Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 3 DE 1 UN 1 Q D E 1932. N U M E R O S U E L T O 10 C E N T S DIARIO ILUSTRA DO. A Ñ O VIGES 1 M O O C T A V O NUMERO 9.161 REDACCIÓN: PRADO DB SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES X ANUNCIOS, MUSOZ OLIVE, CERCANA A TETUAN, SEVILLA EL E E S T A T U T O CATALÁN A N T E L A 3 N A L Y SU D I S C U S I Ó N E N E L PARLAMENTO juicios y comentarios acerca de la sesión de ayer en la Cámara, cuya nota esencial fué la de ruda oposición al proyecto de! Gobierno. Hoy hablará el señor Lerroux y rectificará don Melquíades Alvarez. Una conferencia del diputado don Emiliano Iglesias, en el Centro de Hijos de Madrid. Protestas y apelaciones patrióticas en defensa de la unidad nacional. Han precedido al debate de ayer unas declaraciones muy diáfanas del ministro de Obras Públicas, que, aunque no supongan la inminencia de una crisis, porque no determinan de un modo preciso su actitud, constituyen icn ataque, certero al Estatuto y al plan difícilmente revocable, comprometido por el jefe del Gobierno en su discurso catalanista. El ministro de Obras Públicas no ha dicho que piense hacer esto o lo otro, rechazar tal o cual punto del dictamen, votar tal o. cual manera; pero ha manifestado con toda claridad, y con la importancia que tiene decirlo desde el Gobierno, que el Estatuto no será nada más que un mal paso y una temeridad si no sale de las Cortes como una obra nacional. Nacional no puede ser, y bien se ha visto ya, aunque salga del Parlamento en las condiciones que el ministro estima indispensable. Pero tampoco saldrá en estas condiciones, con la. suma de asentimientos, y votos parlamentarios necesaria para que deje de ser una obra exclusivamente ministerial y de partido. El debate de ayer es una nueva y expresiva demostración de que el Estatuto va a ser la temeridad y el fracaso que anuncia en hipótesis el ministro de Obras Públicas. Todos los discursos han sido de fuerte oposición al dictamen y a la actitud del Sr. Asaña, y todos de oradores adictos al régimen. dente, a los discursos de ayer las atenuaciones que se esperaban y a que se refirieron los comentarios en torno a las declaraciones del ministro de Obras Públicas. EX Sr. Asaña quisiera para el Estatuto, ¿cómo no? la gran mayoría que le diese autoridad y vigor; pero no la considera indispensable. Una mayoría cualquiera basta para el caso. No piensa así todo el Gobierno; ni se puede borrar lo que tan clara y rotundamente se ha dicho sobre el asunto. Aunque no pasa nada. Un diálogo entre el señor Lerroux y don Melquíades Alvarez A l llegar ayer tarde a la C á m a r a D M e l quíades Alvarez fué interrogado por, el señor Lerroux acerca de su estado de salud. Don Melquíades contestó que era bueno. -Pues dicen los periódicos que estaba usted enfermo- -dijo el Sr. Lerroux. -Pues en esta ocasión no están bien i n formados- -contestó el Sr. Alvarez. -i H a b l a r á usted hoy? -le preguntó el jefe del partido radical. -N o lo s é espero que sí, aunque es de suponer que a los discursos pronunciados ya los conteste alguien; como no sea que se siga la costumbre de que se hable y nadie conteste. -Que es un sistema ya muy extendido- -terminó diciendo el Sr. Lerroux. Ambas personalidades se retiraron después de este diálogo lejos de los que k cíaa y ló continuaron reservar rite. El problema ante el Parlamento Reunión del Comité ejecutivo del partido socialista y de la minoría. Conferencia comentada A y e r mañana se reunió en el Congreso el Comité ejecutivo del partido socialista, que convocó a la minoría para una reunión, a las tres de la tarde. A la primera asistió D Indalecio Prieto, llamado por el Comité. Los periodistas no pudieron saber qué se había tratado