Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
3 Ja n i ñ a del lunar: Y o celebro mucho, hija mía, su entusiasmo por el Pastimel y el Jugo de Rosas, y ojalá yo pudiera recomendarle algo que fuera eficaz para eso otro, como le recomendé los productos c i tados; pero ya sabe usted, si es asidua lectora de esta mi correspondencia, que no entro en el campo de los depilatorios, porque no los conozco ni tengo afán por conocerlos... ¡Quizá algún día... -Castaííita p i longa: Es una recopilación de todas mis fórmulas; vale cinco pesetas y 50 para el certificado, y podré enviarlo en cuanto reciba esa dirección; usted puede girar las 5,50 a l Apartado de Floralia, y si usted quiere, al mismo tiempo, la crema y la caja de jabón Flores del Campo también se la podré enviar. Y o creo que por esas cinco m i l poseías puede usted llevar un equipo bueno; yo! e m a n d a r é l a nota detailada, y creo q u e d a r á conforme. M i hermana y yo: Esos granillos impertinentes desaparecerán lavándose con el agua templada y echando en ella unos polvitos de alumbre, y por las noches locionarse con l a siguientes composición: azufre lavado, agua destilada, alcohol puro y agua de rosas, a. a, 20 partes; para lo demás... ya saben ustedes el procedimiento: una buena crema (como lo es la de Flores de! CamxJO) bien extendida con los dedos h ú m e d o s luego un poquitín de Arrebol; bien extendido también, que favorece enormemente, y luego ya los polvos, que pueden ustedes entonar con su piel, combinando a l guno de los tonos de los Freya, ¿Y creé usted que vale l a pena de que se trabaje en la casa? Si ustedes me dan una dirección, yo les podré orientar en el sentido que desean. -María Luisa Brisac: Y o no califico la actitud de usted ni de prudente ni de egoísta: creo tan sólo que usted no le quiere lo bastante, y por eso encuentra razonables ciertos motivos que, ahondando en el asunto, no lo son. Discurriendo en la forma que usted lo hace, nó encontraría usted árbol donde ahorcarse, puesto que siempre h a b r í a un pero con m á s o menos probabilidades; en una palabra, si usted le quiere, y se trata por a ñ a d i d u r a de un hombre formal, honrado y trabajador... me parecen excesivamente pequeñas las razones que usted alega para romper unas relaciones. Piénselo usted serenamente, y v e r á que tiene la felicidad en su mano. -Clavel andaluz: P a r a proceder con probabilidades de acierto, debiera usted empezar por saber si tiene usted en realidad condiciones para ese arte; en estas disciplinas no se puede aplicar el querer es poder sino que es absolutamente necesario estar dotado de condiciones naturales sobre las que a c t ú e el arte. Si usted no las tiene, y a sabe el camino a seguir; pero si está usted segura de ellas, usted y nadie m á s que usted es l a que debe decidirse, sporque a usted bien se le alcanza que no cabe el consejo en esas cosas. P o r de pronto, el i r a la Escuela de Declamación no le estorba a usted para nada. Marta y M a r í a Eso era antes; hace y a algunos años y hoy, sobre todo, se pone la pena desde el primer momento; el manto propiamente dicho ha desaparecido por completo, y a lo más, las señoras de edad se ponen l a pena muy ancha por detrás, a fin de poder llevarlo sobre los hombros y hasta l a cintura, y las señoras jóvenes, como las muchachas, una pena a un lado, que pueden enroscarla al cuello si Jes place; a los seis meses pueden ya. ponerla m á s cortita, y a l año quitarla, pudiendo entonces poner brillo, perlas y a l g ú n toquecito que otro blanco. P a r a las de confianza no hay regla fija; las de etiqueta, a los seis meses, y respecto a los pésames, se pueden contestar por tarjeta, pasados los nueve días Una necesitada: Ponga usted la luz de modo que ilumine perfectamente el trabajo, y tenga por costumbre el lavarlos todas las m a ñ a n a s con agua. de lechuga o de flor de saúco, tibia, y. árnica, mezclada con agua, que a d e m á s de limpiar fortalece. E n vez del H u m o ele Sándalo negro, póngase el tostado, que le ha de sentar mucho mejor, r y para los labips use l a crema al Jugo de Rosas, que le reseca menos. E s muy raro, porque la loción Tf. llak se ha popularizado tanto, que todas las perfumerías la conocen, y si no la tienen en el momento, se la pueden proporcionar a usted. Cuesta 