Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A BC. MARTES 21 D E J U N I O D E 1932. EDICIÓN DÉ ANDALUCÍA. P A G 16. tra lengua castellana. Y en esta posición comprender lo suyo, y salir a su encuentro con el ánimo propicio, a no ofenderles, no mortificarles. Este fué el sentido y casi la letra de mis palabras en aquella ocasión. Lo otro, lo del asunto bal adí, se referirá exclusivamente a la enmienda del Sr. Peñalva, frente al dictamen de la Comisión. E l dictamen dispone que las notificaciones se efectúen en ambas lenguas siempre. L a enmienda que esto sólo se haga, así cuando lo solicite el interesado. De suerte que lo que se discute es si ha de. decirse sólo en catalán, esperando que el interesado pida que se lo digan también en castellano, o si, desde luego, y a todo evento, ha de decirse en ambas lenguas. Y esto es lo que me parece más simple, más lógico y más constitucional. Por ¡eso voté en contra de la enmienda Peñalva. Pero en: todo caso, ¿no es todo esto minúsculo puntilleo detallista, algo tan baladí, que parece mentira que se haya hecho de ello cuestión casi cerrada por la representación catalana? drileñó como valenciano, tan español, ante la abstención de los aludidos procuradores en Cortes Sobre todo- -añadió el orador- si se tiene en cuenta que, precisamente un diputado por Madrid, ha. venido a constituirse en el defensor más acérrimo del Estatuto, hasta el extremo de no vacilar en convertir el acta, que por añadidura se le. regaló, en un arma homicida. L a alusión inconfundible a D. Luis Bello provocó, repetimos, una enorme manifestación de entusiasmo, que era también una protesta. E l diputado a Cortes D. Bernardino Valle, miembro de la comisión dictaminadora del Estatuto, nos envía unas cuartillas en réplica a las afirmaciones que, comentando unas palabras suyas, hacía en su crónica del domingo nuestro redactor en Barcelona, don Pedro Pujol. En la imposibilidad de publicarlas íntegras, recogemos aquella parte en que se refiere, concretamente, a las palabras del Sr. Valle, que fueron recogidas y comentadas en A B C E l Sr. Pujol, redactor de A B C en Barcelona, me hace el honor de dedicar una de sus crónicas telefónicas a comentar unas palabras mías acerca de la marcha del debate parlamentario sobre el proyecto de Estatuto catalán. Parte el cronista de la referencia publicatía en dicho periódico el día 18. En ella se me atribuve la siguiente apreciación: E l hecho evidente es que en Cataluña se hablará catalán, lo diga o no lo diga el Estatuto, porque nos encontramos frente a una realidad viva. Y es esta afirmación m í a la que, por lo visto, no le. parece bien al. Sr. Pujol Pero es el caso que, dicha como queda, a mí tampoco me lo parece, porque es ella cosa tan sobradamente sabida, que no valía la pena de recordarla. Fué algo más, no recogido por entero, lo que en aquella conversación, sin pretensiones de publicidad, dije en los pasillos al terminar la sesión del viernes último. Decía yo que la vitalidad y el uso y la expansión de una lengua son cosas que no dependen de las ordenaciones legales. Que son hecho de tipo biológico cuyo nacimiento, evolución y muerte obedecen a causas tan distantes de la voluntad legislativa, que muy poco o nada puede ésta influir en su trayectoria vital. Ante ese hecho vivo, actual, que es el idioma catalán, serán vanos los. esfuerzos de los catalanes para imprimirle un incremento superior al que deb. a forzosamente tener, y estéril también el empeño- de quienes se obstinen en estorbarlo. En cuanto al castellano- -y aun prescindiendo de su obligatoriedad constitucional- es de tal magnitud su poder expansivo, tiene un tan formidable lastre espiritual y numérico, que m í parece un tanto pueril preocuparse, por absurdos temores, de que sea desplazado de Cataluña. Pero si quisiéramos perfilar un poco mas, yo no me atrevería a pronosticar que si alguien se alarma ante un posible desarrollo del catalán, a expensa del castellano, es lo mejor que puede hacerse para evitarlo, es precisamente no tratar de ejercer represión ni limitación alguna impuesta sobre el idioma catalán. Porque estas limitaciones, estas imposiciones represivas, son indudablemente el máximo estímulo para su amplificación, ya que a las causas normales habría de sumarse la voluntad de los que lo hablan, sentimentalmente excitada y ofendida. Hemos de medir, pues, la sensibilidad, de los catalanes ante las cosas que afectan a su lengua, por la que nosotros poseemos para reaccionar frente a cualquier agravio o simple desdén que alguien pueda inferir, a nues- Manifestaciones del diputado señor Valle sobre la lengua catalana E n Cataluña El señor Maciá dice que si no se aprueba el Estatuto se tendrán más libertades que las consignadas en él Barcelona 20, 3 tarde. Ayer realizaron su anunciado viaje a Suria, Callús y Manresa, el presidente de la Generalidad, el consejero de Instrucción Pública, D. Buenaventura Gassol; el gobernador