Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
cipio político de que l a Constitución no debe circunstancias en que ha sido llamado a touna cosa, y no me atreví porque no lo sacontener sino los artículos necesarios para mar parte en. el Gobierno supremo. S i mebía de cierto n i tenia más que un anuncio señalar los poderes políticos y fijar más sus reciese la aprobación, hará por su parte vago de ella. Y a Usted la sabrá cuando lleatribuciones respectivas y las formas de ejercuanto le sea posible para llevarlo a cabo gue ésta a sus manos. H a sido usted llamacerlas, dejando en la esfera de la legislacon el auxilio y consejo de los dignos señodo aquí, y también- M o n Supongo que no ción todas las instituciones que, según los res presidente y miembros del Gabinete de habrá usted vacilado en echar a c o r r e r si no tiempos, deben regir en el remo. S u Majestad. P e r o si, por las dificultades lo ha hecho usted ya, hágalo al instante. E l muy grandes que hay que vencer y no puepresidente y el de Estado están decididos a Esto es cuanto cree oportuno el que susden desconocerse, se prefiriese otro rumbo hacerlo todo o casi todo por medio de decribe sobre la gravísima cuestión- política, político, el que suscribe acatará, como siemcretos V m s son llamados para deliberar que es la mayor dificultad de la situación pre, las resoluciones de S u Majestad y no sobre esto; si V m s no se conforman, los presente. E s de gravísima importancia, adeserá jamás u n obstáculo para que sean cumdos piensan provocar una crisis. y reorgamás, la cuestión religiosa, pues sin la unión plidas. Barcelona, 5 de junio de 1844. -Marnizar el Gabinete en su sentido. Esto es, en y concordia de ambos poderes no hay medios qués de Viluma, ministro de Estado. substancia, lo que. se me ha dicho y lo que estables de orden y paz en el reino. Conscreo cierto. V e n g a usted corriendo, ele acuertituido el Gobierno que haya de realizar el E s clarísimo que V i l u m a traía desde L o n do con el amigo y apoyado por é l yo aquí tránsito indicado, los primeros actos por dres madurado su criterio, porque la fecha puedo servir también de algo, aunlos cuales convendría manifestar al que no sea tanto como en tiempo reino su sistema deberían ser: P r i de marras. mero. Suspender, desde luego, la venta de los bienes del Clero secuDespués de leer los anteriores lar. Segundo. Devolverle todos los párrafos no se puede dudar que no subastados como los tenía antes Narváez iba derecho, si lo considede la ley de expoliación. Tercero. raba necesario, a plantear una c r i Suspender la venta de los bienes sis que, en realidad, hubiera tenido del Clero regular de ambos sexos, las proporciones de golpe de Estacomo medida económica y p r o v i do. Contestaron los ministros exposional. Cuarto. Declarar de una niendo francamente su disconformanera oficial y fundada que el midad absoluta con los insólitos i n Gobierno reserva todas las cuestentos de V i l u m a También el martiones eclesiásticas para tratarlas y qués dé Miradores, á quien ellos decidirlas con Roma por medio de habían enterado del absurdo que se un Concordato. E l Gobierno sentaintentaba realizar, escribió a N a r rá la base de que estas cosas no váez manifestándole que en la fuson de su exclusiva pertenencia, tura Constitución debía de tomarse salvando así la independencia de la como modelo, y empleo sus propias Iglesia y abriéndose el camino para frases, e l principio inglés que contratar con Su Santidad, que está sagraba la omnímoda omnipotencia en excelentes disposiciones conciparlamentaria en las Cortes con el liadoras y beneficiosas para todos. R e y E l efecto que causaron en H a y además, algunos otros puntos, Barcelona las cartas recibidas de unos públicos y otros reservados, M a d r i d fué fulminante, según puede política general, que deben serde verse en lo que. el día 13 de j u vir de base al nuevo Gobierno. E n nio escribió Ríos Rosas a Mayans, tre los públicos es el primero una que copio literalmente: amnistía general, que, sin restric A y e r se recibió la carta o carciones ni vanos juramentos, comtas confidenciales de usted, y en prenda a todos los partidos polítisu vista la Reina optó por el j u i cos incluso el carlista. Segundo. cio de la mayoría del Gabinete que Alzamiento de todos los secuestros constituyen los cuatro que están por causas políticas, y devolución ustedes ahí. E l general, que no se inmediata de los bienes a sus duehabía pronunciado en sentido conños. Tercero. Declaración de aptrario, se adhirió al dictamen de Su titud legal a todos los españoles, Majestad, y V i l u m a persistió en el sin distinción ninguna, para: obtesuyo. L a consecuencia natural es MARQUES D E VILUMA, MINISTRO D E