Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
M a x Reinhardt, -que Oliver Messel dirigiría el decorado. y la confección i e los traies, que Cochran sería el empresario y que Évelyn Laye daría nueva vida a la legendaria belleza de Elena de Troya. Como espectáculo, como suculento festín para los ojos, Helen resulta un prodigio, y no es extraño que algunos de sus devotos le hayan visto una docena de veces; pero la i n tervención de dos actores cómicos como Berry y Gcorge Robey privan al épico poema de algunos de sus matices más delicados. E n Helen 1 c que atrae y fascina al espectador es la belleza dé algunas escenas, la increíble blancura de la cámara nupcial, el voluptuoso lujo de la orgía, la vistosidad de los trajes, la riqueza de la. presentación, el derroche de hermosura y fantasía. The Cat and the Fiddle- -El gato y el vioUn- -es una opereta con música de J eróme K e r n ur. o de los mejores compositores norteamericanos. Ofrece esta obra la particularidad de prescindir del coro; faltan, por tanto, los cincuenta o cien rostros igualmente bonitos y los cincuenta o cien pares de piernas que. describen líneas rectas p curvas con la misma precisión matemática. E n cambio, está escrita con gracia, la música es moderna y original, la acción tiene más interés que de costumbre, y la presentación es casi perfecta; como es una producción de Cochran, huelga decir que está admirablemente puesta en escena. A l ice Delysia trabaja con su eterna gracia picaresca, y Francis Lederer, actor austríaco que ha tenido mucho éxito en Londres, completa con la norteamericana Peggy W o o d las figuras más salientes de un reparto en el que ninguno de los artistas principales es de nacionalidad inglesa. Para la representación de El milagro, el poema místico de K a r l Volmoeller, con música de Humperdinck, Charles Cochran ha convertido una gran parte de la sala del Lyceum en una inmensa catedral gótica, reproducida por medio de un cemento especial con extraordinario arte y realismo, y, además, ha conseguido reunir en un solo teatro de Londres un conjunto de talento rara vez visto en colaboración. M a x Reinhardt, reputado en ambas orillas del Atlántico como el mejor producer de nuestros chas, concentró su atención en El milagro apenas estrenada Helen. T i l l y Loseh, la bailarina austríaca de los brazos expresivos y sorprendente ritmo; lady Diana Manners, hija de los duques de Rutland y famosa por su belleza de clásico estilo i n glés; Massine, el predilecto de Diaghilew en los días gloriosos, del ballet ruso; hasta Maud Alian, que años atrás escandalizó al mundo al interpretar la Salome -de Wilde. E l profesor Oskar Strnad es autor del soberbio decorado, y Oliver Messel, niño prodigio del arte del vestuario, ha dirigido la confección de los trajes con todavía más acierto si cabe que en Helen. L a leyenda de la Madonna que descendió de su altar para cumplir los deberes de una monja que volvió ai mundo y quebrantó sus votos se desarrolla a través de siete cuadros en que se dividen los dos actos de que consta l a obra, serie ininterrumpida de escenas medievales que evocan con mano maestra el ardiente misticismo de la época, él esplendor de los castillos feudales y la incesante lucha en el espíritu y la carne. L a presentación de El milagro, en l a que. desde el principio basta el fin no se pronuncian más ciuc unas palabras en latín, frases del A v e María y de la letanía de la V i r g e n no es fácil de imaginar, aun por los que conocen las maravillas del teatro inglés, y se debe a la conciencia artística y delicadeza espiritual de un conjunto insuperable de creadores. U n jesuíta, el padre Woodlock, asistió a un ensayo general de la obra, expresamente invitado por Cochran para que indicase si contenía algún detalle contrario a la religión católica, y el padre Woodlock, no sólo la aprobó en su totalidad, sino que recomienda a os fieles que vayan a verla. Por- que, como me dijo Cochran, l a religión es una de las cosas con las que hay que tener mucho cuidado en el teatro; pase la que pase, no hay que herir nunca los sentimientos religiosos de los espectadores. E l costé de poner en escena las cuatro obras tan sucintamente descritas asciende a una suma equivalente hoy a cuatro millo- nes de pesetas, cifra que sólo puede parecer exagerada a los que desconozcan la escena inglesa, muy superior actualmente, como casi siempre, al teatro del resto del mundo, al menos en lo que a presentación se refiere, y quizá también en lo tocante a sinceridad y conciencia. U n a escena capaz de representar casi simultáneamente obras del calibre de Cavalcade, White Horse Inn, Helen, Walises from Vtetina. El milagro y Casanova, es una honra para, la civilización, y un hombre como Charles Cochran, lleno de vitalidad y de iniciativa después de treinta y siete años de incansable trabajo en todas las esferas del espectáculo público, es acreedor a la gratitud de todos aquellos en cuyas vidas