Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 mismo y perpetúa, por lo tanta, sus caracteres, que llamaremos individuales. E n todos los casos de reproducción sexual, ésta consiste en la obtención de semilla, mientras que la asexual se puede realizar de distintas maneras, ya que distintas partes del vegetal tiene la propiedad de perpetuarle. Así, en esté caso, es corriente el estaquillado para la mayoría de las plantas de jar- rales en dos factores fundamentales, sobre los que debe lijar su atención el cultivador: la separación u obtención de variedades o razas perfectamente adaptadas a las condiciones climáticas de las regiones en que puede ser beneficioso su cultivo, y el empleo adecuado, con conocimiento de causa, de los distintos procedimientos de multiplicación aplicables a dichas razas y variedades. Considerando el primer punto, diremos que existen, sin duda, en las regiones de nuestro país especies florales locales o i m portadas en épocas diversas, que, estando perfectamente adaptadas al medio, son susceptibles de una selección fácil que separe dentro de ellas las de m á s valor para su utilización en j a r d í n o para l a venta de flor cortada. Se deben también importar variedades extranjeras que, adaptadas o cruzadas con las locales, sean l a base de l a obtención de nuevas variedades. Como los dos factores que hemos considerado como fundamentales tienen una l i gazón tai que no es posible hablar de ellos por separado, en las líneas que siguen los consideramos unidos. S i importancia tiene en toda clase de cultivos el empleo de una u otra clase de multiplicación, en ninguno llega a ser de una influencia tan decisiva como en Floricultura, Sabido es que los procedimientos de reproducción o multiplicación vegetal pueden ser de dos clases: sexuales o asexuales. L o s primeros consisten en cruzamiento de dos individuos o en autofecundación, en los casos en que ésta sea posible. L o s segundos, en la separación de determinadas partes de un individuo. Se consideran los sexuales como continuadores de la especie, que sigue un ciclo completo y cerrado, con períodos de actividad y vida, y períodos de reposo, pudiendo durar este ciclo uno, dos o varios años (plantas anuales, bianuales y vivaces) y perpetuándose solamente los caracteres de ía especie. L a reproducción asexual s ree producción del individuo, continuación del BULGARIA, El cultivo de la rosa tiene gran amplitud, especialmente, en su parte meridional. Las faenas de la cogida de la fragante flor, que en parte se dedica a destilación, las realizan- las aldeanas, i, Los campos de rosas. 2, Un alambique en Kasanlik. (Fotos Contreras y Vilaseca. SPALDING (Inglaterra) -En el condado de Lincoln, como en p. trós muchos, se atiende a la enseñanza femenina de: floricultura y jardinería, para lo cual, existen granjas adecuadas. Un grupo dé- muchachas se ocupa en una, de éstas de recolectar narcisos, que tienen mucha venta en las islas británicas. (Foto Conireras y Filaseca. y
 // Cambio Nodo4-Sevilla