Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 9 PE JUNIO DE 1932. EDICIÓN D E A N D A L U C Í A PAGK 19. ción demuestre al país la pureza de su vida, y señala que siendo el mismo hombre que en el año 1930, en que se le pedía la ayuda económica para la revolución, no es explicable que ahora se le acuse por hechos anteriores a esa fecha. E l discurso del Sr. M a r c h ha sido escuchado con atención y sin interrupciones. Interviene el señor Galarza E l Sr. G A L A R Z A a, continuación, hace un largo discurso de contestación a los argumentos expuestos por, el Sr. March, y repite conceptos ya muy conocidos, por las intervenciones que sobre este asunto tuvo el orador en ocasiones distintas. de diputados que se levantan, y arroja el siguiente resultado: 147 votos a favor de la concesión de los suplicatorios, es decir, con el dictamen, y 74 en contra. Enmedio de la expectación general, el presidente de la Cámara da cuenta del resultado de la votación y la sesión secreta se convierte en pública para dar cuenta del resultado de la misma. zada para el martes próximo. E n la sesión del martes, después de su discurso, comenzará en seguida la discusión del articulado. S o b r e la siega en Badajoz E l Sr. Salazar Alonso manifestó esta tarde a los periodistas que había recibido gran cantidad de visitas y telefonemas de distintas personas de la provincia de Badajoz, que se quejan de las órdenes dadas para precintar la maquinaria para la siega, órdenes realizadas, según se asegura, por agentes del Gobierno civil. Dicho diputado radical habló esta tarde en la Cámara con el ministro de Trabajo, al que expuso las quejas señaladas. L e dijo el ministro que, en efecto, se le había requerido para que autorizase el precinto de la maquinaria, fundándose en que de ésta suerte podrá trabajar mayor número de obreros. -A t a l medida- -dijo el Sr. Largo Caballero al Sr. Salazar Alonso- -me he opuesto terminantemente, porque no se puede simplificar ese problema volviendo a los momentos de lucha contra el maquinisjno. L o más que yo autorizaré será una reglamentación. Se me ha dicho que el uso de la maquinaria podrá producir alteraciones de orden público, v ante esas amenazas yo me tengo que inhibir, porque corresponde a otro ministerio. E l diputado radical está dispuesto a plantear este asunto en la Cámara. Después de hablar con el ministro, el señor Salazar Alonso leyó a los informadores los siguientes datos estadísticos: H a y en Badajoz 1.100.000 fanegas sembradas para un censo de 72.000 obreros segadores de todos los pueblos. Se calculan peonadas de cinco obreros por cada fanega, en un plazo prudencial de cuarenta días, lo que hace que. corresponda a cada obrero en ese plazo ocho fanegas; es decir, que los obreros pueden segar 576.000 fanegas, pudiendo segarse a máquina 524.000 fanegas. H a y que hacer constar que la siega de la cebada ha de hacerse en muy pocos días. E n los pasillos A I terminarse la sesión, en los pasillos se formaron grupos animadísimos de diputados, que comentaban con gran calor los i n cidentes del debate. Los ministros se negaron a. hacer manifestación alguna. H a b l a el jefe del G o b i e r n o E l Sr. A Z A Ñ A se levanta a hablar y la expectación aumenta. Dice que no quiere desvirtuar las manifestaciones del Sr. G i l Robles, que encierran E l personal de Ja Compañía acusaciones para la gestión del Gobierno. Pueden tener los señores diputados absoTransatlántica luta tranquilidad- -dice- -de que ninguno de U n a representación, del personal de la los cargos que ha formulado el Sr. G i l R o Compañía Transatlántica, acompañada de los bles afecta en lo más mínimo a la gestión de comisionados de l a Federación de. Transningún ministro, pues el Gobierno ha trataportes Marítimos, informó hoy ante la codo todo y acordado todo en Consejo, como misión parlamentaria de Marina. se demostrará mañana con pruebas fehacienExpusieron que, a su juicio, el problema tes que se enviarán a la comisión de Haciencreado tiene un mal que arranca con la laguda. Todas las resoluciones oficiales están perna de siete meses de servicios, no atendidos, fectamente claras. D e manera que los señocon la supresión de algunas líneas. Trataron res diputados que han escuchado las imputaciones del Sr. G i l Robles pueden dormir- de demostrar que el personal de la Compatranquilos, en la seguridad de que en este ñía Transatlántica sólo actuó en