ha introducido unas horas de inolvidable esparcimiento. P o r fortuna, sus entusiasmos no decaen. E n las montañas del Atlas acabo de descubrir a una bailarina- -me dijo- -que va a hacer furor si la traigo a Londres. E s la criatura más bella que en su vida podrá usted ver. Cutis de marfil, pelo de azabache y ojos azules. Bailando es algo maravilloso... L u i s ANTONIO B O L Í N Londres, mayo, 1932. ballet clásico están, y esto es natura! tanto en sus efectos visuales como en su estudio. Su formav. ión se basa en las tradiciones populares, que se remontan- a la remota lejanía de la Historia, y la sola influencia que ella ha recibido es la de Oriente, directa y luminosa. -M u y joven aún- -sólo tenía catorce años- -ya me sentí atraída por la irresistible seducción de la riqueza y de la d i E n Esnaña hay cuarenta y nueve provincias. Cada una posee, al menos, dos danzas de particularísimo carácter: una antigua y otra moderna. ¿Qué otra nación disfruta de una riqueza y variedad coreográfica semejante? Entre nosotros- -no conviene olvidarlo- l a danza adviene de un rito, -se funde con la vida misma, y en ella influyen la religión y la superstición. Y o soy una enamorada de las danzas de nú patria, y mi placer más grande es el de practicarlas. Acaso en las danzas de otros países, existe alguna nota en la gama de sentimientos y de emociones humanas que no sea posible extraer de la danza española? versidad de las danzas de mi país. NOTICIARIO L a compañía de L o l a M e m b r i v e s Ultimada la organización de compañía, de la que es; primer actor y director Ricardo Puga, y en la que figuran, entre otros reputados artistas A n a Siria, Isabel Guerrero d e L u n a Elena Cortesina, Alejandro M a ximino, L u i s Roses y Pedro Cabré, comenzará- su j i r a artístira por Gíjón, en la segunda quincena del corriente mes, para trasladarse luego a Oviedo, Ferrol. Santiago, V i g o Pontevedra, Santander, San Sebastián, Logroño, V i t o r i a Palencia y Bilbao. L a obra de presentación será la comedia de Benavente Pepa Doncel: E n septiembre, y a un céntrico teatro madrileño, vendrá L o l a Membrives con los elementos que la gran actriz comanda. Lola Membrives tiene para desarrollar su interesante plan de trabajo comedias de las mejores firmas y algunas traducciones de obras, que ahora, en su visita a París, ha encontrado perfectamente adaptables a su gran capacidad interpretativa. AUTO GR IT! CA El talón de A q u i l e s (M e d i a s de señoras) Comedia cómica que se estrenará el sábado próximo en el teatro Lara. Superficial, intrascendente; una comedia a flor de piel escrita con el único propósito de que pasen el rato los espectadores de buena fe. Una comedia que fué acogida con cariño por D. Eduardo Yáñez y en la que Manolo González ha puesto a prueba una vez más sus inimitables dotes de director y actor. Si alguna importancia tiene nuestra obra es la que le presta la interpretacion. de l a compañía de Lara, que logra, a través de las diversas escenas, efectos insospechados. Sea nuestro homenaje de admiración para la sin par Leocadia A l b a para A n a María Custodio, Soledad Domínguez e Irene Cava, y para Gaspar Campos, Nicolás Rodríguez, Manolo González y, en general, para todos los intérpretes de El talón de Aquiles. (Medías de señora) LEANDRO BLANCO ALFONSO LAPENA E n la C o m e d i a habrá una c o n tinuación E l próximo día 4 de julio finaliza en la Comedia la temporada oficial. Seguidamente comenzará la veraniega, a base de género ligero, zarzuelas y revistas, para la que prepara Antonio Paso la obra de inauguración. Anita Martos ARGENTINA A su paso jwr París, la Argentina ha sido interrogada en solicitud de porqué no bailaba más que danzas españolas. Y la famosa artista ha respondido que para adentrarse profundamente en el estudio y en la interpretación ideal de las danzas de otros países, la vida entera de una artista no era suficiente. -t l a y gentes- -añadió- -que creen, que piensan que no. hay nada más fácil que i n terpretar las danzas españolas. Están equivocadas. Uno de los hechos más característicos de estas, danzas estriba en que lo técnico es. sólo aparente. E l espectador no iniciado no puede juzgar nunca con exactitud. L a danza española y sus antípodas del L a inteligente profesora de declamación en el Conservatorio ha representado con mucho éxito, en honor del jalifa, durante su breve permanencia en Granada, la comedia poética de Villaespesa El Alkázar de las perlas. A n i t a Martos fué muy elogiada y felicitada por e l público y la Prensa granadinos. La compañía de P a c o T o r r e s De regreso de su breve actuación en Violencia, el próximo lunes se. reanudarán en la Avenida las representaciones de. la aplaudidisima zarzuela del maestro Sorozábal, Katiuska. Después, allá para mediados de julio, la compañía de Paco Torres pasará al teatro Fuencarral, para continuar allí, a precios populares, el excepcional éxito de tan celebrada obra. fe f