Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. J U E V E S 23 D E J U N I O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 16. ra cuestión de Gabinete la enmienda del señor Peñalva, desde luego la votaríamos. Los demás componentes de la minoría se negaron a. ser más explícitos. íprá también en l a misma forma, caso dé licitarlo la parte interesada. Palacio de las Cortes 16 de junio de 1932. Matías Peñalva, Mariano Ruis Funes, José Paloneo, Francisco Carreras Reura, José Sánchez Covisd, Pedro Vicentes Gomes y Fernando Coca. a situación n o ha variado y los políticos defienden sus respectivas posiciones E l día de ayer, fuera del salón de sesiones, se dedicó por entero a tratar de lo que hoy puede ocurrir al discutirse el artículo segundo. E l presidente del Consejo sostuvo diversas conferencias, y la primera de ellas con D Miguel Maura. Ignoramos los términos en que se desarrolló esta entrevista; pero es fácil suponer que el Sr. Maura diría al jefe del. Gobierno que su actitud es irreductible frente a las aspiraciones de los catalanes, en orden al idioma. Creemos que D Miguel M a u r a n i siquiera votará el dictamen; mucho menos cualquiera modificación que éste experimente en un sentido aproximado a l voto particular de los Sres. L l u h i y X i r a U Votará, en cambio, la enmienda de los radicales o del Sr. Rey M o r a como mal menor. E n la entrevista, el Sr. Azaña indicó al Sr. M a u r a su deseo de conversar con don Diego Martínez Barrios, jefe de la minoría radical. Momentos después, el Sr. Martínez Barrios entraba en el despacho de ministros, donde permaneció con el Sr. Azaña una media hora. Hablamos con el ex ministro de Comunicaciones, después de la conversación, y nos dijo que noblemente había expuesto al Sr. Azaña el propósito decidido de la minoría radical de votar la enmienda que firma el Sr. Rey M o r a -L e he agregado, que la minoría está dispuesta a votar el texto del dictamen, tal y como estaba redactado, o como se presentó a la Cámara; pero votaría en contra del dictamen modificado por alguna enmienda, incluso la del Sr. Peñalva. E l Sr. Martínez Barrios nos agregó que había sostenido una larga conferencia telefónica con D Alejandro Lerroux, a quien dio cuenta detallada de la. situación parlamentaria. L e dijo también que no consideraba necesaria su presencia en el Parlamento; pues el problema estaba bien claro y la minoría radical tenía ya adoptada su actitud. Como el Sr. Lerroux estaba conforme, con ella, también consideró que su regreso a M a drid no era necesario. Seguirá, pues, en Baños de Monfemayor, hasta que termine su cura de aguas. ¿Votarán ustedes el artículo segundo tal y como estaba redactado? -Nosotros mantenemos íntegramente el voto particular dé los Sres. L l u h i y X i r a u ¿Y prestarían sus votos al dictamen modificado por l a enmienda del Sr. Peñalva? -N o puedo contestarle. Mañana se reúne la minoría y tomará acuerdos antes de la sesión. También hablamos con el Sr. Hurtado, que nos dijo que la minoría catalana mantendría sus puntos de vista, pero acataría lo que resultara de la votación. L a comisión de Estatutos Ayer tarde, a primera hora, sé reunió la comisión de Estatutos. Su presidente, señor Bello, manifestó. a los periodistas, al terminarse la reunión, que la Comisión no ha retirado n i retirará su dictamen sobre el artículo segundo. Añadió que desde el jueves está rechazada la enmienda del Sr. Rey M o r a y que actualmente se discute la del Sr. Peñalba, cuyo estudio continuará la Comisión hoy, a las tres de la tarde. Preguntado el Sr. Bello sobre si la Comisión había encontrado alguna fórmula de arreglo, contestó que esas fórmulas compete encontrarlas a las Cortes, y que la Comisión únicamente plantea el asunto ante la Cámara con su dictamen. C ó m o está planteado el problema parlamentario A juzgar por todos los antecedentes, en la sesión de hoy la Cámara rechazará el voto particular de los catalanes y pasará al examen de la enmienda de los radicales. Esta será votada, según parece, por la minoria del Sr. Lerroux, los agrarios, los conservadores, Agrupación al Servicio de la República, progresistas e independientes, con un total aproximado de ciento cuarenta votos. Quedará, pues, rechazada. Puesta a votación la enmienda del Sr. Peñalva, se aceptará por la mayoría, y finalmente, se procederá a votar el dictamen modificado. Se calculaba ayer que las oposiciones han de tener la misma votación, o sean los ciento cuarenta votos de que antes hablamos y que el Gobierno tendrá muchos más; pero hay que contar con la posible ausencia de algunos diputados pertenecientes a las minorías socialista y radical- socialista, que de ninguna manera quieren votar determinadas concesiones a Cataluña. P o r consiguiente, el exceso de votos de la mayoría, si se confirman estos pronósticos, no pasará de cuarenta, número a que asciende precisamente la representación catalana. E