Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
partido. Este cambio influye bastante en la Tenía el Nacional tres goals en contra al eficacia del ataque, que estaba profundicomenzar, el encuentro. Tres tantos que se zando mucho, y aunque sigue, dando trabajo dejaron en el campo de San Juan hace ala Nogués, no lo hace con el peligro de gunas semanas. antes. A l comienzo intentaron profundizar eri Poco después, centra Marcial, y Rogelio ataques repetidos, pero con escasa fortuna. Los delanteros nacionalistas son de la es recoge, chutando a la media vuelta formicuela de los madridistas, con toda la distandablemente y haciendo Nogués una sensacia fácil de comprender. E n la defensa osacional parada, en un plongeon, que es largasunista hay una pareja de impetuosos mumente aplaudido, porque ¿1 tanto parecía chachos que no se arredran fácilmente, y irremediable. E n seguida concluye el primer que ante un tejido de pases, se lanzan cietiempo, con empate a cero. L a impresión es gos a romper él bordado. Y na hubo lugar que se está labrando un gran partido, conen vista de tal actitud a remate alguno, salvo teniendo los catalanes a duras penas el juego algunos tiros desde lejos que envió Ortiz rápido del Celta. de la Torre. Pero, en la meta de Pamplona E l segundo tiempo comienza haciendo el el guardador es un muchacho hercúleo, que, Celta un gran juego. Polo se interna rápido, sobre, ser valiente, tiene excelentes cualidar y lanza un gran shot, pero a las manos del des para desempeñar un puesto en el que portero, destacará como valor positivo. Durante los diez primeros minutos, Z a L a primera parte concluyó empatados a balo y A l coriza tienen que emplearse a fondo cero. L a defensa local sólo dio el tpno que- para contener el empujo rival. A los doce el partido exigía; en medios y sobre todo minutos, Nicha pasa por alto, y Valcárcel en delanteros, la prudencia limitó los movirecoge el balón, enviando un buen centro, mientos hasta hacerlos ineficaces. Pero el que Rogelio para bien; entrega en seguida segundo tiempo fué peor. Los presuntos aría pelota adelantada Marcial, que se interna tilleros locales, embarullados, en racha y chuta m u y cruzado, logrando el primer de desaciertos, no ligaron un solo avance goal de la tarde. L a ovación es imponente, y varios espectadores se lanzan al campo y en Tos pocos que concluyeron se dejaron intimidar por el ímpetu de los rivales. para abrazar a los galaicos. Con lo que la ventaja fué ya de los pamReacciona el Barcelona, que se emplea a plónicos, que igualaron el encuentro y dofondo, obligando a. intervenir a L i l o que detiene un fuerte shot de Ramón. A los. minaron después hasta el final del partido. Los; defensas nacionales fueron los úniveinticinco minutos, los catalanes, que están cos que se mantuvieron firmes en sus puesjugando muy bien, buscan el goal con entos; pero toda la terrible acometividad de tusiasmo. Samitier cambia el juego hábiU Escobal, bien secundriA p Olaso, no sirmente y envía la pelota a Diego, quien revió para evitar el goal del triunfo, un cencoge el esférico, empalmando un tiro crutro 3 e Ufrizalque bien cruzado, que el otro zado imparable, que es el goal del empate. extremo, Catachuz, remató con valentía, a Apenas han transcurrido dos minutos, pesar del esfuerzo del portero. A partir de cuando avanza Polo, que dribla bien entreeste tanto, a la media hora de juego, el N a gando la pelota Valcárcel. Este, casi desde cional extremó sus torpezas, en contraste el extremo, centra, rematando Nicha con un con un juego ardoroso que no halló obstácugran shot el segundo goal del Celta. los hasta el final. E l público hizo alguna E l tiempo transcurre luego con terrible vez objeto de sus protestas a los futbolisagobio para l a defensa catalana. Valcárcel escapa, lanzando un magnífico centro, que tas locales más prudentes y aplaudiendo a es casi un shot, y que Nogués despeja apu- los forasteros, que tan merecidamente lian conquistado el ascenso a la segunda división. radamente, cediendo comer. Ü n partido más que añadir a esa lista de E n los últimos momentos, el Barcelona lamentables actuaciones de los equipos cénquiere ganar tiempo, enviando balones fuetricos, contagiados, al parecer, de un morbo ra del campo, concluyendo él encuentro sin de indiferente futbolismo. D. otra variación. E l Barcelona hizo un buen partido, teniendo. que emplearse a fondo todo el tiempo, Equipos. -Osasuna: Baraibar; Urdiroz I, aunque su juego pecó de lentitud. Muguiro; Villacampa, Bezunartea, U r d i E l Celta, sin la lesión de Valcárcel, que roz I I Úrrizalqui, Sagúes, Oyanebe, G i l y es su mejor delantero, hubiese podido aumen- Alvarez. tar, el