Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BOXEO E L CAMPEÓN D E L M U N D O S E C R E E A L U D I D O P O R 1 ACK S H A R K E Y Preciso es que Sharkey esté fuera de sus trece si cree que voy a prepararle un bocado fácil para su paladar E n una de mis crónicas anteriores dije que no deseaba entablar una disputa personal con Jack Sharkey, con quien tendré que vérmelas en el ring dentro de pocos días. Empero, me veo casi obligado a rectificar, aunque sólo sea en parte, ya que no lo hago por dejarme llevar de animosidades personales. Se me ha dicho que en ocasión de una cena en que participaron un grupo de redactores deportivos y otras personalidades dei mundo del sport, Jack Sharkey dijo al acabar el banquete, hablando con algunos amigos que le rodeaban: -B i e n he comido la sopa y. he comido el pescado... pero, en cuanto a la carne, ¡a h! E s a allí me está esperando todavía. A la vez que miraba hacia el lugar que yo ocupaba y guiñaba significativamente los ojos. Preciso es que Sharkey esté fuera de sus trece si cree que voy a probar ser un bocado fácil y exquisito para su paladar. Debiera tener un poco más de cuidado al escoger el menú. Se me dice que Sharkey es un joven a quien le agrada el buen vivir. E n consecuencia, me imagino que le gustan los bifsteks de carne tierna. Y debe de tener en cuenta que no me encontró muy tiernecito que digamos cuando peleamos por vez primera, y estoy convencido, como él lo debe de estar en su interior, que le hubiera propinado una paliza de muy señor y amigo de no haberme dado él aquel golpe bajo que le descalificó. S i Sharkey tiene en proyecto celebrar opíparo festín a mi costa el día 21, lo mejor que puede hacer es prepararse en toda regla. L a clase de carne que le están suministrando en su campamento, a guisa de sparfing partners, no le va a disponer muy bien que digamos para lo que tendrá que tragarse el día que lleguemos a cruzarnos los guantes. Comparados con los que tengo yo en m i campamento, boxeadores de la talla de Abe Callahan, Lipschitz, Jack Shaw y hasta el joven Abe Salzman, que es un novato, pero fornido y valiente, Sharkey no cuenta más que con compañeros de entrenamientos que son incapaces de sostener una bocanada de aire; admirables para que él se luzca en el entrenamiento, pero incapaces de ofrecerle resistencia más allá de un round al día. Estoy muy interesado en. el entrenamiento de Sharkey... casi tan interesado como en el mío propio. Parece prevalecer la opinión de que le voy a noquear; de que esto será relativamente fácil para mí. ¿Qué se ha hecho de los rumores que circulaban antes, en el sentido de que le tengo miedo? Cuando firmé el combate con Sharkey- -y no se olvide que insistí con Joe Jacobs, mi manager, para que se negociase un encuentro entre nosotros dos- aquellos que no hacían más que decir que Schmeling tenía miedo a Sharkey, porque é. ste iba a llevarse en encuentro de calle, empegaron a cambiar el disco. Cuando tuvimos ocasión de vernos relativamente cerca en la cena a que aludo más arriba- -estábamos, a la gfcma mesa, pero a algunas yardas en buenas condiciones, se me dijo que estaba bastante gordo cuando empezó el entrenamiento. M i mayor deseo es que se encuentre lo mejor posible para la noche del combate. N o quiero excusas esta vez. Cuanto más dura sea la pelea, mejor, y cuando digo que confío que Sharkey se encuentra en excelentes condiciones, hablo con toda sinceridad. Quiero ganar este combate en. forma que dé a los redactores y críticos deportivos algo de que hablar y escribir. Gus Wilson, vino a visitarnos el otro día. Se mostró favorablemente impresionado por la forma en que se han dispuesto todas las cosas para mi entrenamiento. -N u n c a es uno tan viejo que no tenga algo que aprender- -observó Gus, después de su viaje de inspección. Su visita tuvo lugar en un día en que no me entregué a ejercicios públicos. Se desvivía por convencernos de que no nos estaba espiando. Por m i parte puedo decirle que puede venir siempre que guste, seguro de que será bien recibido y que me podrá ver entregado al entrenamiento todo el tiempo que quiera. Y otro tanto puedo decirle tocante a Sharkey. S i quiere ver cómo me entrenó, puede hacerlo con entera libertad. Pero no hay para qué meterle el miedo en el cuerpo tan temprano. -Max Schmeling. (Exclusiva para A B C. y para la North American Newspaper Alliance. 