servicios asunto no hay nada que pueda perjudicar a del Estado, a través de la Compañía, por lo l a República, n i significar, siquiera, aquella cual consideran que deben ser amparados especie de responsabilidad que pueda. pedirse por aquél, no siendo responsable dicho pera un ministro por un ruego o una pregunta. sonal d e q u e no se haya creado el MonteAñade que podría referir algunas anécdotas pío de empleados de la Transatlántica. Abomuy divertidas que completarían la informagaron también por que los despidos no se ción, pero el Sr. Carner, que es un gran hagan en forma arbitraria con el persona! humorista, y el Sr. Prieto, que lo es más más antiguo, en vez de comenzarlos por el qué nadie, podrán exponerlas en momento más moderno. oportuno. Fuera de la sesión Termina diciendo que como las acusaciones tienen relación con el fondo del asunto de los suplicatorios, en el que el Gobierno tiene el decidido propósito de no entrar, se abstenía de ser más extenso. Repite que en las denuncias del Sr. G i l Robles no hay absolutamente nada que pueda menoscabar o perjudicar el crédito de la República. L o único que puede aparecer es que en esta sociedad española haya alguna parte de capital francés. E n Ja sesión del martes pronun ciará su discurso sobre la reforma agraria el ministro de A g r i c u l tura E l ministro de Agricultura, Sr. Domingo, al hablar con lo: periodistas, les dijo que pensaba intervenir hoy en la discusión de totalidad del proyecto de reforma agraria, resumiendo el debate. Pero quedan todavía cuatro oradores y uno o dos discursos de la Comisión. Como su intervención habrá de ser bastante extensa convino con el presidente de la Cámara que ella quedase apla- LA SEMANA DE NACIO- NAL H 1 G 1 ENE MENTAL L a sesión de ayer Madrid. Prosiguiendo el ciclo de conferencias organizado con motivo de la Semana de Higiene Mental, hablaron ayer en la Facultad de Medicina el doctor A Abaunza y el profecor D Mariano Ruiz Funes. Ocupóse el primero de El resentimiento en la conducta, haciendo un resumen de las normas de la conducta humana. A continuación el Sr. Ruiz Funes da principio a su conferencia, Clínica criminológica. Hace mención de algunas estadísticas, que evidencian que hay una mayoría de delincuentes que son enfermos y débiles mentales. Pasa a tratar de la labor de la clínica criminológica creada en Bélgica y del papel de la antropología penitenciaria. Por la tarde hablaron en la Residencia de Estudiantes los doctores Guija y Salas. E l Sr. Guija se ocupó de Los principios fundamentales. de la asistencia psiquiátrica, poniendo de relieve l a urgente necesidad que existe de que los enfermos mentales sean objeto de una mayor atención por parte de los Poderes públicos y de la opinión general. Y por último, el doctor Salas pasa a tratar de Los problemas de la asistencia extramanicomial en España. Dice que para que exista la asistencia extramanicomial es prec i s o q u e se mejore la asistencia intramanicomial con mayor celeridad que hasta la fecha. Otras intervenciones A continuación del Sr. Azaña habla el Sr. A L V A R E Z M E N D I Z A B A L (radical) para hacer distintas consideraciones respecto a la manera de enjuiciar de algunos miembros de la comisión de Responsabilidades. E l Sr. M A U R A declara que él no sería opuesto a la concesión del suplicatorio si los encartados hubieran de ser juzgados por los Tribunales ordinarios: E l Sr. A L B A declara que después de examinar minuciosamente los antecedentes expuestos por la Comisión y seguir con atención creciente el debate, considera que no hay motivos para la concesión del suplicatorio. E l Sr. C O R D E R O manifiesta que al señor M a r c h no se le persigue por los delitos antiguos de contrabando, sino por 1 Monopolio del Tabaco eh las plazas de soberanía de Marruecos. E l concurso de ias 1. 0 ¡péselas INTERESA A TODOS CONOCER LAS BASES D E ESTE CONCURSO A L C O N C U R S O D E L A S 1.000 PESETAS P U E D E N ACUDIR TODOS, SIN G A S T O NI ESFUERZO Véase E n votación ordinaria se acuerda Ja concesión de los suplicatorios A las cuatro en punto de la madrugada, el presidente de la Cámara considera suficientemente discutido el asunto y lo pone a votación. Esta es ordinaria, es decir, por número Blanco y egro T o d a la correspondencia destinada a este concurso deberá dirigirse poniendo en el sobre P a r a el concurso de Blanco y N e g r o
 // Cambio Nodo4-Sevilla