que facilitaban armas A y e r tarde fueron detenidos y conducidos a la Comisaria de Vigilancia, en donde quedaron incomunicados, los hermanos José y Antonio Cano Galán, de treinta y cuatro y veinticuatro años, respectivamente, por facilitar armas de fuego a los tres muchachos que fueron detenidos en la mañana de ayer en la calle Oriente. Ignoramos lo que hayan declarado, pues se guarda gran reserva. La Agencia Barnett y Compañía D e Maurice Leblanc, el renombrado creador de ARSENIO L U P I N es esta novela que el próximo domingo comenzará a publicar Impresor detenido P o r orden del juez permanente de la Segunda División M i l i t a r fué detenido el i m presor José Fernández Cuadrado, acusado de injurias contra la Guardia civil. BLANCO Y NEGRO Detención del dueño de la taberna desde donde se disparó contra el guardia L a G u a r d i a civil de la Macarena, a cuyo frente está el sargento Rebollo, ha detenido al dueño de la taberna situada en la esquina de las calles San L u i s y Duque de M o n temar, desde donde se disparó contra el guardia Romo. También ha detenido a cinco individuos que se encontraban en el establecimiento cuando ocurrió la agresión. La Agencia Barnett y Compañía puede figurar entre los libros más subyugantes de Leblanc, por lo hábilmente que están preparadas las situaciones fundamentales, por la descripción perfecta de los personajes, por la emoción que produce, por el interés que lleva al lector, de la primera a la última página, anhelante por conocer el resultado de las infinitas peripecias que en ellas se relatan. l i n a pistola en el sillín de una b i cicleta E l propio sargento Sr. Rebollo detuvo a un individuo, llamado José Vargas Pérez, de veintiocho años, natural de Alcalá de los Gazules, al que le fué intervenida una bicicleta, debajo de cuyo sillín se ocultaba una pistola.