Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 17 D E J U N I O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 17. E L P R O Y E C T O D E ESTATUTO CATALÁN E l problema ante la Cámara E n la sesión de ayer no se logró adelantar y no p u d o ser aprobado el artículo segundo Reanudado en la sesión de ayer el debate sobre el Estatuto de Cataluña, se apreciaron notas muy sifinificativas en su desarrollo. Desde luego no fué posible alcanzar la modesta aspiración de aprobar el artículo segundo en tres horas de trabajo. Claro es que materia tan propicia al recelo de unos y otros diputados, como la del empico de la lengua castellana y de la lengua catalana en la región autónoma en los documentos oficiales y ante los Tribunales de Justicia, había de provocar discusiones apasionadas. P o r eso el voto particular del señor X i r a u y los votos y enmiendas de distintos sectores políticos fueron objeto de animada controversia, que algunas veces puso de relieve, aun contra, la disciplina de los partidos, la honda repugnancia que existe contra algunas de las aspiraciones de la mino- ría catalana. Se pudo apreciar que el voto particular del Sr. Royo Villa- nova, en el que se pedía la obligación en que están los catalanes de aprender el castellano, y la publicación de los periódicos oficiales de la Generalidad en ambos idiomas, lograba el- asentamiento de muchos diputados. Ocurrió que algunos miembros de la minoría radical preguntaron al Sr. L e r r o u x si l o s dejaba en libertad para votar la propuesta del Sr. Royo. Les contestó afirmativamente, y entonces entraron en el salón de. sesiones con ánimo de sumar sus votos a. -los que alcazaba ya la proposición del diputado agrario. S i n embargo, el ex ministro X Diego Martínez Barrios, que se encontraba en lo escaños de lá minoría, les recordó que ésta, en la reunión que tuvo por la mañana, acordó defender una enmienda. del Sr. Rey M o r a de un sentido análogo al voto del Sr. Royo Villanova. Se abstuvieron en la votación, pero algunos emitieron, su sufragio, de acuerdo con el voto particular. Con la enmienda del Sr. Rey M o r a sucedió algo anómalo, que provocó protestas muy airadas de los diputados radicales en los pasillos de la Cámara. E l Sr. Rey M o r a proponía en su enmienda que los litigios entre catalanes ante los T- ribunales de Justicia de la región autónoma pudieran celebrarse en la lengua vernácul a pero, si uno solo de los que intervenían en el litigio fuera castellano, aquél habría de tramitarse y rematarse en lengua castellana. Defendida la enmienda por su autor, la Comisión, sin que el presidente de ki, misma, Sr. Bello, se encontrara en el salón de sesiones, acordó aceptarla para estudiarla y unirla a otra enmienda del Sr. Casanueva, para redactar con el espíritu de ambas y denuevo el artículo segundo. Los catalanes se mostraron contrariadísimos por este acuerdo de la Comisión, y. así se lo manifestaron en los pasillos al presidente, D Luis Bello. Momentos después el Sr. Rey M o r a hablaba con el Sr. Bello y éste le decía, de un modo, rotundo, que la enmienda no había sido aceptada por la Comisión. Y se apoyaba para decir esto en que él no estaba en el salón de sesiones y no pudo tener conocimiento de lo sucedido. E l Sr. Rey Mora protestó enérgicamente. D i j o que su enmienda estaba aceptada, como constar en. el Diario de Sesiones, y que no N B U E N SERVICIO- -H O Y POR TI... Y MAÑANA POR MI. estaba dispuesto a que la Comisión la escamoteara para dar gusto a los catalanes. A la protesta del Sr. Rey M o r a se unieron otros diputados radicales, quienes en términos de gran indignación aseguraron que no prosperaría la maniobra y que estaban dispuestos en la sesión de hoy a usar de todos sus derechos, si la Comisión se desentendía de la enmienda del Sr. Rey M o r a E l incidente, como es natural, dio lugar a muy sabrosos comentarios. teiro- -quedará una enmienda y dos votaciones aplazadas, sobre otras que ya se han discutido y están pendientes de resolución, porque de ellas ha de recoger una parte la Comisión para redactar nuevamente el articulo. L a Comisión se reunirá a las tres de la tarde, para hacer este trabajo. E l Sr. Besteiro dijo, por último, que tenía pedida la palabra D Miguel de Unamuno para intervenir en la totalidad del artículo segundo, nuevamente redactado. Enmiendas del señor R o y o V i l l a nova E l Sr. Royo Villanova presentó ayer dos enmiendas, una al artículo cuarto y otra al artículo quinto, del título primero. Son las siguientes: A l artículo cuarto se añadirá: Ningún español podrá ser considerado como extranjero por la Generalidad, n i por ningún funcionario de ésta. E l artículo quinto quedará redactado así: P a r a los efectos da vecindad seguirá en pleno vigor el artículo 15 del Código C i v i l E l señor Salazar A l o n s o defenderá Ja inamovilidad de los empleados de Cataluña E l diputado radical Sr. Salazar Alonso se propone, defender una disposición transitoria del Estatuto de Cataluña, que dirá: L a Generalidad respetará el precepto constitucional de inamovilidad de los funcionarios del Estado, de la provincia y del M u n i cipio, y no podrá destituir a ninguno de loa que presten en la actualidad sus servicios E l Sr. Salazar Alonso quiere con esta enmienda que se, desvanezca el temor que produjo la proposición de ley que hubo de desecharse, gracias al propio Sr. Salazar, Alonso, y que fué presentada por el diputado de la minoría catalana Sr. Quintana, en cuya proposición se atacaba la inamovilidad de dichos funcionarios. Manifestaciones del S r Besteiro E l presidente de la Cámara dijo que en la sesión de hoy, y a primera hora, irá una proposición incidental del Sr. Guállart, en la que se pide a la Cámara que exprese ante el Gobierno su deseo de que sea levantada la sanción impuesta al obispo de Segóvia. S i quedara tiempo, se pondría a debate la propuesta del Tribunal idóneo para las responsabilidades políticas y de gestión. Seguramente se entrará en el debate del E s tatuto. Del artículo segundo- -añadió el Sr. Bes- Enmiendas del Estatuto M a d r i d 16, 2 tarde. E l diputado agrario D A b i l i o Calderón ha presentado las s i guientes enmiendas al título I V del Estatuto catalán, que se refería a la Hacienda. E l artículo 17 dirá, L a región autónoma de Cataluña segui-
 // Cambio Nodo4-Sevilla