Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AS C. S Á B A D O 18 D E J U N I O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 16. Hondo disgusto en la minoría catalana Los catalanes habían obtenido un triunfo en la Comisión, porque la enmienda del señor Peñalva convenía a sus propósitos; pero no dejaron de reconocer que la actitud de los radicales y de los otros grupos parlamentarios que están fuera. de la mayoría era un serio contratiempo. Este disgusto se acrecía por la forma anormal, lenta y de resistencia pasiva con que, a juicio de los catalanes, se lleva él debate. L a resolución de l a Mesa y el Gobierno de aplazarlo hasta el jueves de la semana próx i m a fué recibida en la minoría catalana con viva contrariedad. L a minoría se reunió y guardó reserva absoluta respecto a los acuerdos. Fácil es colegir que los temperamentos más exaltados, recriminaron a aquellos otros, deseosos de contemporizar y no quebrar l a cordialidad de la mayoría. Desde luego se manifestaron dispuestos a. no transigir con el espíritu de la enmienda de la minoría radical, si vieran inclinada a la Comisión en el salón de sesiones a recogerlo. Entonces votarían en contra y explicarían su actitud. E l Sr. Sbert, al hablar con los periodistas, hizo constar que los artículos del Estatuto que se aprueben con el voto en contra de los catalanes, serán ineficaces y vivirán de precario dentro de Cataluña. cienda, en la región autónoma, llena de excitación Parece todavía indudable que l a mayoría obedecerá las órdenes d e l Gobierno; mas. será inevitable el temido momento de que habló el ministro de Obras Públicas. E l mo- mentó crítico, de una votación ganada exclusivamente con los. votos dé los. diputados catalanes, porque será imposible sujetar en sus escaños a diputados que prefieren romper la disciplina de. sus partidos a quedarse sin actas en las futuras elecciones. EL X CONGRESO D E S O C I E D A D E S ECONÓMICAS DE AMIGOS D E L PAÍS Sesión inaugural Madrid. Ayer inauguró sus tareas el X Congreso de Sociedades Económicas de ¡Amigos del País, en el local donde está instalada la de Madrid. Ocupó la presidencial el Sr. P u i g d Asprer, y se eligió la siguiente Junta definitiva: Presidente, el Sr P u i g d Asprer. V i c e presidentes: D Raimundo Abadal, de F i- i giraras señora marquesa, del Ter, D Pascual Nacher, de Granada; D A l v a r o López Núñez, de León; D Joaquín López Pérez, de Almería; D Pedro Gómez Chaix, dtf Málaga; señor vizconde de San Antonio, de Santiago; D Bernardino del Valle, de Lasí Palmas; D Leopoldo, de Miguel, de B a d a joz. Secretario de honor, D Faustino P r i e to, de M a d r i d Secretarios: D Miguel Tato Amat, de M a d r i d señorita Concha Peña, de M a d r i d señorita Mercedes Enguita, de M a d r i d D Darío Darías, de Tenerife; D G o n zalo Sancho Muñoz, de Zaragoza; D E n rique Charles, de M u r c i a D Manuel Cortezo, de Madrid. P o r l a tarde, tuvo lugar l a apertura oficial, bajo la presidencia del. jefe del E s t a do, Sr. Alcalá Zamora, a quien acompañaba! el ministro de Agricultura, S r Domingo Fué. recibido por el alcalde, Sr. Rico. E l secretario del Congreso, Sr. Tato Amat, leyó una Memoria, en la que hizo historia de las Sociedades Económicas y labor por éstas desarrollada. A continuación hicieron uso de la palabra! doña Carmen de Burgos y el Sr. P u i g d Asprer. E l Sr. P u i g d Asprer saludó al presidente! de la República y al ministro. D i j o que la Asamblea está llena de fé en sus labores, y mostró su confianza en la ¡eficaz ayuda, del Gobierno. E l Sr. R i c o habló a continuación paral también saludar a los señores Alcalá Z a mora y Domingo, y a los miembros de la Asamblea. 1 L a minoría radical acuerda mantener la enmienda del señor R e y Mora A y e r tarde se reunió la minoría radical y examinó el texto del artículo. segundo, nuevamente redactado p or l a comisión de Estatutos. Acordó la minoría mantener la enmienda del Sr. Rey M o r a si la Comisión no la. aceptaba, pidiendo votación nominal. L a minoría catalana y la enmienda de! señor R e y M o r a Esta tarde se reunió la minoría catalana. A l terminar la reunión los periodistas interrogaron a algunos de los diputados acerca de lo que hubieran tratado. Según- sus manifestaciones cambiaron impresiones acerca de la marcha que sigue el debate sobre el Estatuto de Cataluña. U n periodista indicó a los diputados catalanes que el Sr. Rey L a j u v e n t u d Socialista de B a r c e- M o r a se encontraba muy extrañado y disla actitud comisión de l o n a frente a la enseñanza cata- gustado por relación conde la enmienda que Estatutos en una lana primero fué aceptada, y más tarde el señor Bello se