Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
m E c. SÁBADO; 4 DE JUNIO; DE 1932. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A PAC? T E R M I N A D A A Y E R L A DISCUSIÓN D E L A TOTALIDAD D E L PROYECTO D E LEYD E L E S T A T U T O D E CATALUÑA, COMENZÓ A DISCUTIRSE SU TITULO PRIMERO Ruegos y preguntas. O r d e n del día. Debate sobre el Estatuto catalán. Rectifica d o n Melquíades A l v a r e z y a continuación el señor L e rroux manifestó que no rectifica sino que ratifica su discurso. C o n t e s tación del señor Azaña a ambos diputados. Proposición incidental. T í t u l o primero del Estatuto. L a sesión de ayer tarde Bajo l a presidencia del S r Besteiro. queda abierta l a sesión a las cuatro y cinco. L a animación en los escaños es escasa. Las t r i bunas están muy llenas. E n el banco azul los ministros de M a r i n a y Obras Públicas. Ruegos y preguntas E l S r P R A D A L dice que su ruego no va para un solo ministro, sino para el Gobierno entero. Expone l a penosa y difícil situación por que atraviesan los campesinos de Almería, y solicita que a este asunto se ponga pronto remedio. N o juzga remedio suficiente las obras que allí se han realizado, pues el problema es mucho más hondo que lo que puedan apreciar a simple vista los señores Prieto y A l bornoz Entiende que hay soluciones, pero el llamado a darlas es el Gobierno. Se adhieren a este ruego otros diputados. E l ministro de O B R A S P U B L I C A S reconoce que constituye una realidad l a descripción hecha por el S r Pradal, de l a crítica situación de Almería, por l a crisis obrera existente. N o es bastante, sin embargo- -prosigue- -con los informes recibidos acerca de esta c r i sis obrera, para que se puedan aprobar proyectos de obras públicas. Esto no quiere decir que yo me niegue a ello. Se trata, simplemente, de lo que pudiera llamarse un estado suspensivo. Gree fáciluna agravación de l a citada crisis, pero entiende que él Estado, por sí sólo, no puede resolverla. H a y que examinar, a juicio del S r Prieto, los orígenes del mal para combatirlo enérgicamente, y esto no puede hacerlo por- sí solo el ministro de Obras Públicas, ya que el problema, por l a forma en que lo ha expuesto el Sr. Pradal, excede de sus facultades. Señala el Sr. Prieto que el Gobierno tiene en su poder infinidad de peticiones para que se construyan obras y principalmente él. L a mayoría de ellas no de una justicia noto. r i a pero resulta poco menos que imposible atender, a todas, pues- -dice- -no vamos a constituirnos, en abastecedores de trabajo a los Ayuntamientos. Preferible. sería- -agrega- -conceder a los obreros de Almería subsidio. de paro que realizar obras largas y costosas, cuyas consecuencias no pueden predecirse y por otra parte también resulta difícil vaticinar los resultados positivos. Habla de la serie de caminos vecinales que se están construyendo en no pocas provincias, sin que el día de mañana puedan reportar utilidad alguna. N o se debe, por tanto, proceder a l a realización de obras en envergadura, sin que ellas tengan, por anticipado, la confirmación de que son o serán útiles. L a s peticiones que al igual de la hecha por el Sr. Pradal reciben los ministros, resultan impresionantes en efecto, pero, por encima dé todo, y manteniendo el criterio que 1 yo reiteré aquí en momento oportuno, hay que aguardar a que los técnicos informen sobre qué obras convene realizar en Almería. Esto ha de tenerse en cuenta para salvar la responsabilidad del Gobierno y l a personal del ministro de Obras Públicas. Rectifica el Sr. P R A D A L y mantiene sus peticiones. (Entra el presidente del G o bierno. E l Sr. A L G O R A habla de los disturbios estudiantiles registrados recientemente en Zaragoza y se lamenta de que por no haber asistido a una clase algunos alumnos han sido castigados a pagar dobles derechos, de examen. Y o podía citar aquí- -dice- -el caso de no pocos catedráticos que no van a clase n i un solo día y no han sido objeto de sanciones. Anuncia una interpelación sobre este asunto, si así se lo autoriza el grupo socialista al que pertenece. Solicita del ministro de Hacienda un m i llón de pesetas p a r a l a realización de obras diversas en Zaragoza. Con ello se aliviaría la situación! del paro. E l P R E S I D E N T E D E L C O N S