Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 24 D E J U N I O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 31 H a causado en los Estados Unidos gran satisfacción l a cordial aceptación de la proposición hecha por el presidente de los E s tados Unidos, señor Hoover, por parte del Gobierno italiano. La inmediata y elocuente contestación del ministro de Negocios Extranjeros italiano, señor Grandi, a dicha proposición tendrá una gran influencia en l a opinión pública mundial. LAS GRANDES CONFERENCIAS INTERNACIONALES F r a n c i a subordina el desarme a la seguridad. E l p r o y e c t o podrá s u frir modificaciones. A l e m a n i a aplaude la iniciativa de H o o v e r Herbert Hoover podrá tener por ideal el saneamiento de la situación económica mundial, mediante la reducción de los gastos militares, pero tampoco ptfede olvidar que es el. preside. nte de los Estados Unidos, y que. el partido más numeroso ha presentado én su candidatura para la. reelección aun Coudenhovc- Kalergi, puede olvidar su nacionalidad y ser un europeo, pero Hoover ha de ser, ante todo norteamericano. Y se comprende que un norteamericano mire de modo diferente el problema de seguridad que un francés, puesto que los Estados Unidos no tienen vecinos poderosos, mientras que Fran cia los tiene, y, al decir Francia, podríamos sustiuirla por varias otras potencias europeas que se encuentran en la misma desventajosa situación geográfica. Además, los Estados Unidos tienen un programa naval, y el proyecto presentado por Hoover prevé ya, que con la reducción de las fuersas navales se conserve la paridad con Inglaterra y la considerable superioridad sobre la armada japonesa. Sin embargo, a pesar de estos detalles inevitables (los hombres no pueden hacer sino labor humana) la propuesta, de Hoover Jta resultado útil para dar ún latigazo a la Conferencia del Desarme, que estaba perdiéndose en discusiones académicas y en detalles de escasa importancia, olvidándose casi de su principal tarea. En cuanto a la Conferencia de las Reparaciones, adelanta bastante bien. Francia ha obtenido satisfacción, en el terreno jurídico; por ahora, y durante varios años, Alemania no pagará nada, pero no podrá declarar que jamás reanudarla el pago de las reparaciones. Ha sido proclamado solemnemente que un país no podía romper de un modo unilateral sus compromisos internacionales, ni por consiguiente, repudiar sus deudas. Claro está que esto no sólo se refiere a Alemania, sino también a los países europeos deudores de los Estados Unidos. En cuanto a los pagos entre Gobiernos curo peos, la moratoria Hoover ha sido prolongada indefinidamente, y se puede, esperar que los Estados Unidos también se den cuenta (a pesar del enorme déficit de su presupuesto) de la imposibilidad material y moral de cobrar. por ahora, sus créditos. Ambas naciones podrían tener, en efecto, 250.000 toneladas, mientras que el Japón sólo dispondría de 150.000. Para llegar a este resultado, los Estados Unidos tendrían que proceder al desmantelamiento de los buquss recién construidos o en curso de ejecución, que son cinco, que desplazan 10; 400 toneladas de submarinos, 35.050 toneladas de destructores y 165.910 toneladas de ligeros y, en cambio, exigiría la construcción ds 33.500 toneladas de. cruceros y 9.950 toneladas de portaaviones. L a Gran Bretaña tendría que desmantelar 123.650 toneladas de grandes buques y 14.100. de portaaviones. Por su parte, el Japón tendría que des- armar: 88.400 toneladas de grandes navios, 77- 797 de cruceros, 8.120 de portaaviones, 40.894 de destructores y 45- 642 de submarinos. T o k i o 23, 9 noche. Las autoridades navales ponen de relieve que el Japón estaría dispuesto a apoyar la proposición del señor Hoover, en cuanto se refiere a la abolición de la guerra química, bombardeos aéreos y reducción de los portaaviones, pero anticipa que se opondría, resuelta y categóricamente, a las reducciones radicales de los grandes navios y acorazados. Las autoridades militares, por su parte, consideran la proposición casi tan impracticable como la que hicieron los soviets para la abolición de los armamentos. E n general no estiman muy sinceras las bases del Sr. Hoover, porque consideran que más bien parecen estar hechas con vistas a la política interior y a su reelección como presidente, que a lá eficacia que realmente puedan tener. Objeciones en el Japón Londre 23, 5 tarde. Comunican de T o kio que en los círculos