Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
W B a JUEYES 23 D E J U N I O DE 1932. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 26. materias y máquinas y un Museo Arancelario, con ensayo parcial. A petición de la Cámara de Comercio Norteamericana, podrán tomar parte los extranjeros con el carácter de colaboradores. L a Exposición estará abierta del 5 al 17, e igualmente el Museo. E l ministro de Agricultura ha concedido la oficialidad a este certamen. ser proporcionales a la organización de l a seguridad. L a proposición Hooyer- -añade- -transporta l a Conferencia al plan de reducciones en masa, que requiere una organización más completa de la seguridad internacional. A d e más, el proyecto americano se basa sobre la aplicación de una regla uniforme, lo cual puede dar lugar a injusticias, sobre todo con respecto a las pequeñas nuevas naciones, que tuvieron que improvisar sus elementos de deíensa nacional. U n a reducción uniforme constituiría una gran injusticia también, con respecto a los países que, como Francia, redujeron ya, espontáneamente, sus fuerzas. América, a i inscribir al frente de sus proposiciones el pactó- de París, ha establecido, quiera o no, un íazó entre dichas proposiciones y la necesidad de un sistema de seguridad internacional, que habría de prever sanciones contra los contraventores. E l S r Matsudaira, por el Japón, aprueba la continuación de las conversaciones privadas: E l Japón- -añade- -no podría adherirse a un cambio de proporción de tonelajes, sin negociaciones preliminares. E l Sr. Grandi (Italia) dice que acepta por completo, y sin discusión, l a propuesta americana. A continuación el delegado español, señor Madariaga, en una breve intervención, hace resaltar la injusticia que supondría para las pequeñas M a r i n a s la aplicación de reglas uniformes planteada por la proposición americana. S a l v o detalles, España aprueba, sin era- bargo, el documento de los Estados Unidos. España- -añade- -quiere i r lejos y continuará pidiendo la abolición total de la aviación militar, la internacionalización de la aviación civil y el control de la fabricación privada de armas y del comercio actual de armas. E l Sr. Henderson formula l a esperanza de que l a comisión general pueda, lo antes posible, reanudar sus trabajos y estar al corriente de los progresos de las negociaciones privadas. L a sesión se levanta á las ocho menos cuarto. H a declarado que la carrera de los armamentos vuelve a ser vertiginosa, especialmente en lo que se refiere a los armamentos aéreos, y ha abogado por l a internacionalización de la Aviación civil de transporte, ya que nadie ignora que los aviones civiles están destinados a convertirse, en caso de estallar una guerra, en aviones de bombardeo. H a y por tanto, que reducir el tonelaje de la Aviación militar e internacionalizar la Aviación civil. Como, por otra parte, limitar el tonelaje de l a Aviación civil sería poner trabas al progreso, la delegación francesa deposita las siguientes proposiciones: P r i m e r a Prohibición de l a guerra aérea, química, bacteriológica e incendiaria. Segunda. Prohibición absoluta de los bombardeos aéreos fuera de los campos de batalla, bases aéreas y emplazamientos de artillería de largo alcance. Tercera. Establecimiento del máximo de peso de los aviones militares sin carga, contingentes de aviones militares superiores a ese peso- tope e indispensables a la defensa, los cuales serán puestos a disposición de la Sociedad de Naciones. Cuarta. Internacionalización continental de la Aeronáutica comercial de transporte. Quinta. Establecimiento correlativo del peso máximo de los aviones civiles sin carga no internacionalizados; y Sexta. Adopción de las medidas correlativas referentes al comercio y fabricación privada de armas. L a Comisión aplaudió unánimemente este plan, verdaderamente concreto para el carácter europeo, decidiendo abordar su discusión, que se celebrará mañana por la mañana. LA OFICIALIDAD D E LOS BUQUES DE LA TRANSMEDITERRÁNEA RECTIFICA AL MINISTRO DE OBRAS PUBLICAS Recibimos la siguiente carta: Málaga, 20 de junio de 1932. Señor director de A B C. M u y señor nuestro: Agradecemos á usted tenga la bondad de insertar en su ilustrado periódico unas observaciones al discurso del Sr. Prieto, que, como oficiales de la M a r i n a mercante, nos interesa aclarar, para desvanecer equívocas interpretaciones que la opinión pública pudiera haber hecho. Dice el señor ministro en su discurso de defensa a las acusaciones del Sr. G i l Robles, que el tabaco afluye a la plaza de M e l i l l a por las carreteras faltas de vigilancia; que ese tabaco sirve para el acopio de las t r i pulaciones de los barcos que tocan en M e lilla, y