civil de Barcelona y el general Molero, en representación del general Bafeet. En Callús, y desde el mismo automóvil en que viajaba, el Sr. Maciá dirigió la palabra a los vecinos que le habían recibido para agradecerles sus aplausos y recomendarles que continúen siempre unidos. -Tened presente- -dijo el Sr. Maciá- que si estamos unidos tendremos las libertades que nos corresponden. Esta unión liará posible que si no se aprueba el Estatuto obtengamos más libertades de las que en él se consignan. Para esta obra la Generalidad estará siempre a vuestro lado, ahora y siempre. En Suria fueron recibidos los viajeros por las autoridades locales y numeroso público, que les acompañó hasta el lugar en donde se ha verificado el acto de inauguración de unas escuelas. E n el acto pronunciaron discursos el alcalde de Suria y los Sres. Gassol y Maciá. Terminado el acto inaugural se organizó una visita a las minas y después se celebró el banquete ofrecido por el A 3 amtamiento, al final del cual se pronunciaron numerosos discursos, expresando todos los oradores el convencimiento de que Cataluña tendrá en. breve sus libertades. Barcelona 20, 3 tarde. En uno de I03 Centros de la Unión Socialista, de Cataluña, dio ayer el diputado a Cortes Sr. Campaíans una conferencia sobre el Estatuto en las Constituyentes. Dijo el conferenciante, refiriéndose a las dificultades con que se ha de luchar, que se trata del choque de dos espiritualidades antagónicas: imperialismo y democracia, y frente al hecho sentimental los argumentos no tienen ninguna eficacia; resbala sobre los cerebros impermeabilizados y por el auto de fé son inoperantes. Si, no fuese así, ¿cómo podría comprenderse que una cámara sai dissant democrática se escandalice y caiga casi en un pasmo histérico frente a la pretensión catalana, máximamente democrática y no se deje a los Ayuntamientos de los territorios limítrofes la libertad de incorporar se al territorio de una Cataluña autónoma? i Pero los diputados de Cataluña- -siguió diciendo- -no claudicarán nunca puesto que saben que detrás de ellos hay la firme voluntad de un pueblo, aunque tampoco pueden olvidar su responsabilidad por la posición deci ¿iva que en el Parlamento ocupan. La vida del Gobierno- -afirmó- -está pendiente de, nuestros votos, y la d- l Gobierno puede ser la de las Cortes actuales e incluso la de la República. Esta consideración es la que imprime una gran moderación a los diputados catalanes, seguros por lo demás de que sobrepasaran tod as l, as contrariedades y Cataluña tendrá sus libertades. a Una conferencia de Campaíans Barcelona 20, 3 tarde. E l alcalde, señor Ayguadé, visitó esta M a ñ a n a el departamento, que en el edificio Consistorial se ha destinado recientemente a los servicios de Prensa. Allí, conversando con los periodistas, llamó uno de éstos su atención sobre las manifestaciones hechas ayer por el señor Maciá, en Callus, que dejamos recogidas anteriormente, y el Sr. Ayguadé, sonriente, dijo: -Miren, todo es. inútil. Cuando un pueblo quiere obtener su libertad y demuestra la constancia que- ha demostrado Cataluña en los últimos cincuenta años, no hay nada que pueda impedírselo. Hay el ejemplo de Polonia, felejemplo de Irlanda, y España tiene además, otros ejemplos más próximos que son los de las Repúblicas americanas. Pobladas por los mismos españoles: cuando quisieron las libertades, las tuvieron. Por otra parte, para cualquier Estado el tener dentro, de sí mismo un pueblo que se encuentra en caso del nuestro, es un gran peligro, como se demostró también durante la guerra. 1 El señor Ayguadé dice que todo lo que se haga contra el Estatuto es inútil Viajes c o si vapores r á p i d o s a todas partes de mundo; D U K A N J E E El V E R A N O D 3 E 1932 Cinco cruceros, a precios reducidos, del vapor de turismo Oceana a N O R U E G A (Cabo Norte) BAI TTCO, R U SIA e ISLAS D E I i A T L Á N T I C O Gran crucero del vapor Resolute a ESCOCIA, ISLANDIA. S P I T Z B E R G E N y N O R U E G A Viaje alrededor del mundo; Informes: Agencia general para E s p a ñ a Alcalá 43, MADRir T e l é f o n o 112 fiZ. HMlIG- UKSi LIHIE Se reúne eñ Barcelona la minoría catalana bajo Ja presidencia del señor Maciá Barcelona 20, 8 noche. A las cuatro de la tarde se han reunido en el salón de sesiones del Palacio de la Generalidad los diputados que componen la minoría parlamentaria catalana, con excepción del Sr. Carrasco Formiguera, al que no se le ha convocado. La reunión ha durado hasta cerca de las siete de la tarde; pero antes de que terminase salieron los Sres. Hurtado y Rallóla, que se limitaron a decir que se marchaban porque tenían ocupaciones urgentes. Terminada la reunión, el Sr. Companys y los demás concurrentes a la misma dijeron- que ge habían cambiado impresiones sobre la marcha, de los debates parlamentarios acerca del Estatuto y. e facilitaría, ym apta de la reunión, 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla