Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 8 DE JUNIO DE 1932. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 20. Pontífices han venido aconsejando la protección a los obreros para convertirlos en propietarios, desde la Encíclica Rerum Novar o tu. Habla de los deberes perfectos e imperfectos de ios propietarios que representan una tesis superior a la de la función social que preconiza el provecto. E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L ¿S e puede uno reir? E l P R E S I D E N T E Su señoría puede reir si ríen los demás. Eí Sr. M A R T I N E s a es una pregunta indecorosa. ¡P r e g u n t a r si se puede uno reir í Eso sí que es una bobada. E l Sr. E S T A V A N E Z afirma que Santo Tomás defendió principios que hoy quiere desvirtuar el socialismo. E l Sr. B A R R I O B E R O E l socialismo es anterior al cristianismo. Varios oradores increpan al. orador. E l Sr. B E U N Z A E s lasque le da la gana. E Sr. E S T E V A N E Z se dirige al G o bierno y dice que brilla por su ausencia en la discusión, y termina, parodiando una frase histórica, diciendo: ¡A d i ó s Poder de los tristes destinos! E l P R E S I D E N T E Se suspende esta discusión. L a sesión fué levantada a las nueve menos diez. es tm problema de objetividades concretas y que el proyecto es de tipo transacaonal. Se muestra también conforme con algunos otros puntos expuestos por el Sr. S á n chez Román, cuyas sugerencias podrían ser llevadas al dictamen siempre que se allanar a a modificar algún concepto. H a b l a del impuesto progresivo sobre la renta, que bien puede ser un resorte utilizado el día de mañana por el Poder para arbitrar recursos extraordinarios. Termina ocupándose de este tema del i m puesto sobre la renta, que debe ser estudiado para su rápido establecimiento. E l Sr. A L V A R E Z M E N D I Z Á B A L también perteneciente a Ja Comisión, dice que la minoría radical mantiene su punto de vista por lo que respecta a la reforma agraria, y contestando al Sr. Sánchez R o m á n dice que éste se limitó a exhumar el primitivo proyecto de reforma. Rechaza el concepto de unidad- finca, que atribuyó a l a Comisión, y dice que para llegar al proyecto del Sr. Sánchez Román sería necesario previamente conocer la opinión de grandes masas de agricultores. E l resto de su discurso se encamina igualmente a combatir las observaciones que hizo el Sr. Sánchez R o m á n en su discurso. E l Sr. S Á N C H E Z R O M Á N rectifica y dice que difícilmente puede el S r Alvarez Mendizábal combatir con razón el primitivo dictamen de l a Comisión técnica, cuando no lo conoce. Hasta tal punto ha demostrado, este desconocimiento que el orador, escuchando al Sr. Alvarez Mendizábal, llegó a. temer que hubiera circulado una edición apócrifa. Recuerda que él primitivo dictamen despertó las censuras no sólo de las clases conservadoras, sino de las extremistas, más rebeldes estas últimas por la seguridad que adquirieron de que si se aplicaba tal ley en Andalucía y Extremadura cesarían todos los grandes factores de agitación que aquéllas fes interesa mantener. Recuerda que aquel dictamen n ó debió ser motivo de alarma para los propietarios de las restantes regiones, y aun para los de las dos citadas no era grave, ni mucho menos, injusto, pues a todos les aseguraba una unidad de explotación. Contesta a palabras del Sr. Mendizábal sobre la cultura agraria del orador, y dice que el dictamen no f u é o b r a suya exclusivamente, pues en l a Comisión había agricultores muy notables e ingenieros agrónomos de gran capacidad. Sigue defendiendo el primitivo dictamen de l a Comisión técnica y niega que en él se entregara, como ha dicho el Sr. Alvarez Mendizábal, el 90 por 100 de la tierra española a los campesinos. Insiste en que encuentra gran disparidad entre e l proyecto, con respecto a l a base de superficie, que ha de servir para señalar el m á x i m o de propiedad, con el contenido del primitivo dictamen, pues aquél señala el límite para cada finca y éste le señalaba para determinada extensión, comprendida ya en una sola finca o en varias de ellas. E l Sr. P É R E Z T O R R E B L A N C A explica el contenido de la base sexta y cree que el Sr. Sánchez R o m á n defiende un impuesto progresivo sobre l a renta, cuyo principio puede ser admitido en el dictamen. E l Sr. S Á N C H E Z R O M Á N dice que no puede colaborar en el proyecto de una reforma agraria que viene a defender un principio económico ya caducado. N o ataca a los propietarios, pero insiste en que hoy no se puede admitir ya a un propietario sin limitación en cuanto a la cantidad de tierra que pueda tener. E l proyecto, a juicio del orador, olvida este deber elemental del Estado, y aunque no cree que l a revolución deba atropeliar al propietario, estima que el proyecto debe sentar, un princroio contrario a individualista. Dice que su negativa a colaborar no puede interpretarse como uña muestra de orgullo ni como una discrepancia, ofensiva, sino como el convencimiento de que con sus opiniones no puede caminar en el mismo sentido de aquellos que las tienen completamente contrarias. E l Sr. P É R E Z T O R R E B L A N C A insiste en que, según su opinión, en la base sexta se da la solución