E J O sube a l a tribuna y lee un proyecto de ley. E l Sr. M O R E N O M E N D O Z A se ocupa del caciquismo de algunos individuos que se inmiscuyen en las cuestiones de enseñanza en la provincia de M a d r i d y denuncia arbitrariedades cometidas con algunas maestras de la provincia de Cádiz, porque protestan contra el incumplimiento de l a ley. Dice que de hacerse las cosas como hasta aquí la República se deshonrará. Estamos peor que estábamos antes. (Entra el ministro de Hacienda. E l Sr. B A E Z A M E D I N A habla de las atribuciones concedidas a la Junta de- Obras del Puerto de Bilbao. Dice que teniendo la de Málaga remanente de fondos para realizar mejoras y obras i m portantes no pueden llevarse a término por l a demora del expediente en el ministerio y; por no contar con esas atribuciones especiales que la Junta de Bilbao ha logrado. Pide que se hagan extensivas a las de Málaga. También. se ocupa de. la necesidad de realizar obras hidráulicas terminadas en Málaga, y habla del funcionamiento de una J u n ta que funciona en dicha provincia para tales fines. Espera del ministro de Obras P ú- S blicas que atienda sus ruegos. Ruega a l ministro de Hacienda que no retrase el pago de los Ayuntamientos por el Estado del 25 por 100 que por impuesto de rodaje deben percibir en l a primera quincena, de cada semestre, pues se da el caso de que. tardan meses en pagarlo y se crea a los Ayuntamientos con ello notorias dificultades económicas. También pide que se pague mensualmente, por l a C. A M P S. A las cantidades que deben percibir los Ayuntamientos por el aumento de l a gasolina. E l ministro de O B R A S P U B L I C A S le contesta que si las circunstancias de Málaga fuesen análogas a las de Bilbao, él no tiene inconveniente en acceder al ruego y estudia- rá las peticiones hechas. (Entra el ministro; de Agricultura. Quedan terminados los ruegos y preguntas, y el ministro de T R A B A J O lee un proyecto. (Entra en el salón gran número de diputados. También lee un proyecto el ministro de. Instrucción Pública. O r d e n del día Se aprueba definitivamente el proyecto e 3 ley sobre disminuciones de precio de los conciertos del impuesto de transportes con relación a los billetes de ida y vuelta o de precio reducido en los viajes por carretera. Asimismo se aprueba el dictamen de l a comisión de Presupuestos sobre el proyecto de ley convalidando el decreto de 8 de. septiembre de 1931, y concediendo un crédito extraordinario de 113.500 pesetas al presupuesto vigente del ministerio de Instrucción para satisfacer atenciones de Segunda Enseñanza durante el año 1931. Dictamen sobre el Estatuto de Cataluña Se reanuda este debate. Rectificación de d o n Melquíades Alvarez E l Sr. A L V A R E Z (D Melquíades) rectifica. Dice que su discurso fué encaminado a sostener la teoría autonomista frente a l a centralista de los Reyes de l a Casa de A u s tria y de Borbón. L o que pasa es que lo dicho es cosa dis. tinta y atribuirme otra cosa se aparta de los cánones de l a buena fe y de las normas de l a discusión. He sostenido- -dice- -la necesidad. de acudir a la política catalanista, declarando que si la realidad- de esta política estaba en el reconocimiento de una nacionalidad catalana, esto rompería l a unidad, porgue dentro de ésta no pueden existir dos nacionalidades. L a unidad española es incompatible con l a existencia de nacionalidades dentro de E s paña. O t r a cosa es l a existencia de Estados y ejemplo de ello es l a existencia de l a R e pública federativa de Suiza y dé los E s t a dos Unidos. Esta última constituye hoy una verdadera nacionalidad. ¿Puede existir una nación de naciones? N o se me presentará ni un ejemplo de semejante concesión. Esto es imposible. Y o he dicho, discutiendo con el Sr. Cambó, que esto era una superfetación monstruo Modelos prácticos y sombreros grandes L a Crónica de la moda que la Condesa d Armonville publica en el húmero de mañana de B L A N C O Y N E G R O aparece ilustrada con elegantísimos modelos de sombrero, blusa, vestido y abrigo para señoras. E n la sección de Labores figura un modelo de sweater para caballero, y los dibujos y explicaciones para confeccionar esa prenda. Y en otras páginas hay modelos de trajes de novia y para viajes. VÉASE E L PRÓXIMO N U MERO DE B L A N C O Y NEGRO