Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A BC en Lo n J r e s El a u l o m ó r i l que circula s a b r é railes o carreteras. ínohfaje excéntrico, y se las sujeta al chassis con un pasador, independizándolas por completo de las revoluciones ejecutadas por las ruedas que ahora arrastran al coche. Para ir de la vía férrea a la carretera se hace la misma operación eji forma inversa. L a transformación no requiere ni cinco minutos, y, a cargo de manos expertas, puede efectuarse en dos minutos y medio. E l motor del vehículo de izo caballos de fuerza va dotado de una segunda caja de. cambios- que permite el desarrollo de velocidades elevadas sobre vías férreas de largai extensión, con escaso consumo de combustible. U n ingenioso mecanismo suprime la necesidad para los viajeros de trepar por escalones: a l entrar o salir del coche, tanto al circular sobre carreteras como por vías férreas; los asientos son extremadamente conjfortables; el vehículo cuenta con un sistema de calefacción y existe un dispositivo para enarenar El vehículo en una calle. los. raíles en caso preciso. E l mecanismo del Ro- Railer puede ser L a Construcción en Inglaterra del primer andar sobre carretera. Cuando el coche ciradaptado a cualquier clase de automóvil y automóvil destinado, a circular indistintacula sobre caminos, las ruedas provistas de tractor, a los camiones con carga máxima mente sobre railes o carreteras se debió a neumáticos quedan fijas en, una posición la iniciativa de una importante Compañía concéntrica al eje. Cuando circula sobre de hasta incluso diez toneladas, y a los autode ferrocarriles- -lá de Londres, Mediodía y buses de un soló piso con asientos para 26 raíles, se sitúa el coche en el punto de emEscocia- que, adelantándose a las necesiviajeros, o de dos pisos y seis ruedas, con palme del camino con la vía; se le coloca dades del momento, o al menos adaptándose de modo que coincida exactamente con ésta mayor capacidad dé transporte. Para utilia ellas, comprendió que había llegado la zar estos coches lo único que es preciso es el juego de ruedas para raíles, se avanza hora de combinar las ventajas de la vía féunos metros hasta que el camino, construí- construir, a poco coste, los empalmes de la rrea con las de los modernos caminos, mecarretera con la vía férrea. Las ventajas do ál efecto, pierda su espesor en uri pladiante la construcción de un vehículo capaz de este novísimo medio de transporte son no inclinado, mientras los raíles, que conde aprovechar unas y otras. En determina- tinúan al mismo nivel, reciben el peso del fáciles de comprender, y pueden resumirse dos países, y en la misma Inglaterra, al- coche, que descansa ya sobre el juego esen las siguientes: reducción del gasto de gunas Empresas ferroviarias han sabido ex- pecial de ruedas para vía férrea; acto se- gasolina y neumáticos; velocidad elevada, tender sus servicios, y de paso aumentar sus con mayor seguridad; más comodidad y guido se ruedas provistas ganancias, mediante la explotación de líneas neumáticos elevan lasuna media vuelta de mejor estabilidad, al viajar sobre raíles; mediante del de autobuses y camiones para el transporte de pasajeros y mercancías; pe- ro la citada Compañía inglesa es la primera que ha tenido el acierto de ¡hallar un medio para ex- tender su radio de acción con pleno aprovechamiento del sistema de comunicaciones que constituye su mayor negocio. Esto se ha conseguido mediante la construcción del llamado Ro- Railer v e h í c u l o que debe su nombre. a una combinación de las palabras road y rail, equivalentes ingleses de carretera y vía férrea En apariencia, este. vehículo difiere poco de un autobús corriente; a primera v i s t a solo se observan diferencias en el alumbrado exterior y en los topes; pero un examen algo más detenido acusa la existencia de un doble juego de ruedas uno para circular obre vías y el otro para El Ro- Railer montado sobre la v w férrea.
 // Cambio Nodo4-Sevilla