Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 4 DE JUNIO DE 1932. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 20. L A SITUACIÓN POLÍTICA V SOCIAL D E CATAL U Ñ A Comité, que había estado en París, expuso las proposiciones que para un plan revolucionario je había hecho el ex presidente del Consejo, por aquel entonces conspirador, don José Sánchez Guerra. Desde luego las pro- posiciones iban dirigidas a la C. Ñ. del T. y L a actuación del rector de la U n i- por este motivo, entre otros varios, se reunió en tal fecha el Pleno nacional. A l misversidad de Barcelona mo Pleno asistió el profesor racionalista Barcelona 3, 12 noche. Se nos. dice que Juan Roigé, quien en representación del C o entre determinados elementos universitarios mité de la Confederación Regional de Catareina profundo malestar por la actuación luña, formaba parte del llamado Comité de del rector de la Universidad, que por su deizquierdas de Cataluña. Juan Roigé expuso pendencia actual, más política que acadéallí que los políticos que con él integraban mica, parece hacerse incompatible con una el Comité consentían en que la C. N del T parte, del profesorado. E l Rectorado de la firmara un compromiso, en el que sé estableUniversidad, se nos dice también, ha teniciera que, -durante seis meses después de do siempre por imperio de l a l e y una autoproclamada la República no declararían ninridad delegada del ministerio de Instrucción gún conflicto, n i huelga alguna que pudiera Pública sobre los centros docentes del discomprometer la estabilidad del nuevo régitrito universitario, pero desde que ocupa el Rectorado el Sr. Serra Hunter esta, autori- men. Se rechazó eii absoluto semejante predad no se ha ejercido con imparcialidad. E l tensión, y fué acuerdo unánime el que la C. N del T. si. bien estimaba conveniente esrector actual no se ha debido considerar en tablecer inteligencia con todos los enemigos ningún momento investido de esa autoridad de la Dictadura, quedaba en libertad absoludelegada, sino con autoridad propia, un- poco ta de acción al día siguiente de proclamarse autocrática; por lo menos, tanto por su o r i l a República. Y como insistiera Juan Roigé gen como por sus actos ha respondido a esa hipótesis. Su intervención, cuando el Esta- en que si no se firmaba el compromiso, se- ría tal vez esto motivo para que los polído acordó hacerse cargo de los colegios de los Jesuítas, respondió a una política com- ticos desistieran de cooperar en un movipletamente distanciada de los propósitos del miento insurreccional, el Pleno, resolvió, por ministerio de Instrucción Pública, y lo que unanimidad, que el delegado en el Comité en Barcelona pudieron ser colegios de sede izquierdas, de Cataluña, sin comprometer- gunda enseñanza, a cargo de los Institutos, se a nada, n i muchísimo menos por escrito, y tal vez de nuevos Institutos, han tenido un procurase dar a dicho Comité. la sensación destino digno de consideración, pero menos de que, en efecto, la C. N del T no haría eficaz, que el que el Estado proyectaba. Pero nada que hiciera peligrar a la República. dejando aparte estas preferencias y distinciones, lo que ha producido verdadera alarSigue diciendo Peiró que. quiere admitir ma es la persecución que con diversos preahora que aquel acuerdo pueda considerarse textos ha iniciado con dignísimos catedráticomo. un compromiso. Dejemos como un hecos de centros de su distrito, y últimamente cho cierto que el compromiso existe, y enhan sido suspendidos en sus cargos los setonces nos encontramos con este otro hecho. ñores Berges, de Tarragona, y Gómez SeL a C, N. T. no ha establecido jamás nin- garra, de Manresa. Y si en esa enconada guna inteligencia n i compromiso alguno que persecución se hubiese dado a los interesano fuera para i r a un hecho insurreccional. dos las garantías que la ley concede a los Desde el momento mismo en que los polítifuncionarios, aún cabría suponer que las acucos se decidieron a intentar la solución del saciones lanzadas contra dichos catedráticos problema político de España por medio de eran algo más que un pretexto o una torpe unas elecciones, esos políticos quebrantaron maniobra. E s un detalle o una simple cointerminantemente, absolutamente, el comprocidencia el que uno de los perseguidos sea miso que hubiere existido, con anterioridad; un señor que en tiempos pasados hizo procon l a C N T Entendiéndolo así, resulta paganda marcadamente españolista y mantuque al ser proclamada la República no exisvo amistad con dos dirigentes de esta polítitía compromiso alguno entre los políticos Ki, y que el otro se haya manifestado al y la C. N T. y resulta una argucia de margen de tendencias catalanistas, hoy premala fe