oficiales d- e aquella cajital se estima que Jas proposiciones del señor Hoover son demasiado draconianas para poder ser aceptadas inmediatamente por el Gobierno japonés. Sin embargo, se añade, que merecen ser examinadas con gran atención, y se da a entender que la actitud del Japón depende, en mucho, de la que puedan adoptar los soviets. A p o y o del partido laborista inglés Londres 23 6 tarde. E l Comité ejecutivo, del partido laborista, después de examinar la proposición del señor Hoover, ha votado una declaración en l a cual se dice que viniendo ese proyecto de una de las naciones máár formidablemente armada, constituye un primer paso eficaz hacia el desarme total, y expresa la esperanza de que se intentará todo lo posible para conseguir la adopción inmediata del plan Hoover, considerándolo como una base adecuada. E l p r o y e c t o podrá sufrir m o d i f i caciones Washington 23, 6 tarde. E n los Círculos oficiales se insiste sobre el hecho da que el proyecto Hoover 110 es una proposición que haya de ser adoptada o rechazada, sino que en su espíritu deja, por el contrario, la puerta abierta a discusiones posteriores. Se espera incluso que el plan primitivo sea modificado, bien con restricciones o con adiciones. E n l o que concierne al mejor procedimiento se cree que puede ser confiado el plan al estudio de diferentes comisiones. F r a n c i a subordina el desarme a la seguridad París 23, 10 noche. Le Temps, ocupándose de las proposiciones, del Sr. Hoover, dice que la verdadera respuesta a la iniciativa americana fué dada en Ginebra por e l Sr. Paúl Boncour, recordando que l a reducción de armamentos debe, en todo caso, estar subordinada -a la seguridad obtenida. E l problema de- la seguridad- -añade- -domina todo el problema de la organización de la paz, Invocar el pacto, BriancHCcllog, está muy bien; pero, al mismo tiempo, es necesario ir hasta el fin perseguido y precisar, principalmente, la solidaridáa que el mismo crea entre los pueblos de buena fe, completando el pacto con sanciones para cualquiera que lo infrinja deliberadamente. A l e m a n i a aplaude la iniciativa d e Hoover Berlín 23, 9 noche. L a delegación alemana en l a Conferencia de Lausana ha acogido con vivo aplauso la iniciativa del presidente Hoover, a la que considera como una medida resuelta que se inspira en una amplísima visión. Aunque se opina que las exigencias americanas no tienen íntegramente cuenta de las necesidades sobre las cuales Alemania h a insistido hasta ahora, y continuará insistiendo en lo referente al problema del desarme, se cree, sin embargo, que puede esperarse que la Conferencia misma- -aunque las discusiones de ayer se resintieran de cierta sorpresa y no permitieran darse cuenta clara del asunto- -hará suyos los fines perseguidos por América y los rebasará aún en ciertos aspectos. E n todo caso la impresión que prevalece es que l a proposición americana es susceptible de orientarse de nuevo hacia fines principales de discusión de este importante problema, que por poco se pierde diseminado en discusiones de detalles. H o o v e r ha elaborado p o r propia iniciativa la propuesta Washington 23, 7 tarde. Se dice en los círculos políticos que fué el mismo presidente Hoover el que ha elaborado por propia iniciativa el plan de desarme que fué propuesto ayer por la delegación estadounidense en Ginebra. E l Sr. Gibson ha telegrafiado al Sr. Stimson, declarando que la propuesta suscitó v i va emoción entre las delegaciones de las demás potencias, pero que la reacción operada es mucho más favorable de lo que se esperaba. E l discurso de G r a n d i favorablemente acogido en Norteamérica Roma 23, 5 tarde. E l secretario de Estado norteamericano, señor Stimson, ha hecho al corresponsal de la agencia Stefani, en W a s hington, las declaraciones siguientes: J A R D Í N D E A R A N J U E Z -E s t e bellísimo cuadro, del insigne artista Santiago Rusiñol, aparece reproducido a todo color, en tamaño de doble plana, como láminas que acompaña al próximo número de B L A N C O Y N E G R O L a propuesta y las fuerzas n a vales Washington 23, 10 noche. Estudiando las proposiciones de Hoover, se ve que, caso de aprobarse la efectividad práctica sobre las reducciones navales, sería para los Es tados Unidos la paridad de cruceros, con Gran Bretaña. 4 L u t h e r a Lausana Berlín. 23, 5 tarde. E l presidente del Banco del Reich Sr. Luther, ha salido hoy. con dirección a Lausana,