en la reunión del Comité, poraue el Sr. Prieto, que fué interrogado por los periodistas, dijo que se le había llamado Para el Sr. Ortega y Gasset, el Estatuto para tratar de la adquisición de una roes la ocasión de hacer una política nacional tativa... que no- se ha hecho, porque hasta hoy la Con respecto a la reunión de la minoría República sólo ha gobernado en favor de manifestó el Sr. Cordero que había sido los que pusieron condiciones id cambio de convocada para tratar de un determinado régimen. Y lo nacional es el sentido unitcir. a político; pero que, ya despejado éste, tario negado en el Estatuto y mantenido al comenzar la reunión, se convirtió la mispor las nueve décimas parles del pueblo esma en una reunión ordinaria, en la que L u pañol. Más enérgicamente reprobó el señor cio Martínez t r a t ó de la necesidad de nomMaura las concesiones al nacionalismo cabrar a los que hayan de defender las entalán. España, dijo, no sabe a dónde se la miendas que el grupo ha presentado al prolleva; el primer atisbo de su suerte se lo yecto de reforma agraria. ha dado el discurso del Sr. Asaña; y no También trataron de la necesidad de llees lícito qu- e desde la cabecera del banco var a la Cámara un proyecto de ley que ter- azul, y aprovechando los vaivenes de la política, venga un hombre a imponer una con- mine con la selección que se está haciendo de los obreros para trabajar en ei. campo, cepción del Estado que levanta en el país una iempestad de protestas. Don Melquíades exigiéndose a los afiliados a la Unión. General de Trabajadores incluso qúe lleguen a Alvares también impugnó concienzudamente romper el carnet. Se ocupó también la minola tesis del jefe del Gobierno y las enormiría de la posibilidad de que en el ministerio dades del Estatuto. Hoy hablará de nuevo de Trabajo se llegue al mismo resultado el Sr. Lerroux, y es de suponer que exponga más. concretamente las reservas y salveda- por medio de las Bolsas de Trabajo. Todo cuanto dijeron los diputados so des que formuló en su primer discurso concialistas como lo manifestado por el señor tra cualquier menoscabo de la unidad y de la Prieto fué muy comentado en los pasillos soberanía de España. ¿Qué les queda en las Cortes al Estatuto y a la actitud catalanista de la Cámara, así como también: una extensa conferencia sostenida en aquéllos por del jefe del Gobierno? Una mayoría minisD. Rafael: Sánchez Guerra y T A Miguel terial y de partido, exclusivamente. Maura antes de que éste entrara en el salón No hejncs vis o en la respuesta del preside sesiones. Reunión de Ja minoría de la esquerra catalana A y e r tarde se reunieron los diputados que forman la Esquerra, presididos por el señor Companys. Se acordó nombrar los diputados que han de intervenir en la discusión del articulado. L a reunión duró ¡escasamente diez minutos. Reunión de la comisión de Estatutos A y e r tarde se reunió esta Comisión. A l terminar fué preguntado el Sr. Bello, quien manifestó que se habían ocupado de la discusión del articulado. -Entonces, ¿cree usted que esta tarde t e r m i n a r á la discusión s obre la totalidad? -E s muy posible. Supongo que los discursos serán breves. Simplemente la reiteración de algunos puntos de vista de los oradores. -Y el final de l a discusión, ¿es a tan larga fecha como decía el Sr. A z a ñ a? -Y o creo que para mediados de julio h a b r á sido aprobado el Estatuto. Antes de la sesión. Se reúnen las minorías socialista y catalana y la comisión de Estatutos H a b í a v e r d a d e r o interés político en la sesión de ayer. Se sabía que los señores Ortega y Gasset y Maura pensaban extremar su posición contraria a las amplias concesiones que el dictamen hace a C a t a l u ñ a y ss
 // Cambio Nodo4-Sevilla