ESTADO E N 1844 ner los destinos y honores a que dejar V i l u m a el puesto. N o sé hassean dignos por sus calidades y (FOTOS MORENO) ta qué punto serán definitivas todas servicios. Cuarto. Suspensión de estas cosas, n i tampoco de seguro los efectos de las leyes de des vinculación que estampa al pie de su ponencia es anteel aspecto que tomarán en vista de l a comuhasta que se publique la nueva sobre mayorior en un día al 6 de junio, en que tomó nicación de oficio de V m s que debe haber razgos, garantizando, desde luego, todos los posesión del ministerio. venido hoy, y después de la conferencia que actos consumados en virtud de. aquellas leel general y V i l u m a tienen en este momento Veamos los motivos que aconsejaron a yes. Este artículo. puede ser objeto de discon la Reina. Y o he hecho lo poco que está Narváez cambiar de opinión. Cuando dio cusión posterior después de adoptado el en m i posibilidad, y tengo por seguro que l a lectura a las Reinas de la propuesta del m i plan general. E n t r e los reservados: P r i Reina persistirá en allegarse a la opinión de nistro de Estado, María Cristina, que se daba mero. Que se aplace la cuestión de matriustedes, y V i l u m a en la suya, quedando, por cuenta cabal de la situación política, commonio de la Reina para cuando su edad, su consiguiente, resuelta la salida de éste del prendió que problema de tan substancial i m salud y el estado pacífico del reino permitan Gabinete. A h o r a piensen ustedes en minisportancia no podía resolverse con acierto sin tratar y decidir este gravísimo puntó con las tro de Estado. Debo advertirle a usted una conocer lo que pensaban los ministros que ventajas personales y públicas, que tanta i n cosa que tengo por cierta. Aunque la Reina permanecían en M a d r i d Cuando escribió el fluencia pueden tener en la suerte de Su M a se ha adherido al dictamen de ustedes, ha presiden- te a P i d a l ya éste, lo mismo que jestad y en el porvenir del reino. Segundo. sido contra su inclinación y convencimiento, y M o n Mayans y A r m e r o tenían noticia de Por último es necesario fijar la atención en sólo por ser ustedes mayoría y por salvar su lo que acontecía en Barcelona, por el conque lo qué más ha. de sostener al Gobierno responsabilidad: desconfía mucho del sistema ducto autorizado y fidedigno de D A n t o n i o han de ser su moralidad, su purificación, su de ustedes, y teme mucho, a sus resultados. de los Ríos Rosas. E l insigne orador rondeimparcialidad, -su desinterés notorio y su parño, que comenzaba entonces su carrera posimonia en la distribución de las rentas púRetrocedió Narváez en el peligroso camilítica, desempeñaba el cargo de oficial mayor blicas y de todo género de honores y reno que había emprendido, no sólo porque su del ministerio de Gracia y Justicia, a las órcompensas. Aquí está el cáncer que corroe perspicaz instinto político así se lo dictaba, denes de su gran amigo D L u i s Mayans. las entrañas del reino, y mientras ese espírisino también porque la Reina, venciendo sus Este, deseoso de tener cerca del jefe del G o tu de profusión, de pandillaje y de injustiespontáneos deseos, que se inclinaban del bierno una persona de su confianza que fue. cia que forma, por desgracia, años ha el calado de la solución más reaccionaria, se hara órgano dé comunicación entre ambos, rácter inmoral y escandaloso de nuestro G o bía rendido ante las imposiciones de una reaprevia la venia de Narváez, designó para bierno, no se empiece a neutralizar con actos lidad precisa y evidente. S i n embargo, lo ello a su fiel subordinado. solemnes y repetidos en notorio desagravio mismo la Soberana que el presidente, tande los escándalos que, así los progresistas tearon el ánimo del ministro de Estado para Ríos Rosas, mientras duró la jornada recomo los moderados, han dado al reino, ver si se podía llegar a una fórmula intergia, no dejó un solo día de tener al comuy pocos efectos saludables producirán- las media, según se deduce de lo anteriormente rriente a Mayans, con toda minuciosidad y combinaciones más. acertadas en la esfera transcrito; pero V i l u m a cuyo redo carácter detalle, de los múltiples sucesos- que a su a l de la política. Tiempo es ya de pensar seno se acomodaba a transacciones n i comporededor tenían lugaí P o r eso supo antes que riamente en los altos y permanentes debenendas, provocó la crisis, cuya solución reotro alguno la grave cuestión planteada por res del Gobierno. T a l es el plan que cree lataré con todos sus pormenores. V i l u m a Tengo a la vista la carta autógrafa el que suscribe conveniente y justo en las en que- le da el primer aviso, que dice a s í NATALIO R I V A S Estuve tentado por cl iíle a usted ayer f
 // Cambio Nodo4-Sevilla