tanteo. Nacional: Valverde; Escobal, Olaso; E l arbitraje de Espinosa fué bueno, en Sánchez, Iturraspe, A l c á n t a r a Urcelay, conjunto. Ortiz de la Torre, Moriones, Calleja y M o n talván. or 1 Partidos amistosos Un partido entre los reservas del Sevilla y el Betis E n el campo del Sevilla jugaron el domingo un partido los reservas del titular y del- Betis, concurriendo mucho público. E l juego, arbitrado por Campanal, careció de relieve. Fueron vencedores, por- uno a cero, los reservistas del Sevilla. O v i e d o 2; M a d r i d i Oviedo. E l partido de fútbol entre. el M a drid. F C. y el Oviedo ha constituido un acontecimiento deportivo. L, a Asociación de la Prensa Ovetense, organizadora del encuentro, puede mostrarse orgullosa del mismo. Más de diez mil personas se congregaron en el hermoso Estadio de Buenavista, pese a que media hora antes de la señalada para el comienzo del match llovió torrencialmente. De aquí que la mitad del terreno de juego estuviera encharcado. E l partido respondió a la enorme expectación que en toda Ta provincia Rabia despertado. E l Oviedo, en una forma espléndida y en una tarde feli císima, ha conseguido un triunfo que hubiera tenido caracteres ruidosos. de no haberse alineado bajo el marco madridista un Zamora soberbio de facultades y segurísimo en la colocación. Toda la tarde hubo de emplearse a. fondo, parando los continuos tiros que la delantera ovetense constantemente le envió. E l Madrid, todo individualismo en el centro del campo. Émbarullamiento, indecisión y apatía ante l a puerta. Contados fueron los disparos que Santander, el novato, meta oviedista paró con impecable estilo y seguridad. Destacable por encima de todo y no nos cansaremos de repetirlo, Zamora. É l Zamora de las grandes tardes en algunos momentos dando la mano a la fortuna. M e ritorias las intervenciones de Quincoces. V i s tosísimos los driblings del irundarra Regúeiro. Y discretas las actuaciones de P e ñ a y Olaso. T D e p o r t i v o N a c i o n a l o; Osasuna de Pamplona, i E l esfuerzo extraordinario que requería una campaña tan dilatada como la que el Nacional ha recorrido exigía unas reservas físicas, que le han faltado en los encuentros decisivos en los partidos finales. Por eso fué excluido fácilmente por el Celta de V i g o en campeonato de España, y por idéntica razón, frente al Osasuna, se. han limitado a cumplir el trámite de salir al campo, pero sin jugar. E n Pamplona han reunido un equipo de los que pueden dar fáciles sorpresas. U n conjunto de muchachos valientes, acometedores, que si no practican un juego de clase sori capaces de revolverse en un palmo de terreno. Será muy difícil que en su campo los rojillos se dejen ganar un encuentro importante. Fuera de él, cuando tropiecen, como en la ocasión reciente, con un grupo casi extenuado, tampoco se dejarán arrebatar, el triunfo; IMEA Río DÉ AUTOMÓVILES TlnSo- rWra- SeviSIa 5 Desde el 1. de junio, las salidas serán las siguientes: Río Tinto, 6,30 mañana. Nerva. 7 mañana. Oficinas en Sevilla: Albuera, 7. Teléfono 25479. -Francisco López. -SERVICIO DE IUNSMO ÓMNIBUS Parada e informes: OFICINA R A P I J J O AliGEOUtAi. GRAN CAPITÁN, 12. -TELEFONO 28680 E l Oviedo; con su rapidísimo y profundo juego, causó la admiración de los miles de espectadores que los alentaban con entusiasmo. Los extremos Inciarte y Casuco, con sus vertiginosas, coladas, tuvieron en constante jaque al trío defensivo madridista. Galé v Gallart, con sus potentes chuts y sus precisos pases, cooperaron al brillante juego de la delantera y fueron los artífices materiales de la- victoria. Valentísimo, Chus, y. muy acertado en el pase; formidable, la defensa. E l más flojo, Sirio. Dos goals marcó el Oviedo y uno el M a drid. Los autores de los tantos que dieron el triunfo al equipo provinciano, Gallart y Galé. Uno en cada tiempo y de imparables cañonazos. ¿E l del Madrid... L a casualidad o un desafortunado despeje de Santander. Quesada e Hilario motivaron las protestas del público en tres ocasiones. E l canario, a! arrojarle el balón a un contrario en forma desconsiderada. Rubio desilusionó por completo; nada se le vio como no fuera el desperdiciar cuatro o cinco ocasiones favorabilísimas para marcar. U n a idea del dominio absoluto que ejercieron los ovetenses sobre el Madrid fueron los once corners que los extremos de aquéllos lanzaron sobre la puerta contraria. Los equipos se alinearon: Madrid F C Zamora; Quesada y Quincoces; Leoncito, Gómez (en el primer tiempo) y Valbe (en el segundo) Peña, Bestit (en el primer tiempo) Lazcano (en el segundo tiempo) Regueiro, Rubio, H i l a r i o y Olaso. Oviedo F C Santander; Goiichi v íí
 // Cambio Nodo4-Sevilla