3 Triunfo del boxeador español Isidoro Castañaga Nueva Y o r k 16. E l boxeador Isidoro Castañaga hizo anoche su primera exhibición en los Estados Unidos, peleando en el stadium Queensboro, con el californiano Hans Birkiis en un encuentro concertado a diez rounds. Castañaga venció superiormente a Bribie a los puntos, y aunque el californiano ganó el primer round, el español pronto dominó a su contrincante, faltando poco para dejarlo k, o. en. el séptimo asalto. Castañaga pesó 191 1 2 libras. Birkfe, 194 libras. FÚTBOL A n t e la final del campeonato de España Madrid. Aumenta la expectación ante el. sensacional encuentro del domingo próximo, y ello es perfectamente lógico, puesto que, bien pesados los factores que van a inter- venir en el decisivo partido, no puede hacerse un vaticinio que deje satisfecho a nadie... que no sea el señalado como presunto yencedpr. E n el Athletic de Bilbao, hoy se liarán todavía varias pruebas definitivas, y aún no está perdida la esperanza de que pueda alinearse Gorostiza. Por de pronto, Bala Roja vendrá a la capital con los expedicionarios para presenciar el match, y seguirá poniéndose fomentos calientes para ver de reducir la distensión que sufre. ¿Quién afirma que a última hora no se sienta con fuerzas para salir al campo? No se puede olvidar que entre él y el substituto, llámese Uribe o como quiera, hay gran distancia, E l notable extremo internacional es hombre que rara vez se va del campo sin marcar algún goal, y en la ocasión próxima ya se sabe la importancia del tanto, dicho así, en singular. De los restantes atléticos en preparación, buenas noticias. Cilaurren está casi restablecido, y h oy hará la prueba definitiva en San Mames. También ensayara Roberto, completamente curado ya de sus lesiones. E l equipo, con la reserva de Gorostiza, estará au grand complet. Enfrente, aún no se sabe cómo se hará la alineación, que depende de la conferencia que los técnicos celebrarán mañana con Greewell, el entrenador. Pi ¡era llegó anoche a Madrid, y hoy se reunirá en E l Escorial con sus compañeros. Pero no es seguro que el puesto de extremo derecha se confíe a la vetéránía. Diego parece que ha jugado muy bien los últimos partidos, y l a duda no está aún resuelta. Parece sería más eficaz que con Diego, suponiendo que también se pusiera al navarro para formar línea con A r o c h a en el centro, y Samitier- Bedrol a la izquierda, son, sin embargo, conjeturas, porque los azulgranas no parecen tener nada resuelto. De Barcelona y Bilbao vendrán los clásicos trenes especiales y numerosos autocars con aficionados entusiastas de uno y otro Clubs. E s de celebrar que así sea, porque cuantos más forasteros acudan, más gentes proclamarán luego en sus ciudades la i n dependencia, l a neutralidad absoluta de un público que sólo desea presenciar un gran encuentro. Todo lo demás... cae por fuera, y al público deportivo y madrileño no le presiona ni le estimula en ningún partido. Los amateurs jugarán antes su encuentro decisivo. E l Erandio, finalista vasco, es un sólido conjunto, que dará mucho que hacer al Imperio. N o se puede olvidar q u e e n e l más reciente historial vasco el Erandio tiene una victoria- -en el campeonato nacional- -sobre este mismo Athletic de Bilbao, que va a disputar la final. ¿No es un argumento elocuente acerca de su, calidad? Pues ahí queda, para que los madrileños sepan a qué atenerse y salgan provistos de los más fuertes e intrépidos entusiasmos. r r E l equipo del Barcelona. G o i b u ru, a M a d r i d Barcelona 16, 12 noche. Mañana saldrá para M a d r i d Goibufu, en compañía del presidente del Barcelona, Sr. Coma. Se le desplaza para el caso de que, en la reunión que celebrarán los directivos para alinear el equipo azulgrana, se considere necesaria su i n clusión. E l equipo, salvo las modificaciones que se puedan introducir en el conjunto en dicha reunión, parece que será el siguiente: N o gués; Zabalo y A l c o r i z a Martí, Guzmán y A r n a u Diego, Samitier, Arocha, Ramón y Pedro! LOS GANADORES D E L CAMPEON A T O OLÍMPICO D E B R I D G E SISTEMA DE MARCAS IMPERATIVAS Y D E APROXIMACIÓN. -P R O B L E M A S -E s t a interesante sección, a cargo de Sarcovar, se publica en el próximo número de B L A N C O Y NEGRO