5,50, y tiene todas esas recetas. -Kosa de t é No tengo la menor idea a, qué puede referirse; pero por los datos que me d infiero que la fórmula fué para evitar unos granitos constantes, y consiste en echar en el agua de lavarse unos polvitos de alumbre; para suavizar l a piel no hay nada como el agua de salvado para lavarse, y locionarse con agua de azahar, glicerina y benjuí a partes iguales, y por las noches pasarse los dedos húmedos en aceite corriente; o bien emplear ia greda disuelta en agua, si el cutis no es seco. a DE Pocas veces podrá evocarse un recuerdo español tan bellamente perfumado como el que originan los efluvios de la exquisita C Lililí A Tina mancliega: Así, en general, se reco mienda para combatir l a formación de la caspa l a composición siguiente, fricionándose por las noches: agua de colonia (rica en alcohol, como la de Flores del Caiiipo) cien gramos; jabón de aceite de almendras, 10; aceite de ricino, cinco; glicerina, cinco, y resorcina, 2,5; pero para acertar lo m á s posible, sería conveniente me diese usted algunos otros detalles; si produce mucha p i cazón, si. es seca, como polvillo, si grasa, si se cae el pelo, etc. etc. y entonces yo pondré de mi parte cuanto pueda por que sea usted complacida. Mucho celebraré también tenga usted que avisarme prontito. -Dos morenas: P a r a esas cosas tienen ustedes que dirigirse a un instituto de belleza, donde pueden orientarlas sin cortapisas Victoria con poca suerte: iCuánto siento defraudar sus esperanzas, hija mía! pero yo no sé e n g a ñ a r L o sucedido a usted es una lógica consecuencia a lo hecho; usted bien lo comprende, y creo sinceramente que cuanto haga sería ir de mal en peor; el agua oxigenada de 20 volúmenes, como decolora disimula, y hay tratados de belleza que dicen que usada con constancia acaba por matar l a raíz, aunque a l principio parezca lo contrario. ¿Será a s í? ¡Ojalá pudiera yo afirmarlo, aunque no fuera m á s que por lo mucho que me lo ruegan; pero repito que por probarlo ya no pierde usted nada. -Su afectísima a m i s a Los polvos F r e y a cuestan 3,50, y el libro de mis recetas 5,50, m á s el certificado y envío, que viene a. ser 60 ó 75 céntimos; usted puede hacer el giro a l Apartado de Floraría 575, P a r a Frivolina y seguidamente t e n d r é mucho gusto en enviarla ambas cosas; pero diciéndome usted antes de qué tono quiere usted los polvos F r e y a y si quiere usted a d e m á s el Arrebol, que son 2,50. María Claudina: Puede perjudicarle m u cho, y en cuanto antes trate usted de poner remedio, mejor; su vacilación es una tontería, y sobre todo pudiendo escoger persona seria y competente; si usted me diera una dirección, podría quizá orientarla. Si tiene usted l a costumbre, no tenga cuidado en seguir haciéndolo; eso que dice su amiga eran prejuicios antiguos; los demás le sent a r í a n admirablemente para lo otro. Esos tres o cuatro kilos que faltan para l a proporción... puede usted ganarlos fácilmente con extremar u n poquito l a alimentación en leche, huevos, jamón, mariscos y mantequilla, y cuidar de reposar la comida una media hora; y respecto a su pregunta, yo sólo le puedo decir que los casos que conozco han sentado maravillosamente y sin consecuencia alguna; pero... tampoco se puede olvidar que todas las naturalezas no son iguales. -Una entusiasta de Carlos G. Lávese con el agua fría, dejando en ella por las noches una bolsita con salvado para que suelte bien l a leche; lociónese después con: agua de azahar, glicerina y tintura de benjuí; se pone un poquito crema, y después se extiende bien el Arrebol especial para cutis seco, y luego ya los polvos; con l a yema del dedo, h ú m e d a en alcohol, se l i m pia bien los p á r p a d o s superiores y se pone entonces la crema H u m o de Sándalo, que a d e m á s de hermosear los ojos disimula esas arruguitas. -Morena y e x t r e m e ñ a Como ten í a que marcharme y no h a b í a recibido su carta, le envié el Arrebol y los polvos propios para morena, y ya veo que. acerté, de lo cual me aiegro mucho. No es prenda que se prodigue mucho n i que esté sujeta a l a moda; lo mismo son lindas las en forma de chai que las de forma antigua. FRIYOI DíA Para el baño y t cador. Para el pañuelo. Para fricciones. JIFILdiliR IILlilAl MADRID MÉJICO
 // Cambio Nodo4-Sevilla