negó a aceptar, una vez que camL o s diputados señores Royo Villanova y bió impresiones con los diputados cataA l g o r a (socialista) hablaron ayer en los lanes. pasillos E l Sr. Abadal contestó que la Comisión E l S r A l g o r a participó al diputado agrario que había llegado de Barcelona una re- lo único que dijo es que aplazaba la votación de este artículo hasta estudiar las enmienpresentación de la Juventud Socialista, que das pendientes, tanto las del Sr. Rey M o r a le había visitado, para pedirle que se oponcomo las del Sr. Casanueva. Ésto, terminó ga enérgicamente en. el salón de sesiones a cualquier intento de conceder la enseñan- diciendo el Sr. Abadal, no prejuzga que fuera a admitírsele. za a la región autónoma. E l Sr. Rey M o r a por su parte, insistió E l Sr. A l g o r a hizo constar que, si en el ante los periodistas que la Comisión había curso del debate comprendiera que las aspiaceptado l a enmienda. raciones catalanas iban a cristalizar en el dictamen, haría uso de la palabra para comE l señor M a c i á rehuye hablar de batir él intento con toda su fuerza. Inútil es subrayar la importancia de esta los debates parlamentarios noticia, que confirma las que ya se tenían Barcelona 18, 2 madrugada. Unos periorespecto a la actitud de los socialistas de Cadistas estuvieron ayer tarde en el palacio taluña. de la Generalidad con el propósito de entrevistarse con el Sr. Maciá; pero el secretario U n diálogo interesante de éste, señor Alavedrá, les dijo que el Se encontraron ayer en el salón de conpresidente no podía recibirles. ferencias los diputados señores Royo V i l l a L o s periodistas sacaron la impresión de nova y Carrasco Formiguera, y entablaron que el Sr. Maciá. rehuía toda conversación, conversación. a fin de no hablar de la. última, sesión parla E l Sr. Carrasco dijo a l diputado agra- mentaria. rio Acerca de ésta pudimos saber en el pala -O triunfa usted, o triunfo yo. L o que cio dé la Generalidad, que el Sr. Maciá fué no se puede consentir es esa media tinta que llamado el jueves, por la; noche, desde M a nos quiere servir la minoría catalana. drid, por el diputado Sr. Tarradellas, quién- -T i e n e usted razón- -respondió el señor le dio una impresión pesimista del último R o y o- Como el problema no tiene soludebate parlamentario. A y e r por la mañana ción, es preciso coger una cosa u otra. el Sr. Maciá conferenció detenidamente con distintos diputados, catalanistas sobre esta L a situación se hace cada vez más cuestión. Con motivo de la actitud adoptada por la confusa Nos parece ocioso insistir en la confusa minoría catalana corrieron anoche rumores de que en Cataluña había alguna agitación. situación creada alrededor del problema del P o r noticias posteriores hemos sabido que Estatuto. esta agitación carece por el tnomento de i m S i las actitudes de los grupos parlamenportancia, y que fe ma, calma absoluta, auntarios se mantienen en la sesión del jueves que no puede negarse que existe cierta expróximo, no hay duda de que pueden surgir acontecimientos políticos de importan- pectación. cía. E l Gobierno dispone, sin embargo, de cinco días para buscar fórmulas y términos LEA USTED de avenencia. Pero, aun consiguiéndolo, la Cámara se aproxima al debate fundamental de la enseñanza, el orden público y l a H a- Palabras de los señores D o m i n g o y Alcalá Z a m o r a E l ministro de A g r i c u l t u r a se asoció á las tareas de éste, y dijo que se reunían en los momentos más difíciles, no sólo de l a historia de- España, sino del mundo, por la honda crisis económica imperante. E n estos momentos hemos creado un Consejo Ordenador de la Economía, al que he pedido respuesta a varias preguntas. He repasado; vuestras ponencias, profundas y de interés y la República atenderá y. resolverá cuantas le ofrezcan a su estudio. P o r último habló el jefe del Estado. E l o gió Ja labor de las Sociedades Económicas y dijo que el Gobierno estaba obligado a! ayudarlas en sus tareas de verdadera colaboración y asesoramiento. Habló de los países americanos y aseguro que 110 verá cumplidos sus mandatos presidenciales si no puede llevar allá los saludos! de España. Terminado el acto pasaron todos al edificio de enfrente, y fué descubierta una placa conmemorativa de l a inauguración. Los invitados fueron obsequidos con u a lunch. A las siete continuó la Junta ordinaria, discutiéndose la Memoria del Sr. Tato Amat, sobre perrogativas de las Económicas, y l a de la señora de Burgos, seguir sobre acción de la mujer en estas entidades, y la del Sr. Malarriga, sobre relaciones de estos Cuerpos con sus similares de. América. H o y continuarán las deliberaciones. BLAMCO Y J E C H O