Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS QUE HACEN PATRIA UNA ADMIRABLE OBRA PEDAGÓGICA I l e c t o r viajando por imprevisto azar al través de los inhóspitos riscos de Las H u r d e s por el casi leg e n d a r i o- -y désclichadoT- -valle de las Batuecas, o por cualquier otra comarca abandonada, desolada y triste de nuestra miserable tierra adentro Unas horas dé forzoso alto en el camino en no importa cuál aldehuela. Gentes s e n c i l l a s i n cultas, desgraciadas en su abandono, en su atraso de siglos... Entre ellas das, por ventura, con el señor maestro. Departiendo con él, acaso encuentras cierta grata sensación sedante, como de liberación cíe la atroz pesadilla de hallarte entre seres a l margen de tu mundo, de tu época, de tu siglo, de tu ambiente social de relación humana y cotidiana; seres que no te parecen tal vez tus semejantes. ¡Es infinitamente más disóciadora y abismal la distancia en el iiempp- es decir, en cuanto a época, civilización y progreso- -que en cuanto al espacio. T u antipoda, civilizado, siempre estará más cerca re ti qué u n salvaje, que fuese tu vecino. D e COLECCIÓN D E FRASCOS D E CRISTAL C O N P E C E S Y partías, decíamos, con el señor DE MOLUSCOS maestro, hallando un lenitivo a la atroz pesadumbre de aquel ambiente mísero, triste y desolador. Se gana das, de ese mundo fantástico, misterioso, ta voluntad y te dejas llevar por su inte- evocador dé sueños de infinito, que son. las rés- -amor profesional- -de que. veas su esestrellas de níar, los moluscos, los crustácuelita... ceos, los espongiarios, las algas marinas; Y entras- -supóntelo- -en el paupérrimo locoloreadas, brillantes, decorativas materias como gemas irisadas, como joyas de legencal, templo de humildísima Minerva. ¿N o te darias princesas de cuento de hadas? ¡O h quedarías perplejo si encontraras allí, al sí! T u sorpresa sería gratísima. lado del... -iba a decir, por lógica razón pedagógica, al lado del crucifijo; pero, ¡a y! Pensarías. ¿Cómo ha volcado el m a r- -i n no lo diré... al lado del mapa, del abecefinitud, misterio, poesía- -sus tesoros aquí a dario y del encerado, bellísimas e. interesancentenares de kilómetros de sus orillas, en tes colecciones, escrupulosamente clasificala sórdida escuélita de esta aldea ignota, eriMAGINATE, tre riscos y peñascales, sin medios de comunicación, sin vías férreas, sin caminos? ¿H a sido el E s t a d o provisor, tutelar? ¿Quién h a sido? Fuera el Estado y ello sería y a gran maravilla para t i ilusorio viajero por estos riscos i n accesibles (por e s t a s abruptas serranías de t u patria. Pero aun vas a asombrarte más cuando te diga quién h a sido el donante providente de tales fantasmagóricos prodigios para los ojos alucinados de los pobrecitos niños de tierra adentro. ¿Quieres saberlo? Pues... han sido ¡otros niños! escolares beneméritos de otra escuela nacional. Lee y entérate. Allá por el año 1906 tomó posesión de la escuela de V i n a r o z un maestro nacional joven, lleno de espíritu pedagógico, de fe y de amor a su profesión. Quiero saber su nombre y me contesta: (No haga usted resaltar, se lo ruego, cuanto se refiera a mi persena. Toda esta labor la he realizado en el cumplimiento de un deber profesional. N o soy partiCONCHAS dario de exhibiciones. Preferible es que divulgue usted el entusiasmo ejemplar con que estos ñiños realizan una labor social, que estimo beneficiosa a los altos fines de la cultura patria... -Hablemos, pues, de stís chicos de la escuela -A fin de dar carácter práctico a la enseñanza, me propuse fundar, en 1919, un. pequeño museo de H i s t o r i a Natural, aprovechando la riqueza de la fauna marina de esta costa, completándola con minerales, fósiles, etc. Preparados los niños al efecto, como auxil ares poderosos de la obra soñada, dimos principio a los trabajos de reco; TRABAJOS MANUALES EN D E U N CURSO. TRABAJOS D E MARQUETERÍA TRABAJOS E N C O R C H O R E P R E S E N T A N D O L A EVOLUCIÓN D E L A M A R I NA E N LAS E D A D E S ANTIGUA, MEDIA, AIODERNA Y CONTEMPORÁNEA MADERA Y LAMINAS D E DIBUJO