l Sr. Martínez ayer, telegrafió a ausentes para que, encuentren hoy en Barrios, en el día de los diputados, radicales sin pretexto alguno, se el Parlamento. S o b r e la reunión de los diputados catalanes en Barcelona Los periodistas conversaron ayer tarde con un destacado miembro de la minoría catalana, sobre la exactitud de la noticia publicada en algunos periódicos, acerca de Ja reunión de los diputados catalanes con los miembros de la Generalidad, en Barcelona, y que se refiere al acuerdo de pedir a los grupos que integran la Cámara que sé definan con respecto al Estatuto. -Algo de eso se trató- -contestó el aludido diputado- ya que se va haciendo preciso que la discusión se- ajuste a unas normas concretas, puesto que la mayoría de los grupos sólo, ha expuesto una opinión de conjunto. Reunión de la minoría radical -Ayer se reunió este grupo parlamentario y acordó pedir votación nominal para la enmienda del Sr. Rey M o r a y para todas las que se presenten que se opongan al espíritu de la misma. S i la Comisión aceptase la enmienda del Sr. Peñalva, la minoría radical votará en contra, y si l a Comisión no aceptase n i n guna enmienda, votará el artículo tal y como está redactado en el dictamen, pero volverá a plantear la cuestión del idioma cuando se trate de los Tribunales de Justicia. Los grupos de la mayoría también circularon órdenes. en el mismo sentido. A c t i t u d de Ja minoría socialista radical- Otras entrevistas A última hora hablaron largamente en el salón dé conferencias los Sres. Maura, Sánchez Román y Rey M o r a E l Sr. Sánchez Román mantuvo en esta entrevista el criterio de que no se puede acceder a la ¡petición de los catalanes ni al dictamen modificado por la enmienda del señor Peñalva. Entiende el Sr. Sánchez R o mán que la Justicia. no se puede delegar por el Poder central, y, por tanto, es imposible consentir que los trámites e informes ante los tribunales se hagan en Cataluña en lengua catalana. L o que dicen los catalanes. M a n tienen sus puntos de vista E r a interesante conocer la actitud de la minoría catalana en vista de las graves dificultades que se oponen a la aprobación del artículo segundo. P a r a conocerla hicimos la siguiente pre gunta al Sr. Comf anys: Anoche, a las once menos- cuarto, quedó reunida, en una de las secciones del ConD o n M a r c e l i n o D o m i n g o dice greso, la minoría radical- socialista. E l obque Cataluña aceptará el fallo de jeto de esta reunión era deliberar y adoptar acuerdos en cuanto a la actitud que en las C o r t e s c o n disciplina y c o n el día de hoy han de adoptar los componenalegría tes de este grupo parlamentario ante la votación del artículo segundo del Estatuto caMadrid. 22, 6 tarde. E l ministro de A g r i talán. L a discusión fué movida en extremo cultura, señor Domingo, al hablar con los y desde luego debió resultar un tanto enperiodistas sobre el Estatuto catalán, dijo conada, por cuanto a la una de la madrugalo siguiente: da se destacaron dos diputados del seno de -E s inútil hacer profecías catastróficas la minoría y se trasladaron fin busca del m i respecto a las derivaciones que el problema nistro de Agricultura, Sr. Domingo. Este, del Estatuto pueda tener. Actualmente no minutos después, se incorporaba a la delihay una fuerza polítka que no consideré beración de la minoría. obligado aprobar un Estatuto. U n Estatuto que afirme la unidad espiritual, política y L a reunión terminó a las dos y media en orgánica de España, rota por la Monarquía. punto de la madrugada. E l Sr. Domingo E n esta actitud comprensiva, y resueltas fué uno de los primeros en abandonar el todas las fuerzas políticas que tienen conCongreso. D i j o a. los informadores que haciencia de su responsabilidad, á llegar a la bían tratado, cuestiones, como siempre que coincidencia que posibilita la Constitución, se reúne la minoría. no sólo no es difícil, sino que es fácil. Que U n periodista le preguntó si habían adoppara llegar a la coincidencia se exponen puntado acuerdo concretos por la discusión del tos de vista y se debate en el Parlamento? Estatuto catalán. E l ministro respondió: Naturalmente. S i el Parlamento no fuera pa Eso se lo dirá a ustedes el jefe de la m i ra ello no cumpliría su misión. noría. Cataluña, por otra parte, sensible como Minutos después abandonaban el Congreso los señores Baeza Medina y Barnés. Con- nunca a su responsabilidad histórica, españolizada por la República, deseosa de que sus testando a preguntas de los representantes aspiraciones se logren en la legalidad, acepdé la Prensa, dijeron que en relación con el taría el fallo de las Cortes con disciplina y Estatuto de Cataluña se había acordado vocon alegría. Las Cortes son la autoridad detar el artículo segundo tal y como está en mocrática, y Cataluña, esencia de la democrael dictamen, S i el Gobierno, añadió, hicie 11 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla