Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
He aquí un iroso de la típica calle, de la Colegiata. (Foto Duque) Los madrileños no se limitaron a engalanar los balcones de sus casas. Muchos, en autos y trenes, marcharon al Cerro de los Angeles y oraron postrados al pie del monumento al Corazón de Jesús. La concurrencia durante todo el día fué imponente.
 // Cambio Nodo4-Sevilla