que, finalmente, por los medios que la imaginación sugiere a sus tripulaciones, lo introducen en la península. Esto último es incierto, y si el Sr. Castro, alto funcionario del ministerio de Hacienda, le dio estos informes, los ha equivocado. Los oficia, les de estos buques, ahora, como cuando el Monopolio lo tejiía el Sr. M a r c h vigilan no se haga contrabando, y hasta el presente no ha habido una sola aprehensión de tabaco. L a vigilancia es extrema. Carabineros en el portalón del buque en el puerto de- M e lilla, carabineros a la llegada a Málaga, fondeos dirigidos por el señor oficial, registros de camarotes, ranchos y departamentos, hacen imposible cualquier intento, pues hasta se llega a revisar los bolsillos de los tripulantes. Como la. opinión puede apreciar, mal pedemos traer tabaco, aunque fuéramos lo contrabandistas que nos supone el señor ministro. A lo que no hay derecho es a que, caprichosamente, y sólo buscando efectos, se quite la honorabilidad a las tripulaciones, pues demasiados malos ratos y sinsabores pasamos én nuestra profesión para que, por. informes dudosos, se ponga en entredicho nuestra honradez. Dilucídense en buena hora las cuestiones, pero siempre en el terreno de la verdad, y quesepa el país que los oficiales de la C o m pañía Transmediterránea no se lucraron eñ una sola peseta. Esperamos que tanto el Sr. Castro, causante principal de esta respetuosa protesta, como el Sr. ministro, rectifiquen este punto, que nos perjudica, y que nada favorece al Cuerpo de Carabineros, que con tanto celo cumple con su obligación. Gracias anticipadas, señor director, y disponga de sus afectísimos seguros- servidores, que estrechan su mano: Oficiales del vapor A Lázaro Pérez, Gastón Maraval Torres, Esiarelkts, P. Llompart, Sentí, Alfredo Fernández, J. Messías. -Oficiales del vapor Ciudad de Málaga Emilio Celis, Gabriel T. ieus, Lvis de Dios, Aurelio Velo, Pedro Palmer, Fernando Linares, M. Morales, Ángel Lastra. -Oficiales del vapor V P u c h o l José MartoreM, S. Silió, Mariano Gabota, José Navarro, Andrés Gallego, G. Balaguer, A. Reynmndo, J. Pérez Lláims. Alemania no puede pagar, pero se adhiere, en parte, a la tesis francesa de seguridad Lausana 22, 4 tarde. Habiendo el jefe del Gobierno inglés, Sr. MacDonald, en su calidad de presidente de la Conferencia de Reparaciones, pedido a los delegados alemanes que expusiesen sus anhelos máximos y mínimos para la solución del problema de las reparaciones, éstos han hecho entrega ya del informe redactado. Fuentes autorizadas, próximas a la delegación alemana, afirman que los delegados alemanes han contestado que no pueden, en absoluto, pagar nada más en concepto de reparaciones; pero que Alemania, por otra parte, está dispuesta a acceder, en parte, a la tesis francesa sobre l a cuestión de seguridad. La reducción de las deudas de guerra está ligada a la de los armamentos Washington 22, 5 tarde. E l senador D i c kison, que puede considerarse como una de las mayores autoridades del partido republicano norteamericano, ha dicho que si el mundo pudiera decidirse a una seria reducción de los armamentos, los Estados U n i dos podrían a su vez pensar en una reducción de las deudas de guerra, pero que, en caso contrario, no puede esperarse que tal cuestión no sea n i siquiera examinada. Washington 22, 6 tarde. E n los Círculos oficiales, estudiando l a actual situación en la Conferencia de Ginebi se dice q u e s i dicha Conferencia no consigue terminar con éxito, Europa debe abandonar toda esperanza de que los Estados Unidos consientan en la supresión, sino siquiera en una reducción d ¿las deudas de guerra, cuestión qué los Estados Unidos no pueden examinar de mac e r a favorable. La propuesta de Hóover, comentada con pasión Londres 22, 10 noche. Telegrafían de Washington a la agencia Reuter que las proposiciones formuladas por el Sr. Hoover están siendo objeto de apasionados, comentarios. Él senador Sr. K i n g hablando en el mismo sentido, ha manifestado que, a su juicio, el proyecto no es tan favorable como el sometido por el- Sr. Grandi. SEGUNDcTcONGRESO DE LAS INDUSTRIAS DE LA PINTURA Madrid 22. Ante él éxito que constituyó el primer Congreso Nacional de las Industrias de la Pintura y afines, se preparó otro, que, como el anterior, se celebrará en B a r celona, del 4 al 10 de julio, en el Palacio de las Artes Gráficas. Como anexos, habrá una Exposición jtaternaejonal de primeras rancia preconiza la internaciona- lización de la Aviación civil Ginebra 22, 6 tarde. E n la reunión celebrada por l a comisión aérea de la Conferencia del Desarme, el delegado francés, señor D e Jouvenel, ha tratado de la intersflacionalizacióa de la aviación civil de transporte.
 // Cambio Nodo4-Sevilla