Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 21, D E 1 U N I Ó D E 1932. N U M E R O S U E L T O 10 CENTS. UEDACCION: PRADO J 1 L, Mm Mj i S I WB DO. AÑO VIGEMO OCTAVO NUMERO 9.175 SEVILLA D E S A N S E B A S T I A N S U S C R I P C I O N E S A N U N C I O S MUÑOZ O L I V E C E R C A N A A T E T U A N TÁCTICA SEPARATISTA Con l a batalla que presentan los nacionalistas catalanes en la cuestión del idioma vienen a coincidir hechos muy significativos y de opoíWna enseñanza para los legisladores. E l Colegio de Abogados de B a r celona anuncia un concurso para la creación de un vocabulario judicial que substituya al castellano con la mayor diferencia posible a la vez, según le dicen a El Debate, se trabaja intensamente en Barcelona para lograr, con vistas a la enseñanza universitaria, un léxico científico totalmente nuevo, que figurará en los libros de. textos catalanes y que ha empezado a usarse en este curso, principalmente en la Facultad de Medicina, con extrañeza y regocijo de los alumnos y de algunos viejos médicos catalanes. Cuando en 1927 vino a M a d r i d la E x p o sición del L i b r o Catalán, un escritor, de los que en la misma Cataluña tienen que escribir en castellano para tener lectores- -Gaziel, autonomista- contó las inenarrables peripecias y vicisitudes del idioma catalán, de este idioma extraño decía... ¡Y tan extraño! Cada diez años, desde ha medio siglo, muda de piel como las serpientes y cambia de sintaxis, de ortografía y hasta de léxico. Las obras literarias catalanas envejecen como esos casos raros de hombres que se acuestan con el cabello negro y al despertar se lo encuentran cano. S i esta E x p o s i ción, en vez de limitarla a los últimos veinticinco años, se hubiera tomado de más lejos, en ellas habríais visto tres o cuatro lenguas, media docena de sintaxis y, doscientas ortografías distintas. Claro está que en l a diabólica operación de hacer cada diez años un idioma nuevo no puede haber existido nada que se asemeje a la norrnal y lenta evolución de las lenguas, nada que responda a las leyes filológicas, nada que acuse un método de probidad científica en l a restauración. Caído en desuso el catalán, desde comienzos del s i glo x i x reducido sin coacciones de ningún género al h abla familiar, falto así del caudal con que v a incrementándose todo lenguaje vivo, los filólogos a sueldo de l a Mancomunidad, tuvieron que cumplir, ya se ve de qué manera, l a consigna de crear el instrumento más necesario a l a causa nacionalista. Y ahora mismo, mientras, los diputados catalanes piden fieramente fueros y exclusivas para su idioma, la fábrica tiene que elaborar apresuradamente los vocabularios más indispensable en las primeras aplicaciones del régimen autonómico. Otro escritor de los que patrocinaban la Exposición de 1527, el Sr. Esterlich, queriendo ponderar el auge del libro catalán, decía que no mucho antes ninguna edición catalana alcanzaba más- de quijnientos. ejemplares, y por entonces, bien que sólo en géneros literarios de gran aceptación, algunos libros encontraban de d o s m i l a cinco m i l compradores. Míseras cifras en ía poblada y, culta región, donde la industria editorial, extensa y floreciente, imprime y coloca muchos más libros en castellano. Así tiene que ser. mientras los filólogos no construyan y consoliden el idioma definitivo y mientras el nuevo Estado no logre la total eliminación del castellano. L a crónica de nuestro redactor en Barcelona, publicada el domin- go, ilustra el tema decisivamente con el cómputo de tiradas de los periódicos barceloneses. U n o solo de los escritos en castellano, L a Vanguardia, tiene una tirada tres tres veces superior a la global de todos los periódicos redactados en catalán. Hechos, los de ayer y los de hoy, que califican a la campaña actual de los parlamentarios catalanes. N i en las enmiendas de los impugnadores del Estatuto, ni en el dictamen de la Comisión, hay ningún voto contra l a lengua catalana. ¿Por qué resisten la concurrencia del castellano en pie de igualdad, si el idioma vernáculo es lo que afirman y tiene la realidad y el imperio que le atribuyen? Se trata, no de amparar el catalán, pues ningún derecho se le quita, sino de imponerlo y de forzar su disfusión, postergando ciertos usos y eliminando en otros la lengua todavía dominadora. Se trata, en fin, de romper la comunicación de catalanes y castellanos y