al tema propuesto. E l Sr. E S T E V A N E Z al levantarse a hablar, es acogido con largos rumores. E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L le llama m i nifundio, y esto provoca risas. E l orador protesta, diciendo que el interruptor tiene un carácter infantil. L a presidencia ruega silencio a la Cámara. E l Sr. E S T E V A N E Z Se va a relacionar la naturaleza jurídica del proyecto con la realidad climatológica del agro español. Habla del fracaso del cultivo de los cereales en los Estados Unidos y eii l a A r g e n- tina, y de lo ocurrido con l a producción azucarera. Dice que los Estados Unidos, ante k crisis de superproducción del azúcar de caña, trata de restringir este cultivo en Cuba. Llegó una, principalmente, aunque la previsión fué muy tardía, por la cual la crisis en aquella parte es enorme. Recuerda un comentario publicado en A B C sobre el daño que puede provocar un excesivo cultivo de la remolacha en España. Habla de la furia cerealista de nuestro país y dice que el Gobierno debería aplicar un poder, en poder y en actividad, a favorecer a las comarcas cerealistas, pues éstas no pueden competir con las riquezas agrarias de Andalucía y otras regiones, y deduce, que si en éstas se cultivan los. cereales, no de Levante, aquella de Galicia, que es cereapodrán v i v i r las Castillas, la parte no feraz lista, las vascas (risas y protestas amistosas de los diputados vasconavarros) y otras regiones que sólo pueden cultivar los cereales. Fuera de la sesión Reunión de Ja minoría socialista Madrid 7, 7 tarde. Esta tarde se reunió la minoría socialista, pero no pudo cambiar impresiones por falta de número de diputados asistentes a la reunión. N o obstante, clon Lucio Martínez hizo una exposición sobre el sistema de cooperativas y la necesidad de dar impulso a estas organizaciones, a cuyo fin se n o m b r a r á un núcleo de diputados q ui se ocupen de este asunto. Después habla de la huelga de transportes, debida- -dice- -a que las comisiones no podían con las cargas (risas) por referirse Se pide que sea pública la sesión el orador a las cargas contributivas. en que se discuta el suplicatorio A nosotros, dice, nos sería muy cómodo defender las teorías socialistas. (E n los sodel señor Calvo Sotelo cialistas: N o no) Pero a lo que hay que E l diputado Sr. G i l Robles ha dirigido temer, m á s que a nada, es al socialismo de una carta al presidente de las Cortes, que Estado. ¿P o r qué vais- -pregunta- -contra dice a s í las tasas y río contra la industria y el co M i distinguido amigo: E n nombre da mercio? Encuentra en ello una inconsecuennuestro compañero el diputado a Cortes por cia de los socialistas. (Las interrupciones son Orense D J o s é Calvo Sotelo reitero a uited, frecuentes. yporIe escrito, el ruego que hace meses le í o r n E l P R E S I D E N T E exclama: Ruego a los V de palabra para que sea pública la sediputados que repriman su genio. sión en que se discuta el dictamen de l a comisión de Suplicatorios, que afecta a d i E l Sr. E S T E V A N E Z N o veo yo el incho señor. Bien sé due el artículo 26 del genio por ninguna parte. (Grandes risas. actual reglamento de las Cortes preceptúa Trata de los bienes de realengo, y dice que dicha sesión sea secreta, pero estimo que cumplieron en la Historia un gran bien que esta dificultad puede ser vencida por un de fin común. Habla de las propiedades de simple acuerdo da la Cámara, que se apolas Comunidades religiosas y dice que en yaría en sólidos argumentos. ellas se dedicaban los frailes y los que les L a inmunidad parlamentaria (perdone mi ayudaban... (Nuevas risas. E I S r P É R E Z M A D R I G A L interrumpe, atrevimiento al recordarle lo qué sabe usted J. q y es una g a r a n t í a personal consintiéndose indignado e increpando al orador, cedida al diputado en atención a la función E l Sr. C A S A N U E V A y otros diputados soberana que realiza. L a autorización de l a agrarios defienden al Sr. Estévanez. Cámara previa al procesamiento, es la gaE l Sr. E S T E V A N E Z dice que aquellas r a n t í a l e su independencia. E l secreto de l a propiedades sirvieron de granjas experimendiscusión del suplicatorio es la salvaguardia tales en el cultivo práctico y en el ciende su honorabilidad. A h o r a bien, s i e l protífico. pio interesado renuncia a ese secreto estaConsidera una gran injusticia que se apliblecido a favor suyo, ¿cómo podrá la Cámaque la prescripción para los señores atacara negarse a su petición? S i el Sr. Calvo dos por el socialismo del Estado, que tamSotelo pide, precisamente para vindicar su poco respeta los fondos. honra, la mayor publicidad en las deliberaConsidera una iniquidad expropiar aqueciones, ¿en virtud de qué principio se va a llas fincas que pueden haber sido adquiridejar en secreto la discusión? das por el obrero con el ahorro y con el Por otra parte, todo 16 que a la inmunidad sudor de su frente. se refiere afecta al decoro de la Cámara, a Censura el proyecto por antieconómico, cual no puede permanecer indiferente ante toda vez que se limita l a extensión de las las cuestiones que afectan a la honorabilifincas de cultivo. Ahora bien, dice, todos los dad de sus miembros. ¿Cree, usted que ea el me 6 r ue