Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El banquete a los Sres. Goicoechea, Pradera y Sainz Rodríguez. -fe i MMO ZOJT V J 7 í aqwí de salones del restaurante Molinero- Sicilia durante el banquete en honor de. los Sres. Goicoechea, Pradera y Sains Rodrigues, por sus campañas culturales. -El acto estuvo concurridísimo y transcurrió en medio de un gran entusiasmo. (Foto Días Casariego. Sr. M a r c h es menester hacer constar que allí se dijo una cosa concreta que quedó sin Nada m á s deprimente para el ciudadano contestación: A l Sr. March se le pidió dineespañol de buena fe, republicano o monárro repetidas veces para hacer la revolución, ouico, católico o laico, derechista o izquierdespués de acaecidos los hechos de que ahodista, que el espectáculo que se ha dado a! ra se le acusa. país el miércoles y jueves pasado. L o mismo E l S r M a r c h negó ese auxilio que se le por el fondo que por l a forma, por el argupedía. Ahora se le persigue, se le acosa y se mento que por l a interpretación. 1 c derriba, sin que los hombres que solicitaN o conozco a D Juan March. N o creo haron su ayuda hayan alzado l a voz para deber cruzado con él l a palabra en m i vida. fenderle y defenderse. Esto quedó clarísimo Sólo tengo de él las referencias vagas, conante l a opinión pública, que es, en definitiva, tradictorias y deformadas por la imaginala que ha de sentenciar a unos y a otros. ción y l a maledicencia, que se tienen de toY o no sé qué concepto tendrán de esa cios los hombres que descuellan por algo, opinión los hombres del Gobierno y del bueno o malo. Espero morirme sin pedirle Parlamento, exceptuando al S r Azaña, que cimero para nada. Y sin embargo, imparha declarado con gallarda claridad que la cialmente, tengo que reconocer que l a i m- calle no le importa. L o que sé es que es presión que me ha producido la lectura de menester padecer de ceguera política absoSM discurso es de tal naturaleza (a pesar c H luta, o de inconsciencia gubernamental i n ambiente de predisposición contra él que, juscurable, para no, comprender lo que signito o injusto, preparaba el run- run callejero, fica echar esa brazada de leña seca en l a tí. propenso a ensañarse con los poderosos) hoguera, harto- aparatosa ya, del descontenque su figura adquiere proporciones insospeto popular. chadas. de; el punto de vista de ética y gaY parece imposible que, formando parte llardía, en comparación con la masa de acudel Parlamento hombres que tienen ya casadores m á s o menos encubiertos y de especllos en las manos a fuerza de empuñar el tadores más o menos complacidos de la fies- timón de la nave del Estado, hayan podido del acoso y derribo del hombre, que se presenciar en silencio este espectáculo. L o s celebró la otra noche. desahogos de los pasillos, los aspavientos y Independientemente de ía denuncia del se- las náuseas tardías, fuera ya del salón de ñor G i l Robles, sin prejuzgar, Dios me l i- sesiones, no convencen a nadie, y menos que a nadie a l a opinión, que tiene ya el bre! n i l a conducta ni la personalidad deí SECRETOS A VOCES oído avispado y va calibrando a los hombres tanto por sus acciones como por sus omisiones. L a impresión no puede ser m á s lamentable ni m á s deprimente, y es muy difícil que puedan desvanecerla en este aspecto las anunciadas frases ingeniosas de los señores Prieto y Carner, destinadas, según el presidente del Consejo, a pulverizar la parte de l a denuncia del Sr. G i l Robles. Por si todo esto fuera poco, vinieron a reforzar el espectáculo las frases de todos los calibres y los insultos más refinados que escuchó el hemiciclo en la sesión del día siguiente. E l Sr. Soriario, enfant terrible de los antiguos Parlamentos monárquicos, ha quedado reducido en éste al papel de ursulina i n ofensiva en comparación con los competidores que le han salido. Y l a misma consideración que antes- viene a las mentes: ¿Cómo podrán tolerar este espectáculo sin protestar a gritos todo lo corteses que se quiera, pero todo lo estridentes que fuera menester, los hombres representativos del Congreso, a quienes por fuerza tiene que lastimar este espectáculo... HONORIO MAURA
 // Cambio Nodo4-Sevilla