de ahondar la separación espiritual de C a taluña. Se pretende que el Parlamento español coadyuve a robustecer los artificios diferenciales. Montemayor toda la semana, es lo cierto que estará en Madrid, de regreso, mañana miércoles. Sin duda, se ha considerado necesaria su presencia en la sesión del jueves, dedicada, como se sabe, al Estatuto de Cataluña. Una petición del Gobierno Sabemos que el Gobierno, y especialmente el Sr. Azaña, muestran deseos de que, cuanto antes, sea dictaminado el proyecto de Tribunales de Urgencia. E n este sentido ha sido advertida la comisión parlamentaria de Justicia. Quienes siguen con atención el curso de los acontecimientos políticos, relacionaban esta premura del Gobierno en l a necesidad, en lo futuro, de substituir la ley de Defensa de la República con los resortes que pondrá en manos de los gobernantes l a celeridad en los trámites judiciales. Consejo de ministros H o y como martes, se reunirán los ministros en Consej o. Seguramente será examinada con detenimiento la situación parlamentaria. U N A FASE CR T 1 CA EN LA CUESTIÓN D E L ESTATUTO CATALÁN L a situación política Los rumores de ayer. Una situación delicada A partir de la visita que el ministro de Trabajo hizo ayer al presidente del Consejo, circularon muchos y muy insistentes rumores de crisis. Fueron desmentidos oficialmente, y el propio Sr. Azaña, en su conversación con los informadores, se anticipó a los comentarios qué pudiera provocar su conferencia con el Sr. Largo Caballero, que no era, ciertamente, para un suceso polít i c o- -d i j o- porque sólo hablaron de los Jurados Mixtos y de diversos problemas que con ellos se relacionan N o obstante, los rumores siguieron, y se daba por seguro que la confusa situación creada en las Cortes en el debate del Estatu- to excedía a las posibilidades del Gobierno para resolverla. Convenían cuantos hablaban del tema en una afirmación, y es que cualquier acontecimiento político se declararía y plantearía en el Parlamento, aunque tuviera estado anterior en el Gobierno. Las dificultades de la Comisión para redactar el artículo segundo del Estatuto subsistían ayer, y los defensores de uno y otro puntos de vista en relación con el bilingüismo mantenían sus posiciones, sin que se vislumbrara fórmula alguna de avenencia. Otras informaciones El Ayuntamiento de Buñol E l Ayuntamiento de Buñol ha dirigido al jefe del Gobierno el siguiente telegrama: E l Ayuntamiento de mi presidencia, en sesión celebrada el día 7 del actual, acordó, por unanimidad, elevar a vuecencia respetuosa, pero enérgica protesta contra los propósitos de aprobación del Estatuto catalán, en la forma dictaminada por l a Comisión parlamentaria, solidarizándose así con el casi unánime sentir del pueblo español, por significar tal aprobación la desmembración del territorio y soberanía nacionales. -El alcalde. Una alusión al señor Bello, diputado por Madrid Según es ya sabido, el domingo por l a mañana, se efectuó en el teatro de L a L a tina una función a beneficio del monumento a Bretón y Ricardo de la Vega, los memorables autores de La Verbena de la Paloma. E n dicho acto tomaba parte Federico García Sanchiz, desarrollando el tema histórico, pintoresco y sentimental: Madrid. E n otro lugar de este número publicamos un extracta de la charla; pero sí quisiéramos subrayar el acierto de García Sanchiz al interpretar un estado de opinión con respecto al. Estatuto. Y prueba del. acierto fué l a ovación inacabable con que el público, en pie, aclamaba al charlista, Nos referimos al instante en que García, Sanchiz, dirigiéndose al alcalde, D Pedro Rico, que ocupaba un palco, y luego de ensalzarle con donaire muy de los barrios bajos, se lamentó de que él y sus compañeros diputados por l a capital de España l a desamparasen con su silencio y neutralidad en la discusión del Estatuto. P a r a teda España- -dijo el S r García Sanchiz- el Estatuto es una humillación; pero en cuanto a Madrid, el Estauto pudiera significar l a ruina. 1 D ahí l a xtrañeza de Sanchiz, tan ma- Una reunión política Se dijo ayer que el viernes, a primera hora de la noche, se reunieron en el domicilio de un familiar del Sr. A z a ñ a j con éste, D Alejandro L e r r o u x y D Francisco Largo Caballero. El señor Lerroux regresará a M a drid mañana Aunque el jefe del partido radical tenía el propósito de oermanecer en Baños de
 // Cambio Nodo4-Sevilla