Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AB C. M I É R C O L E S 15 D E J U N I O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G ag. v INFORMACIONES DE MADRID M a d r i d al día Otro día de borrascas, para lo que gustemos mandar, fué el día de ayer. A primera hora de la tarde los chaparrones se pasaron a mayores, y en las alturas resonaron estrépitos como de sesión política; y, en fin, cayeron algunas exhalaciones, una de ellas cérea del ministerio de Estado, como para que el ministro, sintiéndose general de los de comedia antigua, exclamase malhumorados ¡Rayos y truenos! Se suspendió la corrida de toros, se suspendió el concurso hípico y parece que se redoblaron los: suspensos en los exámettes en los diversos Centros de enseñanza... También- hubo ayer tragedia de ferrocarril: un infeliz que viajaba en los topes de un vagón se apeó antes de llegar el tren a la Estación del Mediodía, y al saltar cayó sobre la otra vía, en- el momento de maniobrar una máquina, que le. destrozó. Lo. s ministros celebraron Consejo, y con, su referencia fué publicada una lista de nuevos gobernadores civiles. Pero la expecta- ción y el interés se reconcentraron por la tarde en la sesión de las Coríes Constituyentes. El débate fué muy vivo, y terminó con una votación favorable para el Gobierno. De otras, sesiones: La de la conferencia de corredores e intérpretes comerciales, y de conferencias, la del Ateneo, Acción Popular y Sociedad Veterinaria. Nada nuevo teatral. Comentarios sobre la triste noticia de haber enfermado gravemente el ilustre y popular Emitió ThuiUier, en Vigo. El barómetro, con tendencia a desfruncir ceños, aun de los desahuciados de La Prosperidad, que, por ironía, de la suerte, continúan en plena prosperidad. -Aemecé. FARMACOPEA ¿ESOS PAPELITOS SON P A DORMIR? M I LO QUE ES D 0 R M Í R UNA N O C H E SEGUIDA, -N O SERIA V E R O N A L -NO. ERA UNA CREDENCIAL D E SERENO. MARIDO. DESDE QUE L E DIERON. UNO, NO SABE E l señor Besteiro, p r o p u e s to para a c a d é m x o de C i e n cias M o r a l e s y Políticas A y e r celebró sesión la Academia de C i e n cias Morales y Políticas y aceptó la propuesta de P Julián Besteiro para la vacante producida por el fallecimiento- del señor Bugallal. (L a propuesta ha sido firmada por los señores Alcalá Zamora, conde de Romanones, Posada, Gascón y Marín, Ruiz Gimeno, P u yol, García. Morente, Argente y Royo- V i llanova. luminosidad, logró su intento como desde Darío dé Regoyos no había nadie, tal vez, conseguido en España. Debiéndose entender, desde luego, que la luminosidad a la que aspiraba Juan de Echevarría no tenía nada que ver con ese sentido de la luz y del color que él meridionalismo impresionante de ciertos pintores efectistas cultiva. Echevarría era demasiado inteligente y delicado para caer en semejantes tentaciones. P a r a él tenía el color un. verdadero sentido religioso, y- así, lo que se dice religiosamente, pintó esas inspiradas, profundas y magistrales naturalezas muertas, que concederán a su nombre una gloria creciente en la mejor y más comprensiva categoría del público universal. Lecturas y conferencias A r t e v artistas L a Exposición Echevarría U n numeroso público de entendidos acude diariamente a visitar la exposición de Juan de Echevarría, en el M u seo Moderno. Los que deseen, contemplar la obra de conjunto de este malogrado pintor harán bien en aprovechar la ocasión que se les presenta, gracias a. los auspicios de un grupo de fervorosos admiradores. Esta ocasión no volverá a ofrecerse fácilmente, porque los cuadros irán pronto a París, luego, a Nueva Y o r k y es lógico que se dispersen en sucesivas adquisiciones. E l arte de Juan de Echevarría, como t r a- bajado por un espíritu muy exigente y de una extraordinaria cultura, acaso no brinda demasiada facilidad al entusiasmo del público contentadizo. Nada tan bello, sin embargo, para las personas de gusto que, aspirando al mismo tiempo a hacer lirismo y Él señor M a r g a l e r en l a E s c u e l a de V e terinaria Madrid. Ante un selecto público, forma- do en su mayor. parte por profesores y estudiantes de Veterinaria, dio anoche una i n teresante conferencia, sobre Avicultura, el culto y entusiasta, director de Producción Avícola, D Ignacio M Margalet, que desarrolló- el tema con rara amenidad y competencia. Comenzó diciendo que la avicultura era un problema al que estaba íntimamente ligado él veterinario español, que, con el auxilio de su ciencia y de su práctica, debe ayudar al agricultor a mejorar la producción avícola. Se refiere el conferenciante a las deficiencias del cultivo de la gallinicultura en E s paña ¿estudiando detalladamente los problemas. de alojamiento, selección, aparejamiento y alimentación, que n i siquiera. están iniciados en España, a pesar de los esfuerzos aislados de algunos entusiastas avicultores en sus granjas de experimentación. H a y que predicar- -dice- -al campesino rural que el cultivo y cría, de la gallina lea V. el ofrece más cuidados de los que él vulgarmente le dedica, para obtener una más sana y cuantiosa producción de huevos, haciendo ver al agricultor que el corral no debe ser, como generalmente ocurre, el rincón inmundo y abandonado de la casa de cajnpo, y que la alimentación de estas aves no ha de ser siempre á base de grano, cuando no de desperdicios de comidas, pues de la calidad de ésta, a base de materias celulosas y azoadas, depende ese aumento en la producción huevera y en sus cualidades zootécnicas y nutritivas. Debe de pasar a la historia ese adagio tan arraigado en el campesino español, de que el animal de pico no hace al amo rico M u y al contrario, el cultivo de la gallinicultura es, a juicio del orador, una positiva fuente de riqueza, como lo demuestra el hecho de que los 125 millones de pesetas que España gastó el año 31 en importación de huevos, podían haber sido de ingreso, si se orientara debidamente este probléma de la avicultura. Comprende el Sr. Margalet que mientras no se contenga esa importación extranjera, mediante una escrupulosa marcación del huevo importado, el productor español estará en desventaja con el extranjero, que ofrece su producto much o más barato, aunque en condiciones peligrosas para la salud, pues por lo regular el huevo conservado pierde cualidades nutritivas y tiende a un, estado de humedad por la influencia de los factores climatológicos, dadas las condiciones sumamente porosas de la cascara. Y después de exponer, la labor que debe realizar el veterinario en las zonas rurales como divulgador, dando útiles y sencillos consejos sobre el cuantioso rendimiento que las gallinas producen en otros países donde existe una mayor cultura avícola con la práctica de esos cuidados impuestos, además por un deber de humanidad y de ocuparse el conferenciante de la selección y mejoramiento de las razas indígenas, con la divulgación de la ciencia genética, termina expresando su confianza de que E s paña, dentro de no largo plazo, podrá hacer frente a su propio consumo con su producción en materia de avicultura. E l Sr, Margalet fué muy aplaudida. t
 // Cambio Nodo4-Sevilla