Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O L TE La PROYECTO EL 19 D E J U N I O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA P A G 55. D E ES- TATUTO CATALÁN A N PARLAMENTO subcomisión de Estatutos se reunirá el martes Pendiente la atención política de la simación creada alrededor del debate parlamentario del Estatuto, los comentarios en el día de ayer, tanto en el Congreso como en los Centros informativos, versaron sobre las posibles derivaciones de l a cuestión en la sesión del próximo jueves. Desde luego pudo advertirse que las declaraciones hechas por el Sr. Maciá a los periodistas de Barcelona, y que después i n sertaremos, habían producido muy mal efecto entre los diputados de las minorías y aun en los gubernamentales. E l tono desabrido dei presidente de l a Generalidad al comentar las incidencias de la sesión del jueves pasado, y la suspensión del debate del viernes, se juzgaba poco a propósito para que se mantenga la cordialidad que a todas horas invocan los catalanistas. Los radicales insistieron ayer en su propósito decidido de mantener l a enmienda del Sr. Rey Mora, y pedir votación nominal para cualquiera otra, si no fuera aceptada en espíritu, por l a Comisición, como ésta prometió en el salón de sesiones. L a Comisión se reunirá, según creemos, el próximo martes, y entonces podrá vislumbrarse si hay o no fórmulas de avenencia. do por voluntad y tiempo obtenga en. Cataluña vecindad administrativa, perderá, sin su expreso deseo, el régimen de derecho c i vil común. Cuarto. P a r a los que siendo hijos de padres catalanes. hayan nacido fuera del territorio autónomo y también para los que nacidos en Cataluña de padres no catalanes obtengan la consideración de catalanidad, será preciso quedos que, según la legislación civil respectiva, ejerzan l a patria potestad, opten por ellos, pidiendo tal consideración, o que los mismos interesados, durante el su mayor edad emancipaEnmiendas interesantes del señor año siguiente a su voluntad de oser tenidos ción, declaren Jaén por catalanes. Quinto. L o s mallorquines serán tenidos H e aquí las enmiendas presentadas por el y reputados como catalanes, pudiendo en señor Jaén y otros diputados a los artículos Cataluña obtener sin más condición todos quinto, sexto y séptimo del dictamen del los beneficios que de algún modo expreso estatuto: o tácito puedan alcanzar las personas que A l artículo quinto se añadirá un párratengan la consideración de catalanes. fo, que diga: Basta la residencia en cualSexto. Que la mujer casada seguirá la quiera de las provincias organizadas en un condición del marido; los hijos no emancirégimen de Estatuto para que ¡os españoles pados, la del padre, y cuando éste hubiese no nativos de Cataluña participen de la plefallecido o no fuese conocido, la de la madre. nitud de derechos políticos, que aquél establece para los españoles catalanes. Séptimo. L a mujer originariamenbe catalana, que por matrimonio haya cambiado Las disposiciones de este artículo son de de condfción legal, recobrará la calidad de aplicación recíproca a los nacidos en Catacatalana si, cuando enviuda, vuelve a resiluña y que residan fuera de esta región. dir en Cataluña. Pudiéndose, para el desarrollo del ante Artículo séptimo. Las personas que rerior artículo, intercalar los siguientes: cobren la ciudadanía española perdida serán Artículo s, exto. P a r a los efectos plenos de considerados como catalanas, si al perderla, este Estatuto son catalanes: sea cualquiera la causa, tenían l a condición Primero. Todos los nativos de la rede catalanas. gión. Los extranjeros que al obtener ciudadaSegundo. L o s nacidos fuera del territonía española fijen su residencia y obtengan r i o de Cataluña de padre catalán o, siendo vecindad en Cataluña tendrán la condición este desconocido, de madre catalana. Tercero. L o s que no siendo nativos de de catalanes, a no ser que manifiesten su voluntad en contrario. Cataluña hayan ganado vecindad en cualquier pueblo de su territorio. Se ganará vecindad por la residencia de iliez años en Cataluña sin haber hecho legal manifestación, en contrario o por la residenS u misil s ewñwái auíe- jSísr 1 cia de dos años con el deseo expreso y legal hecho ante funcionario competente. aú con f U A l I Á Ü i H U) Ningún español no catalán ni aun cuanD o n Alejandro L e r r o u x pasó el día de ayer en su finca de San Rafael, donde le v i sitaron algunos amigos políticos. H o y marchará a Baños de Montemayor, v allí pasará toda la semana, con el fin de atender al restablecimiento de su salud, algo quebrantada; de modo que no asistirá a los debates del Estatuto el jueves y el viernes próximos. H a dicho, sin embargo, que sí surgieran acontecimientos críticos volvería rápidamente. E l señor L e r r o u x no asistirá a los debates parlamentarios de la semana que viene Los residentes en el extranjero con ciudadanía española si estaban además asistidos de l a condición de catalanes, la conservarán como tales, a no ser que manifiesten lo contrario. A los efectos de este artículo y del anterior, el cambio de ley civil no tendrá n i n guna modificación. en perjuicio de derechos adquiridos por los. interesados, sus hijos y herederos, -n i tampoco respecto a los derechos de tercero, siguiendo sometidos los actos que pudiera originar dicho perjuicio a la legislación, conforme a l a que fueron celebrados. En Cataluña Manifestaciones del señor M a c i á Barcelona 19, 3 tarde. Como el presidente de l a Generalidad no recibiera ayer a los petiodistas, rompiendo su costumbre de avistarse cor: ellos todos los viernes, los reporteros han insistido p y en saludarle. E l señor Maciá, aT recibirles, les preguntó si querían alguna cosa especial y los reporteros dijeron que solamente saludarle y saber noticias. -i Qué hay con respecto al señor Carrasco Formiguera? -le preguntaron. -H o m b r e eso es cosa pasada. Cuando, l a minoría parlamentaria toma un acuerdo por unanimidad y a sabe, lo que hace. P o r otra parte, el señor Carrasco Formiguera fué expulsado de la minoría únicamente por i n disciplinado; pero y a que se levantó a hablar por su cuenta pudo haber dicho muchas más cosas. U n periodista le dijo que ayer al leer el público que transitaba por L a s Ramblas las pizarras de los periódicos, en que se decía que se había aplazado hasta la próxima semana l a discusión del Estatuto en las Cortes, se advirtió una impresión pesimista. -No- -contestó el señor Maciá- no hay pesimismo, no hay por qué tenerlo. S i el pueblo de- Cataluña quiere el Estatuto lo tendrá. L o que ha habido en este caso es la sor-