hablar de traiciones. De traiciones, dominantes. Poco favor hace a las pretenen el terreno catalán, no ha habido más siones autonomistas de Cataluña su repreque la de- la, Esquerra, y, respecto a mí y sentante en l a Universidad- -terminan d i a los muchos militantes, de la C N T. esas ciendo las personas que nos han visitado- persiguiendo sin garantías de defensa a traiciones y las que haga y deje de hacer quienes no comulgan con sus creencias n i la Esquerra, nos tiene sin cuidado. confiesan en su capilla. Y más si esto lo Termina diciendo que Ja C. N T le dará hace, como lo ha hecho, en Ja ocasión pregrandes disgustos a l a Esquerra y a los. parsente, transgrediendo las leyes, toda vez que tidos políticos, y. se los dará porque todos no tiene autoridad para formar expedientes se han comportado traidoramente con ella. ni mucho menos suspender a catedráticos en sus funciones examinadoras. Suponemos que esta norma jurídica. moral producirá su efecto entre el profesorado de toda España, cuando, al recoger la Asociación de Catedráticos de los Institutos las denuncias que se le han hecho, sé haga- eco de ellas ante el Parlamento y ante el Gobierno. LOS TRIBUNALES DE 1 UST 1 G 1 A V i s t a de una causa p o r estafa Barcelona 3, 12 noche. E n la Sección primera de la Audiencia ha continuado esta tarde la vista de la causa por estafa seguida a instancia de Compañías aseguradoras con motivo del hundimiento que parece filé provocado del vapor Baracaldo. Terminó el examen de los testigos y el fiscal modificó las conclusiones en el sentido de apreciar como autor de un delito de estafa y otro de cohecho a uno de los procesados, para el que pidió tres años de presidio por el primer delito, y tres más por el segundó, co mo indemnización de cincuenta y ocho m i l pesetas. Para los otros tres procesados, a los que considera como autores de un delito de cohecho, pide un año, ocho meses y veintiún días de prisión, y a pagar mancomunadamente la multa de seiscientas m i l pesetas. E l querellante y l a defensa sostuvieron sus conclusiones provisionales, y a las nueve de la noche terminó la sesión después de in or mar el fiscal y l a acusación privada. V i s t a de una causa contra el asesino de su esposa Málaga. 3, 11 mañana. A las ocho de la mañana ha terminado la vista de la causa contra el oficial de Correos Francisco E n trena, autor de la muerte de su esposa, Concepción Utrera. L a Sala condenó al procesado a veinticinco, años de reclusión e indemnización de diez mil pesetas. O 1 NEC NOT 1 CÍAS RO LO G 1 CAS de edad Fallece a los ciento veinte años Buenos Aires 3, 12 mañana. Pía fallecido en Bahía Blanca la señora doña Paula Silva, que era la persona de más edad de las residentes en la República Argentina. L a finada contaba ciento veinte años. -Associated Press. Entierro del agregado militar de la Embajada de I t a l i a s e ñ o r Amarí Madrid. A y e r a las once, tuvo lugar el entierro del cadáver del agregado militar a la Embajada de Italia, teniente coronel Sr. A m a r i de Sant- Adriani, constituyendo el acto una sentida manifestación de duelo. Asistieron al fúnebre acto numerosas representaciones del Cuerpo Diplomático, un ayudante del subsecretario de Guerra, y comisiones de los Cuerpos de la guarnición, a más de muchísimos elementos particulares y de la colonia italiana en Madrid. E l nuncio de Su Santidad, monseñor Tedeschini, que rezó un responso ante el cadáver, fué objeto, al salir del Hospital de San José y Santa Adela, de una espontánea y. cariñosísima manifestación de adhesión y simpatía, por parte del numerosísimo público que se había congregado en los alrededores del citado benéfico establecimiento, en- tusiasmo que fué aumentando en tales proporciones que, para evitar los posibles excesos y molestias de tal aglomeración de público, fué invitado a subir en un automóvil, que partió en seguida, en. medio de aclamaciones, de las sencillas ¿rentas de la populosa barriada, Y a l l e ele Asís U n articulo de Peiró en Solidaridad Obrera Barcelona 3, 12 noche. Solidaridad Obrera de hoy publica un artículo firmado por T. Peiró, uno de sus más calificados dirigentes en los últimos tiempos anteriores al ominio de la F A I. E l artículo es muy- í; nso, y, por considerarle extremadamente itesssante, transcribimos algunos de sus párafos. Dice en uno de ellos que el 29 de iunía de 1928, la C. N del T celebró un P k c o regional, en el que un delegado del I Este magnífico cuadro, del genial Sorolla, aparece reproducido a todo color, tamaño de doble plana, en lamina que acompaña al número de mañana de B L A N CO Y NEGRO. ¡raí m SÁBADO Cinema Pa e i e i S 2 Y- DOMXJVGO. sspaitói, por JTJAN DE ÍÍANDA
 // Cambio Nodo4-Sevilla